Terapia Pareja Barcelona

Xavier Conesa Lapena – Carme Serrat Bretcha
C/ Gaietà Vinzia, 11-13
MOLLET DEL VALLES

C/ Santa Anna, 26
BARCELONA

 C/ Diagonal (cantonada) Passeig de Gràcia
BARCELONA

Tel 93 570 71 54 (petición de visita)
conesa_psicologo@yahoo.es
Xavier Conesa Lapena
fotopsicologescacspetit
(Montcada i Reixac, 1956) és un psicòleg i sexòleg català. El 1990 fundà el Centre de Psicologia Aplicada a Mollet del Vallès entitat dedicada als tractaments psicològics en adults,adolescents i nens. Compatibilitzà aquestes tasques amb les teràpies de parella i disfuncions sexuals masculines i femenínes, establint col.laboracions amb institucions dedicades a la salut mental,especialment de la comarca del Vallès. Posteriorment, posa en funcionament l’Institut Superior d’Estudis Sexològics (I.S.E.S.) a Barcelona, dedicat a la docència de la sexologia: postgraus, masters i cursos específics reconeguts d’Interès Sanitari pel Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya. L’Institut manté conveni de col.laboració amb la Universitat de BarcelonaUniversitat de Girona,Universitat Ramon Llull i Universitat Oberta de Catalunya i
Centre d’Estudis Universitaris de California, Illinois
Tutor de pràctiques externes de la Facultat de Psicologia (UB) de la Universitat de Barcelona des de l’any 1.999
L’any 1997 es va especialitzar en els tractaments específics per a la depressió a través de la luminoteràpia, essent un dels capdavanters en la investigació i implantació d’aquesta teràpia a nivell estatal. Informacions al respecte publicada al periòdic El Mundo, articles periodístics a Consumer i al periòdic Público.
Ha estat també coordinador del Grup de Treball de Sexologia del Col.legi Oficial de Psicòlegs de Catalunya.
Al llarg de tots aquests anys, ha establert col.laboracions en mitjans escrits, ràdio i televisió.Enllaços externs
Pàgina Oficial de Xavier Conesa Lapena
Acta Constitucional de l’Institut Superior d’estudis Sexològics I.S.E.S.
Col.laboració Docent del Practicum de Psicologia de la Universitat de Barcelona
Col.laboració Docent amb la Universitat de Girona
Col.laboració en tasques de formació amb la Universitat Ramon LlullAcord de Col.laboració amb la Universitat Oberta de Catalunya U.O.C.Conveni de Col.laboració Acadèmica amb Centre d’Estudis Universitaris de California, Illinois
Reconeixement de l’Ajuntament de Mollet del Centre de Psicologia Aplicada
Referències sobre la investigació en Luminoteràpia al periòdic “El Mundo”. Any 2.005
Investigacions sobre Luminoteràpia, Referències al periòdic “Público”. Any 2.007
Coordinador del Grup de Treball de Sexologia del Col.legi Oficial de Psicòlegs de Catalunya
Miembro de la Federacion Española de Especialistas en Sexologia

Publicacions

Carme Serrat Bretcha
carmepsicologape
Licenciada en Psicologia Colegiada nº 3.086 Adultos e Infantil (Universidad de Barcelona)
Diplomatura de Postgrado en Logopedia (Universidad Autonoma de Barcelona)
Certificación para el tratamiento de la Fundación Catalana del Sindrome de Down.
Diagnostico y Terapia Infantil (Instituto Medico del Desarrollo Infantil)
Tutora de practicas Universidad de Barcelona y Universidad Ramon Llull
Terapeuta Sexual i Familiar
Coordinadora de l’Institut Suparior d’Estudis Sexològics I.S.E.S.
Professora d’Integració Social i Atenció Soció Sanitària
Professora de Comunicació alternativa, Atenció a persones amb dependencia,
Assessora Psicològica d’escoles bressol.
Assessorament a pares
Tutora de Pràctiques Universitat Oberta de Catalunya
Conferenciant de temes relacionats amb la psicologia infantil.
TRACTAMENTS

TRACTAMENTS DE LA PERSONALITAT

Tractament de la Depressió (VIDEO)

http://www.curar-depresion.com (TOT SOBRE DEPRESSIÓ)

Sexólogos en Barcelona

Centre de Teràpia de Parella 

                                           PROBLEMES EN LA COMUNICACIÓ, 
    L'AFECTIVITAT Y  LA   SEXUALITAT

                       TRATAMIENTOS  EN BARCELONA Y CATALUNYA 

         PROBLEMES EN LA COMUNICACIÓ, L'AFECTIVITAT Y  LA SEXUALITAT

 Institut Superior d'Estudis Sexològics I.S.E.S.



     

en -                 CENTRE TERAPIA DE PARELLA

                                 SEXOLÒGIC CONESA – SERRAT .                                              Terapia de Pareja
                     INSTITUT SUPERIOR D’ESTUDIS SEXOLÒGICS
                                           Disfunción Erectil
                             CONTACTAR CON NOSOTROS:                                                                Falta de Erección
                              Xavier Conesa Lapena (Col. nº 4.977)                                            Eyaculación Precoz
                              Carme Serrat Bretcha (Col. nº 3.866)                                            Impotencia Sexual
                                     
Tel: 93 570 71 54                                                               Falta de Deseo Sexual
                                conesa_psicologo@yahoo.es                                                              Adicción al sexo

                                                                                                                                         Consejero Matrimonial

                                                                                                             Dificultades para alcanzar el orgasmo

                     

Xavier Conesa Lapena

·         Colegiado número 4.977 Psicologo-Sexologo

·         Psicólogo Clínico. Universidad de Barcelona 1980

·         Miembro Numerario de la Academia de Ciencias Medicas de Catalunya y Baleares

·         Miembro Numerario de las Secciones de Sexologia y Salud Mental (ACMCB)

·         Psicoterapeuta Humanista. Universidad Pontifia Comillas. Instituto de Ciencias Sanitarias y de la Educación 1.987

·         Psicodramatista. Ayuntamiento de Barcelona. Area de educación (Escola Municipal d'Expressió i Psicomotricitat) 1.988

·         Eutonia. Técnicas de relajación. Ayuntamiento de Barcelona. Area de educación 1.989

·         Terapeuta grupal. Ayuntamiento de Barcelona (Escola Municipal d'Expressió i Psicomotricitat) 1.990

·         Sexologia. Terapia de pareja. Institut Català de Psicologia (Col·legi Oficial de Psicòlegs de Catalunya) 1.994

·         Terapeuta Cognitivo-Conductual. ISEP. (Institut Superior d'Estudis Psicològics) 1.995

·         Curso de Psicofarmacologia para Psicólogos. Col·legi Oficial de Psicòlegs de Catalunya 1.999

·         Tutor de Practicas de Psicologia. Facultat de Psicologia. Universidad Ramon Llull. Desde 1.997

·         Tutor de Practicas de Psicologia. Facultat de Psicologia Universidad de Barcelona. Desde 1.998

·         Coordinador del Grup de Treaball de Sexualitat del COPC

  

    Director del Instituto Superior de Estudios Sexologicos ISES

 

Carme Serrat Bretcha

·         Licenciada en Psicologia Colegiada número 3.086 Adultos e Infantil (Universidad de Barcelona)

·         Diplomatura de Postgrado en Logopedia (Universidad Autonoma de Barcelona)

·         Certificación para el tratamiento de la Fundación Catalana del Sindrome de Down.

·         Diagnostico y Terapia Infantil (Instituto Medico del Desarrollo Infantil)

·         Tutora de practicas Universidad de Barcelona y Universidad Ramon Llull

·         Terapeuta Sexual i Familiar

·         Coordinadora de l’Institut Suparior d’Estudis Sexològics I.S.E.S.

·         Professora d’Integració Social i Atenció Soció Sanitària

1.     Definición, causas y efectos de la disfunción orgásmica

 

2.     Entrevista de un caso real de anorgasmia

 

3.     Diagnóstico

 

4.     Análisis del caso

 

4.     Diseño de una estrategia de intervención terapéutica adecuada

 

5.     Bibliografía

 .............................................................

0.     Introducción

 

La elección de la temática de la tesis no fue fácil. Sencillamente porque todos los temas tratados han sido interesantes y útiles a su vez. Ninguno, pues, merecía el descarte a priori. Sin embargo, con los ejercicios en mano, descubrí que aquellos en los que había disfrutado más era en los que se explicaban y analizaban disfunciones sexuales concretas. Probablemente, por la asociación personal que hago con el ejercicio del sexoterapeuta.

 

De este modo, estuve barajando unos pocos temas antes de llegar a la conclusión final. Me sorprendió de nuevo la exposición de Helen S. Kaplan al hablar de la dificultad que tienen muchas mujeres en expresar su problema con el orgasmo femenino. Me pareció, como tantas otras cosas, ancestral que en la actualidad nos reprimamos por un problema equiparable al que puede poseer cualquier hombre. Fue por ese motivo, por la necesidad que tengo como mujer de acompañar a otras en el recorrido hacia la satisfacción personal y sexual, que decidí definitivamente escojer la Disfunción Orgásmica como trabajo final.

 

Los objetivos que persigo con este trabajo son, en un primer momento, altamente ambiciosos. Pretendo aplicar los máximos conceptos aprendidos durante la realización del máster. Por ello, consideré una buena iniciativa, después de situar al lector en el marco teórico de la disfunción tratada, entrevistar a una mujer con disfunción orgásmica y analizar su caso, en la medida de lo posible, llegando a ofrecerle una guía para la solución de su problema. De esta manera, intento aplicar los conocimientos teóricos y prácticos que me han aportado los ejercicios y los manuales estudiados.

 

Afirmo que es un proyecto ambicioso porque soy consciente de las limitaciones que puede tener una persona con formación de periodista y un pequeño chapuzón en el mundo de la sexología. Me gustaría escribir sin dudar que no he tenido ninguna dificultad para la elaboración del mismo. No obstante, la nula experiencia con un paciente me ha llevado a alargar la entrevista más de lo previsto, y esto puede haber resultado negativo para la paciente. Sin embargo, en el trabajo está puesto todo mi entusiasmo y atención para que las palabras cobren un cierto sentido y tengan valor suficiente para ser aplicadas por la paciente cuando ella lo considere.

 

Obviamente, estas páginas no estarían escritas sin la asesoría de los tutores del máster Xavier Conesa y Gemma Vallecillo, a los cuales quiero expresar mi gratitud por todas sus respuestas y ánimos, que no han sido pocos. Y, por supuesto, le agradezco a Mireia, mi primera “paciente”, su paciencia, entrega y disponibilidad durante las varias sesiones de entrevista a las que ha sido sometida. Ha sido un verdadero placer y le dedico, con toda mi ilusión, mi último trabajo en este máster.

 

Pasen, y vean.

 

1.     Definición, causas y efectos de la disfunción orgásmica

 

La incapacidad de lograr el orgasmo femenino en el coito es, sin duda, la petición por excelencia de las mujeres en las consultas sexoterapéuticas. La definición de disfunción orgásmica es un tema que genera mucha controversia pues aún no se han llegado a establecer los límites de la respuesta orgásmica femenina. Sin embargo, existen diversos aspectos que deberían subrayarse antes de diagnosticar la anorgasmia de una mujer.

 

Ante todo, cabe distinguir entre dos tipos de anorgasmia: la primaria o general y la secundaria o situacional. En el primer caso, las mujeres padecedoras de la disfunción nunca han experimentado un orgasmo. Ni en compañía ni a través de la autoestimulación. Acostumbran a ser mujeres con una educación sexual pobre en información y rica en mitos. Por ello, no se han atrevido a experimentar con su cuerpo, asociando ese hecho a algo moralmente negativo y/o poco natural. En el segundo de los casos, la mujer ha sido capaz de experimentar un orgasmo a solas pero tiene serias dificultades para experimentar el mismo en pareja. Goza de sensaciones eróticas y presenta una buena reacción vasocongestiva pero presenta un bloqueo que le provoca una dificultad variable para alcanzar el orgasmo.

 

Quizás en un pasado no muy lejano ambos casos hubieran sido tratados como si de uno mismo se tratara. Sin embargo, disponiendo en la actualidad de estos matices, y a pesar de los aspectos en común que presentan, sabemos que deben ser tratados con procedimientos diferentes -al ser producto de diferentes problemas subyacentes-.

 

Existe una convicción clínica de que el orgasmo femenino se sitúa en una curva con forma de campana. En un extremo, encontramos a las mujeres que jamás han conocido el estímulo orgásmico; en el otro, aquellas que sí lo han experimentado através del coito y que sólo necesitan una breve estimulación clitoriana. A las primeras, les siguen aquellas que han experimentado el orgasmo a través de la autoestimulación a solas, sin que un compañero les acompañara. Posteriormente, se encuentran aquellas que han podido tener un orgasmo con un compañero pero sólo a través de la estimulación del clítoris. Las penúltimas son las que pertenecen al grupo de mujeres que son capaces de experimentar un orgasmo a través del coito pero sólo con una larga estimulación previa.

 

Tomando esto, nadie tiene dudas de que las primeras de la curva presentan una disfunción, y que las últimas no. El problema recae en distinguir si las que están en la zona central de la curva son o no anorgásmicas.  Es decir, las que poseen un umbral orgásmico más variable. Como es de suponer, existen distintas versiones sobre el tema, y de ahí que afirmara en la primera frase de este apartado que es un tema realmente controvertido. De hecho, los resultados obtenidos hasta el momento no son suficientes como para determinar si una mujer que tiene un orgasmo con su pareja es anorgásmica o no.

 

Sin embargo, y posicionándome a favor de Helen S. Kaplan, consideraré para la realización de esta tesis que aquellas mujeres que sean capaces de conseguir un orgasmo con su pareja, sea del modo que sea, no padecen una disfunción tan agravada como aquellas que no lo consiguen con sus parejas. Justificaré mi posicionamiento con dos párrafos literales extraidos del Manual ilustrado de terapia sexual, de la misma autora (pág.111):

 

“[...] Esto no es extraño si se consideran en forma realista la anatomía y la fisiología femeninas. La evidencia clínica y experimental indica que el orgasmo de las mujeres es un reflejo, cuya expresión motora son las contracciones de los músculos que rodean la vagina pero que se pone en marcha a través del estímulo sensorial entorno a la región del clítoris. Desde un punto de vista mecánico, el coito es en realidad una forma bastante indirecta y deficiente de estimular la región del clítoris”.

 

“[...] mecánicamente, el estímulo del clítoris durante la relación sexual se limita a la tracción del capuchón del clítoris producida por el movimiento del pene, y alguna presión en la sínfisis pubiana del hombre en la región vecina, en algunas posiciones. Esto no constituye un estímulo tan poderoso como la manipulación directa del clítoris”.

 

Obviamente, las mujeres que son capaces de tener un orgasmo con su pareja a través de la estimulación necesitan, fisiológicamente hablando, un estímulo del clítoris más intenso que el que produce la penetración. Sin embargo, me gustaría remarcar que, como Kaplan, considero padecedoras de la disfunción a todas aquellas mujeres con el umbral orgásmico alto -es decir, todas aquellas que no son capaces de tener un orgasmo a través del coito-, pues problemente sea alto debido a su inhibición. Por ello, deberían beneficiarse de una terapia sexual que las guiara y enseñara a conocer las tecnicas para llegar a un orgasmo a través del coito, pues como bien indica Kaplan en el mismo libro:

 

“Es más gratificante para la mayoría de las personas de uno y otro sexo hacer el amor con un cónyuge que responde, que estimula activamente y busca estímulo, que inicia tiernamente la relación sexual y que expresa su goce”.

 

Causas y efectos de la anorgasmia

 

La fisiología del orgasmo es bastante compleja, de forma que cualquier alteración orgánica o funcional, que interfiera con alguno de los múltiples mecanismos implicados, puede ocasionar la inhibición de la respuesta. No obstante, parece que sólo en el 5% de las anorgasmias aparecen factores de carácter orgánico. El resto se debe a causas psicológicas. Entre las causas orgánicas más frecuentes que señalan Lucas Matheu y Cabello Santamaría, en Introducción a la sexología clínica se encuentran:

-Alteraciones neurológicas

-Alteraciones metabólicas y endocrinológicas

-Drogas y fármacos

-Enfermedades crónicas

 

Además de ello, parece lógico que las diferencias educativas en el proceso de desarrollo psicosexual, tengan que ver con la incapacidad de muchas mujeres para alcanzr el orgasmo. Llamamos factores predisponentes a:

-Educación sexual inadecuada

-Actitudes sexuales negativas

-Baja autoestima

-Estilo de apego ansioso ambivalente

-Baja asertividad

-Escasa intimidad y comunicación de pareja

-Expectativas desmedidas hacia la sexualidad

 

Los factores de mantenimiento, serían los diferentes tipos de ansiedades que una mujer puede experimentar en relación a los desórdenes orgásmicos. Debemos saber que en muchas ocasiones, la ansiedad es provocada por la excesiva información -y en algunos casos mitos- que existe sobre el tema. Esto hace que la mujer perciba la anorgasmia como una gran carencia en su vida y empiece a sentirse mal. Los tipos de ansiedad más habituales serían:

-Ansiedad situacional asociada al miedo a la intimidad interpersonal.

-Ansiedad crónica asociada a altos niveles de estrés acumulados.

-Ansiedad secundaria de la aprensión al fracaso sexual "Performance Anxiety" (más típica en los hombres).

-Ansiedad provocada por conflicto moral (más típica en las mujeres)

 

A raíz de esto, la mujer puede empezar a evitar las relaciones sexuales, sintiéndose, en algunos casos, falta de deseo sexual, presionada por su pareja para la ejecución sexual o con un sentimiento de inferioridad que la supera. Las excusas gobernarán distanciándola, cada vez más, de la solución a su problema. No es de extrañar que la pareja se resienta y las tensiones y discusiones vayan in crescendo. De hecho, se trata de un circulo que no cesa: la insatisfacción de la mujer lleva a la falta de deseo que lleva a su vez a un malestar con su pareja.

La falta de comunicación por parte de la mujer anorgásmica y/o la falta de comprensión por parte de su pareja pueden resentir mucho y concluir en una ruptura conyugal. Para evitar dicha situación, la mujer deberá afrontar su problema acudiendo a un terapeuta que la guíe en el recorrido de la superación. El hombre, por su parte, debería mantenerse a su lado y mostrar todo el apoyo posible. Al fin y al cabo, es un problema de ambos.

2.     Entrevista de un caso real de anorgasmia

Tipo de Entrevista: Estructurada (“Se trata de realizar una evaluación estandarizada de la psicopatología del paciente”).

Con esta entrevista pretendo recabar los máximos datos posibles de la paciente para poder elaborar un diagnóstico acertado y aconsejar una terapia adecuada -sin embargo, durante la entrevista aplicaré la interpretación propia de un terapeuta sexual analizando el lenguaje no verbal y sentimientos de la paciente-. Recabo información de las distintas áreas relacionadas con la disfunción sexual como los datos de la historia sexual, la situación actual de la paciente y su estado psicológico.

En el primer apartado de la entrevista exploro los hechos vitales relevantes de la paciente que pueden guardar alguna relación con las dificultades actuales, actuando como factores predisponentes o precipitantes. En este caso, se evalúa la existencia de acontecimientos traumáticos. En los siguientes apartados me adentro más en preguntas que me ayudarán a resolver el diagnóstico y el posible tratamiento. La identificación de los problemas sexuales de la paciente y los posibles factores de mantenedores se lleva a cabo recabando información de la situación actual. Por ello, en la entrevista se le pide detalladamente que describa algunas situaciones tales como sus relaciones más recientes, los problemas que presentan, qué factores provocan que el problema se agrave o se atenúe, etc. También se examina la existencia de experiencias actuales estresantes o posiblemente traumáticas.

Durante todas las sesiones utilizo un tono comunicativo pero distante, ya que la paciente es, también, conocida. El clima que se establece facilita la comunicación y se realizan 5 sesiones de unos 30/40 minutos cada una para no abordar toda la información de golpe -y para ir generando una confianza en la explicación de sus circunstancias-. Como se puede observar en la entrevista, y siguiendo las recomendaciones de María José Carrasco en Disfunciones sexuales femeninas, las preguntas son más abiertas en las primeras sesiones para poder tener una visión más general sobre la paciente; posteriormente van ahondando en la situación más íntima y específica de la paciente y se convierten en preguntas más concretas.

DATOS PACIENTE *

 

Nombre

Mireia

Profesión

Estudiante postuniversitaria

Edad

22

Estado civil

Soltera (sin pareja)

Familia a su cargo

No

* Recojo los datos que la paciente considera básicos e insuficientes para su reconocimiento

 

 

 

 

 

-Buenas tardes, ¿cómo se encuentra?

-Hola, bé... molt bé

 

-Perfecto. ¿Por qué motivo ha decido usted acudir aquí?

-Perquè no disfruto de les meves relacions sexuals amb parella com voldria

 

Áreas significativas de la historia sexual

 

-¿Padece usted algún problema de salud?

No, cap

 

-¿Fuma o bebe? ¿Toma drogas?

Fumo ocasionalment, quan bec alchool, sol ser un o dos cops al mes. I no consumeixo drogues.

 

-¿Ha vivido algún episodio traumático recientemente? (muerte de un familiar,cuestiones familiares, etc.)

Fa un any va morir el meu avi matern.

Al desembre passat es van separar els meus pares i al febrer vaig deixar una relació amb el meu ex de quasi 3 anys...

 

-¿Qué episodio considera más traumático?

 Al seu moment tots tres, pero ara els tinc tots superats.

Potser el que em va costar més va ser deixar la relació amb el meu ex. Vaig tenir sort que va marxar d'erasmus i em va servir per ajudar-me a acceptar-ho

 

-¿Ha sufrido un periodo de estrés durante un periodo considerable? ¿Le ha afectado?

No considero haver tingut cap període d'estrés.

 

AMBIENTE FAMILIAR

-¿Cómo definiría su infancia?

Feliç

 

-¿Existe algún capítulo de su infancia que desearía borrar?

No, cap

 

-Hábleme de su familia. ¿Qué relación tiene con su padre, por ejemplo?

Amb el meu pare es amb el que hi tinc menys relació.

Des de que va marxar de casa, ja quasi no parlem. Només fem un sopar amb ell i els meus germans un cop cada 2 o 3 mesos...

Abans, quan vivia a casa amb nosaltres, no ens prestava molta atenció, mai ens preguntava què tal anaven les coses ni res. Molt diferent de la meva mare.

 

-¿Y con su madre?

Amb la meva mare perfecte.

Sempre ens hem entés molt bé i ara que s'ha divorciat, encara més. Es molt més comprensiva amb tots els fills i es respira molt bon rollo a casa.

 

-Entre ellos, ¿cómo es la relación?

Dolenta. Nomes es parlen per tema de calers i fills.

 

MENSAJES SOBRE LA SEXUALIDAD/EDUCACIÓN

-¿Ha tenido una educación relativamente restrictiva? ¿Cómo la calificaría?

No, ha set totalment liberal. Sempre ens han deixat fer el que hem volgut, hem tingut totes les facilitats per fer el que voliem i mai ens ha faltat de res. Amb aquest aspecte, fins i tot ho considero que se'ns ha donat masses facilitats.

 

EXPERIENCIAS SEXUALES TEMPRANAS

-¿Y su adolescencia? ¿Cómo fue?

Bé. La meva mare m'¡explica que els meus germans i jo mai vam estar "a la edat del pavo" que sempre ens vam comportar normal i vam ser molt madurs.

Jo personalment, tampoc la tinc com una època dolenta. Sí que sempre em vaig considerar com una mica per sobre a la resta de les persones de la meva edat. Sempre m'he pensat que el fet de tenir una germana més gran va ser el que em va ajudar a madurar.

 

-¿Se considera prematura en el sexo?

No. Als 15 anys no ho considero prematur.

Tot i així, crec que la meva primera vegada podria haver set diferent si hagués set amb un altre noi. Va ser amb un noi 7 anys més gran que jo. Per ell la seva primera vegada li quedava molt enrere...

 

-¿Cómo fueron sus primeras citas? ¿Recuerda alguna en particular? ¿Cómo reaccionaba usted?

Sí, molt normals.

Jo sempre he set molt oberta amb aquests temes. Si alguna cosa no funcionava, no tenia cap problema de parlar-ne amb el noi i solucionar-ho.

Amb aquest aspecte, mai m'he callat res. Sempre m'ha agradat donar la meva opinió.

 

-¿Recuerda las primeras veces que experimentó el contacto con un chico? ¿Cómo fueron?

Ui, la veritat es que no me'n recordo gaire.

Sé que les primeres vegades, l'alcohol hi va tenir un paper important.

 

---->1ra sesión

 

EXPERIENCIAS TRAUMÁTICAS/ACONTECIMIENTOS SEXUALES ESTRESANTES/PRIMERAS EXPERIENCIAS SEXUALES EN LA ADOLESCENCIA

-¿Tenía o tiene alguna fantasía sexual recurrente?

Fantasies sexuals? Moltes. Sobretot des de que he deixat la relació amb el meu ex, me'n passen moltes pel cap... de fet, cada vegada que m'estimulo, en tinc alguna pel cap. Una de les fantasies que tinc sobint és fer l'amor amb dos tius... és una de les coses que potser mai portaria a terme, per la incomoditat dels nois, però que no em puc treure del cap.

 

-¿A qué edad calcula que comenzó a autoestimnularse? ¿Lo veía como algo natural?

Jo vaig començar a estimularme molt tard, fa potser dos anys... A la meva colla sempre els hi ha costat molt parlar del tema i això feia que hi hagués molta falta d'informació...

La veritat és que vaig descobrir-ho per mi mateixa i la primera reacció que vaig tenir va ser pensar que com podia haver estat fins llavors desconeguent el plaer.

 

-¿Recuerda algún momento de su vida, por pequeño o borroso que sea, de aversión al sexo?

No sé si dir-ho aversió al sexe o no, però el fet de patir un abort als 15 anys suposo que hi té un pes a favor. Sempre més he tingut por a que tornés a passar i fins fa poc era molt conscient de la utilització del mètode anticonceptiu. Ara no se per què, però hi ha vegades que perdo la conciència i faig el que no hauria de fer...

 

-¿Cómo reaccionó emocionalmente cuando se enteró de que estaba embarazada?¿Deseaba realmente abortar o las circunstancias se apoderaron de su decisión?

Vaig anar a comprar un predictor jo sola i vaig convidar una de les meves millors amigues del moment a venir a casa perquè em donés suport moral.

Vaig demanar que sigués ella qui mires el resultat, i em va mirar i em va dir un sí tremolós.

Em van caure les llàgrimes i vaig pensar amb com l'hi diria a la meva mare.

La meva mare va arribar en breus de treballar, i encara tenia l'amiga a casa. Li vaig dir i ella no s'ho podia creure. També li van caure les llàgrimes. Em va preguntar què volia fer. Li vaig dir avortar amb una resposta molt ferma i segura.

Ho tenia molt clar, no només per l'edat, sinò tambè per la persona de qui estava embarrassada.

Va ser ella qui va buscar la clínica i qui em va acompanyar. En aquells moments i fins dos o tres anys, va ser la única de la família en saber-ho. Ara també ho sap la meva germana.

En cap moment vaig pensar amb la parella del moment. El qual mai em va donar el suport necessàri; ni econòmicament ni emocionalment. No em va acompanyar ni a la clínica. Ell sempre em va dir que perquè no sabia com encaixar-ho... no l'hi he perdonat mai.

 

-¿Cómo le afectó emocionalmente el aborto?

Jo sempre he pensat que no m'havia afectat emocionalment l'avort. Suposo que el fet que no et deixin veure que et treuren de dins tambè hi fa molt.

Mai he considerat que vaig assassinar un fill. Considero que nomès eren cèl·lules i que no van anar més enllà.

 

-¿Y sexualmente? ¿Hubo un antes y un después?

Sexualment crec que no hi va haver cap abans ni cap després. Sí que vaig anar al ginecòleg i em va receptar els anticonceptius orals i des de llavors vaig estar molt més tranquila.

Això sí, vaig estar amb ell mig any més, però fins al cap de 8 mesos de l'avort no vaig tornar a fer l'amor amb un altre noi.

 

-¿Es posible que la escasa relación con su padre haya afectado a sus relaciones afectivas con los hombresy, por ende, causarle la disfunción? ¿Quizás el hecho de que su padre haya sido menos comprensivo ha podido causarle aversión al sexo masculino?

No crec que sigui aquest el problema. Els tius sempre mhan tractat molt bé i em sento molt estimada per ells (deixant de banda la reacció del meu primer ex).

No comparo per res les accions de relació del meu pare amb mi, amb els nois amb qui he estat. Crec que separo molt bé la relació familiar amb la sentimental.

 

RELACIONES SEXUALES ANTERIORES

-¿Tiene usted pareja estable?

- No, actualment no.

 

-¿En qué momento se encuentra usted actualmente? ¿Le gustaría tener una pareja? ¿Las anteriores relaciones que usted ha vivido, por qué cree que se han terminado?

- Actualment estic a rollos amb el meu ex i amb d'altres que vaig coneguent. Per ara no m'interessa el tema parella, perquè fa només 8 mesos que ho vaig deixar i estic disfrutant molt així com estic. Sense donar explicacions a ningú!

S'han acabat per altres raons, res a veure amb el sexe. De la última, perquè ell marxava mig any d'erasmus, no estavem passant per un bon moment i vam considerar que la distància afegida malmatria més la nostra relació.

 

-¿Las relaciones sentimentales que ha tenido han sido problemáticas?

- No sé que entendre com problemàtiques... pero suposo que no.

 

-¿Y qué entiende usted por relaciones problemáticas?

Jo per relacions problemàtiques entenc que hi hagi algun desacord per algun membre de la parella en algun aspecte de preliminars o acte sexual.

 

-Los hombres con los que ha estado, ¿la han tratado bien desde su punto de vista?

- Sí, sempre mhan tractat molt bé.

 

-¿Se siente sexualmente atraída por ellos? ¿Siente deseo sexual en el momento del acto?

- Sí que tinc desig sexual

 

-¿Cómo concibe usted el acto sexual? ¿Introduce juegos sexuales? ¿Cómo sería para usted una relación sexual normal?

- No introdueixo objectes sexuals, alguna vegada però instruments per fer massatges o cremes.

Per mi... una relació sexual normal és aquella amb que ambdues parts s'entenen bé i poden parlar obertament del tema.

 

-¿Ha tenido algún orgasmo a través del coito?

- Mai he tingut un orgasme a través del coit

 

-¿Y a través de la autoestimulación?

- Sempre a través de l'autoestimulació.

 

-¿También con estimulación provocada por su pareja?

- Amb estimulació provocada per la parella tampoc.

 

-¿Se siente tensa cuando en los momentos previos a la relación sexual?

- No, no em sento gens tensa.

 

-¿Qué pensamientos la abordan?

- Pensaments? no ho sé, els propis de moments anteriors a la relació sexual... No penso mai en l'orgasme, perquè ja tinc "assumit" que no el podré aconseguir, per tant, em deixo portar.

 

-¿Le ha causado problemas el hecho de no llegar al orgasmo a través del coito con alguna de sus parejas? ¿Cómo reaccionaban ellos? ¿Cómo se sentía usted?

- Mai m'ha causat problemes, però si molèsties, quan em fan la típica pregunta de "tu ja has arribat?" que segons qui me la fa, o menteixo o l'esquivo suaument o si hi tinc la suficient confiança, els hi dic que jo amb parella mai arribo.

 

-Debido a su disfunción, ¿considera que está perdiendo el interés en el sexo?

- No perdo per res l'interés pel sexe, sinò molt el contrari, intento arreglar el meu "problema" buscant moltes solucions. I quasi amb totes les parelles amb qui he estat, m'ajuden molt.

 

IMAGEN CORPORAL

-¿Se calificaría como una persona segura de sí misma? ¿Tiene algún complejo que le cueste revelar?

- Sí, em sento segura. No tinc cap mena de complexe.

 

--->2a sesión

 

Identificación del problema sexual (pauta de Carrasco, Llavona y Carrasco adaptada)

 

1. Identificación del problema

 

-Describa brevemente los problemas que padece en su relación sexual

No tinc problemes en les relacions sexuals. L'única cosa que em passa és que no arribo a l'orgasme.

 

-Pero usted ha acudido aquí por algo...

-Vull que les meves relacions siguin més completes.

 

-¿Entonces no lo considera un problema?

- La veritat és que no se si considerar-ho com un greu problema, ja que he estat comentant amb moltes noies i em diuen que elles tampoc arriben amb les seves parelles.

 

-Describa las dos últimas relaciones sexuales en que este problema estuvo presente.

- Les dues últimes relacions sexuals han set com totes les que he tingut. Disfruto del sexe malgrat que no arribi.

 

-¿Qué se dice a sí misma cuando ocurre el problema? (antes, mientras y después)

- Abans ja tinc clar que no hi arribare, durant també i després comprovo que no m'equivocava...

 

-¿Con qué frecuencia aparece este problema?

- Cada vegada que mantinc relacions sexuals amb parella.

 

-Describa con detalle la vez que su relación sexual fue mejor y peor por este motivo.

- No és que hi hagi una fòrmula que jo apliqui i millor-hi o no... simplement si el noi és molt insistent perquè vol que jo arribi, m'agovio i és pitjor. I per altre banda, el noi és més "egoïsta" tampoc disfruto tant. Necessito una classe de noi intermig...

-¿Ha finjido usted algún orgásmo? ¿Por qué lo ha hecho?
-Sí, quasi tots. Perquè la parella cregui que sento el mateix plaer que ell... i per motivar-lo.

 

-¿Cómo sitúa ahora su estado actual en relación a los dos episodios anteriores?

- Exactament igual que els dos episodis anteriors... no millora ni empitjora.

 

-¿Cree que usted es la causa del problema?

- Sí, totalment. Si fos amb alguns nois si i d'altres no, potser no seria jo la causa. Però em passa absolutament amb tots els nois.

-->3a sesión

 

2. Relaciones sexuales

 

-¿Cuál es la frecuencia usual de sus relaciones sexuales?

- Ara que estic sense parella és molt fluctuant... depen dels mesos, en els últims tres mesos unes 8 relacions sexuals amb coit per mes.

 

-Cuando tenía pareja, ¿eran más o menos? ¿cuál era la frecuencia usual?

- Quan tenia parella era d'unes 16 vegades al mes.

 

-¿Quién toamaba la iniciativa de las relaciones?

- Normalment jo faig el primer pas en relació a mirades, paraules... i ells son sempre els que inicien el pas més intim.

 

-¿La actividad sexual surgía de manera espontánea o estaba prefijada?

- Quan tenia parella, sorgia de manera espontània. Ara que tinc rotllos, si quedo amb ells, ja està clar que acabarem amb relació sexual... que per això són rotllos!

 

-¿Su relación sexual llevaba siempre al coito?

- Depèn de que s'entengui com a relació sexual. Si una morrejada és una relació sexual, no sempre arribo al coit. Si relació sexual equival a estimulació amb carícies, etc. Sí.
M'explico... si passo mes enllà de les morrejades, acabo amb coit.

 

-¿Se sentía usted libre de expresar a su pareja su deseo sexual?

- Sí, totalment lliure.

 

-¿Le comunicaba usted qué es lo que le provocaba un mayor placer?

- Sí, però amb llenguatge no verbal.

 

-¿Por qué medios, excluyendo el coito, ha tratado usted de dar placer a su pareja? Describa los resultados y la frecuencia.

- Amb preliminars i sempre abans del coit. No m'agrada el sexe per sexe. Sempre intento que hi hagi amor i trobo que una bona manera de mostrar-lo és amb els preliminars.

 

-¿Recurría usted al contacto físico para expresar su afecto hacia su pareja? ¿Con qué frecuencia?

- Sí, quan les coses anaven bé, sempre. Ja se sap que quan un està de males amb la parella, desapareix tota classe de carícies físiques...

 

-¿Se masturba? ¿Con qué frecuencia?

- Sí, quasi cada dia...

 

-¿Ha tenido actividades sexuales con otra persona distinta de su expareja? ¿Fueron satisfactorias?

- Sí. Igual de satisfactories que amb el meu ex.

 

-¿Cómo debería ser para usted una relación sexual satisfactoria? (frecuencia y duración) ¿Cómo debería comportarse su pareja?

- Que hi hagi alguna classe d'amor per començar... si no amor, apreci. Com he dit anteriorment no m'agrada el sexe per sexe. Si no hi ha atracció, no m'interessa mantenir una relació sexual. Pel que fa a la freqüència i duració... és depenent de moltes coses: del noi, de la situació, del moment, de les circumstàncies, etc.
No perquè duri menys ha de ser menys satisfactori i vicebersa.
La parella m'agrada que respecti i que m'apreciï. Ja no dic estimi (difícil amb rotllos de una nit... l'amor a primera vista apareix poques vegades...)

 

-¿Hacía o decía algo su anterior relación en situaciones sexuales que pudieran disminuir su deseo sexual? ¿Se lo comunicó alguna vez?

- Potser falta de preliminars. Ara que he tingut un ventall més ampli de relacions, m'he adonat que hi ha altres nois amb els qui els preliminars eren molt més acusats. I quan dic preliminars no em refereixo només en actuacions propiament sexuals sinó petons, carícies, somriures, etc.
Que afavoreixen la relació sexual que precedeix després.
Mai li vaig comunicar perquè llavors ja m'estava bé el que feiem. És ara que quan mantinc relacions sexuals amb un noi demano molt més, perquè sé el que "hi ha al mercat".

 

-¿Agrega imágenes o fantasías particulares durante el coito? Descríbalas.

- No, normalment al coit no fantasejo massa. Em centro molt en la persona amb qui estic mantinguent la relació sexual. Em dedico més a les meves fantasies a la masturbació.

 

---> 4ta sesión

 

3. Importancia del problema y objetivos del tratamiento

 

-¿Cuándo empezó a ser para usted un problema lo que le sucede?

- Quan vaig començar a saber més sobre el sexe i veure que hi havia noies que hi arribaven amb les seves parelles.

 

-¿Qué circunstancias hacen que el problema se agrave?

- En cap situació s'agreuja o no... simplement persisteix.

 

-¿Existe alguna posibilidad de que el problema disminuya?

- Suposo que la confiança fa que disminueixi, ja que hi ha més conversa amb la parella.

 

-¿Qué importancia tiene para usted este problema?

- Respecte la meva vida diària, poca. Respecte la meva vida sexual, molta.

 

-¿En una escala del 1 al 10?

- A la vida diària, un 0 perquè jo mateixa ja arribo a l'orgasme i en aquest moment no tinc parella estable.
En la meva vida sexual, un 8 potser...

 

-¿Cómo repercute este problema en los demás aspectos de su vida (familia, estudios, amigos...)?

- En relació a la família i estudis cap repercussió. Pel que fa als amics, sóc més propença a parlar del tema, ja que és un tema que em preocupa i intento saber més sobre ell i com ho viuen les altres persones.

 

-¿Comparando la parte sexual con los demás aspectos que tenía su anterior relación, cuáles eran los más satisfactorios?

- A part de les relacions sexuals? Home, els bons moments que passava amb ell, que eren quasi tots!

 

-¿Qué ha hecho hasta ahora para solucionar el problema? ¿Le ha dado algún resultado?

- Parlar-ne amb amics i mirar a la xarxa... i res, cap resultat. Només ser que quasi totes les noies amb qui he parlat del tema, tampoc hi arriben, o sigui, k no em sento extranya, que ja és molt!

 

-¿Qué espera conseguir al finalizar este tratamiento?

- Espero aconseguir la solució del meu problema! Per demanar que no quedi!

 

--->5a sesión

3.     Diagnóstico

Siguiendo los criterios diagnósticos de María José Carrasco en Disfunciones sexuales femeninas (pág. 105), estableceré un diagnóstico diferencial de la paciente.

Habiendo evaluado previamente el área psicológica -identificación de posibles trastornos psicológicos- y el área sexual -análisis de la historia sexual y del funcionamiento sexual actual de la paciente y de la misma con sus anteriores parejas- y suponiendo que  no posee ningún problema en el área orgánica (obviamente este sería el primer paso si se tratara de una terapia absolutamente real), procedo a determinar lque la paciente presenta una Disfunción orgásmica de toda la vida secundaria o situacional y debida a problemas psicológicos (descartando supuestamente, como ya he dicho, cualquier problema orgánico). La disfunción orgásmica es definida por el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos mentales (DSM -IV-TR) de la siguiente manera:

“Ausencia o retraso persistente o recurrente del orgasmo tras una fase de excitación sexual normal. Las mujeres muestran una amplia variabilidad en el tipo o intensidad de la estimulación que desencadena el orgasmo. El diagnóstico de trastorno orgásmico femenino no debe efectuarse cuando la opinión médica considera que la capacidad orgásmica de una mujer es inferior a la que correspondería por edad, experiencia sexual y estimulación sexual recibida. La alteración provoca malestar acusado o dificultad en las relaciones interpersonales. El trastorno orgásmico no se explica mejor por la presencia de otro trastorno (excepto otro trastorno sexual) y no es debido exclusivamente a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas o fármacos) o a una enfermedad médica”.

 

Para justificar el diagnóstico estableceré los siguientes criterios:

-         La paciente presenta una dificultad para alcanzar el orgasmo cuando se encuentra manteniendo una relación sexual con un hombre.

No ha experimentado orgasmo alguno ni a través de la estimulación clitorídea ni a través del coito. El mismo resultado negativo se ha producido tanto si se trataba de una pareja estable como si era una relación sexual esporádica. Sin embargo, sí es conocedora de la experiencia orgásmica, pues a través de la autoestimulación, y siempre estando a solas, ha podido llegar a ella.

-         La paciente vive una situación de malestar personal.

A pesar de aceptar y entender que es un hecho que le ocurre a muchas mujeres, Mireia acostumbra a pensar a menudo en sus dificultades para llegar al orgasmo con un hombre y tiene completamente asumido que ese momento no va a llegar nunca. Así, vive las relaciones sexuales con una dualidad entre la relajación -no tiene prejuicios contra el sexo ni las relaciones esporádicas y se encuentra a gusto con su cuerpo- y la tensión -en algunos momentos de la entrevista afirma que antes, durante y posteriormente a la actividad sexual piensa en que no va a conseguir tener el orgasmo. Reconoce, además, que al expresarlo a todos sus compañeros sexuales acostumbran a agobiarla queriendo conseguir que ella llegue a tan ansiada meta. El mero hecho de que ambos estén pensando en ello provoca que no se abandonen a la experiencia sexual y esto puede generarle ansiedad.

-         Descarto el déficit de estimulación.

            La misma autora de los criterios de diagnóstico especifica que (pág. 79):

Puesto que las mujeres presentan una gran variabilidad en el tipo e intensidad de estimulación necesaria para llegar al orgasmo, en la identificación de este tipo de disfunción se debe valorar cuidadosamente si se está dando la estimulación necesaria que posibilite el orgasmo”

La paciente reconoce que, a pesar de que su anterior relación no dedicaba mucho tiempo a los preliminares,  en muchas ocasiones, las parejas que ha tenido se han dedicado a estimularla durante un periodo de tiempo considerable y han tenido que parar porque no conseguían ningún resultado y ella, finalmente, dejaba de estar excitada.

-         Descarto la disfunción sexual en sus parejas.

Aunque en algún caso podría haberse dado, no parecería lógico que todas las parejas sexuales que la paciente ha tenido, hubieran padecido una disfunción sexual. Además, ella reconoce que la gran mayoría de ellos han llegado al orgasmo en sus relaciones en un periodo de tiempo absolutamente normal, con lo que queda descartado un problema de control eyaculatorio por parte de las parejas, y con la misma excitación.

-         Descarto otras disfunciones sexuales como trastornos primarios.

La paciente no da ningún motivo que me lleve a pensar en cualquier otra disfunción sexual. Si bien la más relacionada podría ser la falta de deseo sexual, deja explícito en la entrevista que tiene deseo hacia todos los hombres con los que ha estado y que no ha experimentado en ningún momento el descenso de este deseo, de momento. En la evaluación de su historia sexual queda claro que no muestra desinterés por el sexo ni rechazo así como tampoco parece vivir sus relaciones sexuales de manera conflictiva (bien al contrario, la naturalidad que tiene en comentar a todas sus parejas su problema hace caer en la cuenta de que entiende el sexo como algo natural y positivo muy a pesar de la disfunción que presenta, aceptada con resignación).

 

Además de todos estos datos, querría destacar que, a pesar de que la paciente no parece presentar problemas de ansiedad o depresión, sí es posible que padezca uno de estos dos síntomas a la hora de mantener sus relaciones sexuales. Cuando explica que se siente “agobiada” por sus parejas sexuales, es probable que esté experimentando una cierta ansiedad y esto se transforma en malestar personal.

 

También es destacable la respuesta que da sobre su situación actual como mujer soltera. Parece que no tiene ninguna intención de mantener una relación afectiva con ningún hombre. Quizás presente algunas dificultades en establecer relaciones afectivas porque, a pesar de explicar su problema con aparente normalidad, se siente frustrada por tener que hacerlo.

 

Como bien afirma la autora del mismo libro citado anteriormente, (pág 18)

Un elemento determinante a la hora de diagnosticar un trastorno sexual será la presencia de niveles acusados de malestar personal y de dificultades interpersonales provocadas por dicha alteración.”

 

 

4.     Análisis del caso

Una vez analizada la información de las entrevistas, procedo a elaborar un análisis del problema que presenta la paciente, haciendo hincapié en aquellos factores que han determinado su aparición y su mantenimiento. Este análisis sería presentado posteriormente a la paciente empezando por la descripción detallada y simple de la disfunción que padece.

 

Formulación de una explicación tentativa causal

 

A partir de las respuestas llego a la conclusión que indefectiblemente existe un factor precipitante que ha influido en la aparición del problema: el embarazo fruto de sus primeras relaciones sexuales y el posterior aborto que la paciente sufrió cuando tenía 15 años. Se trata de una experiencia traumática que, tal y como cuenta en la entrevista, vivió con temor y malestar. Temor por no poder explicárselo a su família, y por el rechazo que sufriría por parte de su padre si lo contaba. También por no saber qué hacer. Y malestar por la reacción que tuvo su pareja en aquel momento, pues no quiso acompañarla y se desentendió absolutamente del tema, enfrentándose ella sola a la situación. Como bien puntualiza, todavía hoy no se lo ha perdonado, y este sentimiento perdura en ella dificultando, muy probablemente, sus relaciones afectivas.

 

Como afirma María José Carrasco en Disfunciones sexuales femeninas (pág. 51),

El aborto, vivido con ansiedad, miedo, culpa y tristeza puede inhibir el deseo sexual, o dificultar la respuesta de la excitación al generarse sentimientos contradictorios en la relación sexual que dificultan el centrarse en las sensaciones placenteras.”

 

Esta experiencia desagradable relacionada con la sexualidad puede haber propiciado a que la paciente viva las siguientes relaciones sexuales con miedo y ansiedad de manera involuntaria. Además debemos tenier en cuenta que se trataba de sus primeras relaciones sexuales, las cuales tienen siempre un papel muy relevante en el incio de una disfunción sexual, lo cual agrava aún más la situación y el trauma se hace, si cabe, más grande al relacionar la actividad sexual con sentimientos desagradables. Esto, obviamente, genera un círculo muy difícil de romper y sólo debe ser tratado con la ayuda de un especialista.

 

Existe, a su vez, varios factores de mantenimiento que retroalimentan el círculo que impide a la paciente acabar con su disfunción. En primer lugar, destaco la anticipación al fracaso. La paciente teme por sus expectativas de insatisfacción y esto la lleva a sentirse mal durante la relación sexual. No se abandona totalmente a la experiencia y actúa como espectadora de ella misma, pues está pensando en que no va a tener ningún orgasmo, muy probablemente se plantea si está excitada o no. Estos pensamientos la aprisionan  y la conducen, inevitablemente, a un desenlace frustrante e insatisfactorio. En este momento es cuando la paciente se dice a sí misma que “ya sabía que no iba a llegar al orgasmo”.

 

Cabe destacar, también, como escisión, que la paciente empezó a estimularse mucho después de tener relaciones sexuales con lo cual, inicialmente desconocía su cuerpo y qué era aquello que podía provocarle más placer. Tendría lógica, pues, que no hubiera conseguido el orgasmo anteriormente. A pesar de ello, el problema persiste aún reconociendo que hace ya algunos años que se autoestimula y con una frecuencia casi diaria. El conocimiento de su cuerpo y sus sensaciones ha aumentado y, ahora, debería ser capaz de concentrarse en las experiencias agradables que le producen. Este es uno más de los factores que nos indican que la paciente tiene una disfunción.

 

Otro de los factores de mantenimiento es la situación de presión a la que la paciente es sometida cuando sus compañeros sentimentales/sexuales pretenden que experimente un orgasmo, tomándoselo erróneamente como un reto personal. Esto no hace más que agudizar la ansiedad y el sentimiento de culpabilidad de la paciente, lo cual dificultará aún más el afrontamiento del problema. La paciente experimenta un hipercontrol de sus movimientos y sus reacciones y “vigila su orgasmo”. Y ante esta situación, suele recurrirse al fingimiento del orgasmo, como forma de evitar el malestar que padece al estar bajo observación constante y al no poderse liberar de sus pensamientos. Y este es un comportamiento bastante peligroso, pues, como expresa literalmente la autora del mismo libro en la página 54:

 

Cuando se entra en este patrón de simular el orgasmo o de acceder a relaciones sexuales no deseadas, se crea, con el tiempo, un sentimiento de rechazo y resentimiento contra la pareja, que alejará la posibilidad de desarrollar vías más efectivas para abordar la disfunción.”

 

Se va cerrando, así, un círculo que fortalece la disfunción.

 

Por último, y este aspecto es consecuencia del anterior, destacar que cuando se mantienen relaciones sexuales con desinterés, puede dar como resultado un juego erótico empobrezo y una estimulación inadecuada. La frustración por no tener ningún orgásmo y la anticipación del fracaso provoca que la paciente, muy probablemente, tenga dificultades para implicarse, adoptando una actitud que potenciará la brevedad del encuentro sexual. La paciente ha ido acomulando experiencias sexuales poco gratas que hacen que el problema se agudice.

 

Por otro lado, hablando de los factores sociales y relacionales, cabe desestimar la posibilidad de que la paciente haya recibido una educación sexual muy restrictiva pues, bien al contrario afirma haber tenido mucha libertad -y en ocasiones parece decir que incluso demasiada- para expresarse y ello la ha llevado a considerar el sexo como algo natural, positivo y espontáneo. Aún así, en el ámbito familiar, la paciente reconoce no tener demasiado contacto con su padre, menos comprensivos que la figura materna, y esto podría haber desencadenado algún tipo de aversión a los hombres. Sin embargo, no parece haber indicios de ello, puesto que la paciente ha tenido relaciones serias y no parecen haberse acabado por iniciativa propia. Como ya he explicado inicialemente, considero que el factor precipitante es el embarazo y posterior aborto y este último hecho, la escasa relación paternal, posiblemente quede aislado como anécdota.

 

No obstante, sí deberíamos puntualizar algunos asectos en las relaciones de pareja.

 

Puesto que la sexualidad es una experiencia fundamentalmente interpersonal, la calidad de las relaciones sexuales puede verse afectada por acontecimientos y vivencias que surgen en el contexto de una relación de pareja, de la misma manera que, frecuentemente, los problemas que surgen en el área de la sexualidad repercutirán en la calidad de la relación de pareja.” (pág. 57)

 

Efectivamente, las experiencias que la paciente ha vivido afectan a su sexualidad. Como ya hemos hecho hincapié anteriormente en la experiencia traumática del aborto y su sentimiento de soledad y posterior rabia hacia el que era su novio en aquel momento, iremos más allá y nos centraremos en la situación actual de la paciente.

 

En estos momentos, Mireia se encuentra soltera y afirma que se siente bien de esta manera. Anteriormente, he insinuado que puede padecer algún problema con sus relaciones interpersonales y que quizás evite implicarse emocionalmente de manera inconsciente debido a la insatisfacción sexual que, hasta ahora, le han provocado sus parejas (aunque unos se hayan empeñado más que otros). No parece haber vivido relaciones de pareja conflictivas, pero sí se ha percatado -gracias a las múltiples experiencias sexuales que ha vivido recientemente- de las habilidades sexuales deficientes que mostraba su pareja anterior en los encuentros sexuales. Quizás, esa situación de monotonía, la llevaba al desinterés. Y en esas circunstancias, el distanciamiento afectivo y el malestar acentuarían el distanciamiento sexual.

 

“ [...] unas relaciones sexuales centradas prioritariamente en el coito, en las que hay una escasez de caricias sexuales y una dificultad para comunicarse y hablar sobre cuestiones sexuales, puede dificultar la obtención de unos niveles de excitación adecuados y obtener el orgasmo.” (pág. 58)

 

Lógicamente, por el tipo de relaciones sexuales que tiene ahora la paciente (encuentros), es muy difícil que pueda lograr llegar al orgasmo. Tal y como ella misma indica, el amor y el sexo suelen ir de la mano cuando se plantea una relación sexual plena y satisfactoria. Con esto, se podría llegar a considerar que los actuales escarceos de la paciente no pueden equipararse a una relación sentimiental en referencia al nivel de satisfacción que se puede obtener a través de las caricias, el contacto y el sentimiento. Sin embargo, cabe barajar que la falta de implicación de la paciente con sus parejas sexuales puede entenderse, también, como una sencilla necesidad de estar sola sentimentalmente ya que no ha encontrado a la persona adecuada para establecerse en pareja.

 

 

5.     Diseño de una estrategia de intervención terapéutica adecuada

Una vez recogida toda esta información, y suponiendo que se tratara de una terapia real, me reuniría con la paciente para proporcionar una visión de la disfunción sexual basada en los diferentes aspectos evaluados, expicándole qué papel han jugado, tanto en su aparición como en el mantenimiento.  Muy probablemente, la explicación que le daría sobre la naturaleza de su problema haría despertar en la paciente un sentimiento de cambio y motivación para trabajar y superarlo.

 

El terapeuta expondrá, de forma suscinta, de qué manera se abordará el problema, poniendo un mayor énfasis en resaltar hacia dónde irán dirigidos los cambios en aquellos aspectos que se han considerados mantenedores, y especificando con total claridad las estrategias que van a ser utilizadas para lograr dichos cambios”. Disfunciones sexuales femeninas (pág. 103)

 

Identifico el problema sexual de la paciente como Disfunción Orgásmica de toda la vida secundaria o situacional y debida a problemas psicológicos. Por otra parte, la acomulación de experiencias insatisfactorias en las que ha sido imposible conseguir el orgasmo, ha generado en la paciente un sentimiento de resignación que parece agravar aún más el problema.

El factor principal que ha propiciado la actual situación de la paciente es el embarazo y posterior aborto que padeció a los 15 años, una situación traumática que la hace vincular el sexo a contingencias negativas: dolor, tristeza, sufrimiento, miedo. En este estado de las cosas, empieza a tomar protagonismo otro factor, la anticipación al fracaso. Como algo natural, la paciente ya prevé que no va a llegar al orgasmo y lo finje para satisfacer al compañero sexual. A esto, debemos sumar la sensación de “agobio” que ella siente cuando sus parejas sexuales intentan hacerla llegar a la sensación orgásmica. Este agobio probablemente esté más relacionado con sensaciones de tensión y ansiedad.

En este clima, es cada vez menos probable que Mireia tenga un orgasmo, ya que la resignación va en augmento. Y en aquellas circunstancias en las que ella misma supera esta resignación, la expectativa de fracaso y la ansiedad ante el propio rendimiento inhibirán la posibilidad de que aparezca la respuesta sexual culminante, confirmándose sus pronósticos iniciales de fracaso. Se cierra de esta manera un círculo que fortalece la disfunción.

 

A partir de esta explicación, es necesario que nos centremos en trabajar aquellos aspectos que consideramos mantenedores: la anticipación al fracaso y la ansiedad ante el propio rendimiento.

 

Estrategia del tratamiento (plan básico para el tratamiento de la disfunción orgásmica del Manual ilustrado de terapia sexual, pág. 103):

1.     Orgasmo a solas

2.     Orgasmo por estímulo del clítoris en presencia del cónyuge

3.     Orgasmo en el coito

El objetivo primario del tratamiento es, como señala Kaplan, “disminuir o extinguir el hipercontrol involutario del reflejo orgásmico”.

Objetivos secundarios del tratamiento (pauta de Disfunciones sexuales femeninas, pág. 117):

1.     Corregir la actitud errónea de la anticipación al fracaso

2.     Promover la aparición de una respuesta de activación sexual mediante la exposición a estímulos de carácter sexual

3.     Potenciar la desaparición de la ansiedad ante el propio rendimiento

 

Partimos de la conciencia de que la paciente no es completamente anorgásmica y que conoce las sensaciones y los estímulos que provienen de la masturbación a solas. También sabemos que no siente ninguna confusión o temor hacia la experiencia, bien al contrario es una experiencia que asocia a positiva y la practica con una frecuencia suficiente para afirmarlo. Por lo tanto, se trataría de una primera fase que nos viene ya resuelta y que nos permite ir directamente al tratamiento del orgásmo con el cónyuge. Aquí, en esta fase deberemos potenciar la desaparición de la ansiedad que la paciente experimenta cuando algún compañero la anima a conseguir el orgasmo con él. Probablemente, se trate de una consecuencia de la anticipación al fracaso. La ansiedad proviene de que la estén animando cuando ella ya tiene muy claro que no va a conseguir llegar.

 

A pesar de que la paciente no tiene pareja estable, podríamos sugerirle que intente estos ejercicios cuando encuentre -si no lo tiene- un compañero sexual con el que tenga una cierta confianza y él esté dispuesto a comprometerse para ayudarla. Mientras haya cariño y respeto entre los dos, el tratamiento puede funcionar igualmente que si de una pareja estable se tratara. Como bien se afirma en el Manual ilustrado de terapia sexual (pág. 109),

 

“Alcanzar un orgasmo por medio de la masturbación es un éxito maravilloso para una mujer que no ha llegado antes al clímax, pero de ningún modo un punto final satisfactorio del tratamiento”.

 

En este caso, es cuando la paciente experimentará una mayor ansiedad. Esto es debido a que está acostumbrada a tener un orgasmo a solas y la presencia de un extraño que perturba su espacio y su relajación y esto puede incomodarla. Es normal que se plantee preguntas del estilo “¿Lo estaré molestando?” o “¿Se estará aburriendo?”. Trataremos estos aspectos para que la ansiedad de la paciente se reduzca cada vez más.

 

Exiten, de hecho, varias técnicas para conseguir que la paciente se centre exclusivamente en sus sensaciones eróticas sin pensar que está siendo una carga para su compañero. En este caso, Mireia debería hacer el amor con su pareja sexual de manera habitual y cuando él haya alcanzado el orgasmo, debería estimularla manualmente o con la ayuda de un vibrador. Sería bueno que la paciente aconsejara al compañero sobre qué movimientos o zonas le provocan más placer, para gusto de ambos. También, debería emplear el mismo método mental que le permite alcanzar el orgasmo cuando se masturba a solas (hacer el amor con dos hombres a la vez). De esta manera, será más fácil conseguirlo. Se le da permiso para ser completamente egoísta, para pedir, y para atender exclusivamente sus propias sensaciones. Y si en algún momento siente que se ha enfriado, debe recurrir nuevamente a sus fantasías para “distraer al distractor”.

 

Le será bueno contraer los músculos mientra se concentra en sus fantasías favoritas y en las sensaciones que está teniendo en ese momento. Lo ideal sería que cerrara los ojos y se concentrara literalmente. Que se abandone a la experinencia que está teniendo en ese momento: las tensiones y la ansiedad deberían desaparecer gradualmente y ella pasaría a un estado superior de conocimiento de su cuerpo. Que enfoque su atención sobre las sensaciones premonitorias al orgasmo. Cuando sienta que está bloqueando estas sensaciones, debería hacer un esfuerzo por liberarse y así poder desencadenar la respuesta sexual inhibida previamente. Si “vigila el orgasmo” dificilmente experimentará un orgasmo, pues se está juzgando a ella misma.

 

Este método producirá, seguramente, el orgasmo y cada vez le será menos difícil hacerlo. Se sentirá más segura y tendrá más ganas de provar el siguiente paso. Además, la anticipación al fracaso se irá reduciendo paulatinamente ya que, algo que ella no esperaba -tener un orgasmo en presencia masculina- se habrá resuelto de forma realmente sencilla y sin ninguna connotación negativa. Particularmente, tenemos la suerte de que la paciente conoce muy bien aquello que le produce más placer y no le cuesta comunicarlo. Esto será una baza a nuestro favor.

 

A pesar de ello, debemos tener en cuenta que existen casos de mujeres que no lo consiguen, porque albergan temores no explorados. Si este fuera el caso, como terapeuta, apoyaría activamente el problema y realizaría una terapia adicional antes de que podamos llegar a conseguir el objetivo primario.

 

El siguiente paso y último es el ejercicio para llegar al orgasmo a través del coito. En este momento, cabe alentar a la paciente, felicitarla por los resultados obtenidos anteriormente y darle ánimos para que no aminore el ritmo ni las ganas de conseguir el objetivo final de la terapia. Para ello, se la informará de que, en realidad, y “desde un punto de vista mecánico, el coito es en general una forma bastante indirecta y deficiente de estimular el clítoris”, [Manual ilustrado de terapia sexual (pág. 114)] que es el motor que enciende el orgasmo. También debemos partir de la base de que la paciente probablemente desarrolle un bloqueo de la experiencia coital, es decir, que disponga de un conflico específico con respecto al acto sexual como es el miedo al embarazo -debido a la experiencia traumática ya explicada- o la misma anticipación al fracaso. Estos bloqueos, que generan emociones adversas, deben ser resueltos.

 

Es muy importante destacar en esta etapa que el objetivo principal no es conseguir el orgasmo sino que la mujer sea capaz de abandonar todos los bloqueos que la han inhibido hasta el momento. Una vez se hayan superado, conseguir el orgasmo será cuestión de días. Durante la terapia se le aconsejaría que ambos crearan un ambiente de no exigencia y orientado completamente al placer. Los primeros ensayos deben ser completamente experimentales, sin necesidad de conseguir el orgasmo.

 

Aún así, y puesto que será más fácil que la paciente consiga un orgasmo coital si se encuentra cerca de la etapa de la meseta, recomendaría que realizara las diferentes tareas prescritas para que aumenten su tensión sexual antes del acto sexual. Helen S. Kaplan explica en La nueva terapia sexual 2 (pág. 578) que

[...] la excitación puede ser en muchas ocasiones incrementada antes del coito mediante el uso de técnicas de provocación, de interrupción y de realización del acto sexual sin exigencias.”

 

Y uno de los ejercicios que recomendaría a la paciente consistiría en hacer el amor despacio, sin exigencias, tratándose de un juego para provocar al otro. La pareja debería realizar los preliminares hasta que la paciente se encuentre en un máximo estado de excitación, tarden el tiempo que tarden. Posteriormente, él la penetrará con movimientos muy lentos, disfrutando de todas las sensaciones, y provocativos, sin dejar atrás el juego sensual. Estos movimientos deberán ser controlados por la mujer y deberán responder a sus necesidades. Cuando lleve un rato realizando los movimientos, volverán al inicio: preliminares para excitar a la mujer para volver a reanudar la penetración cuando ella se encuentre muy excitada.

 ____________________________________________________________


Investigaciones sobre la eyaculación precoz y su incidencia en pos problemas de pareja:

La eyaculación precoz es frecuente y afecta a una población heterogénea. El aspecto crucial de la precocidad es la ausencia de control voluntario sobre el reflejo eyaculador. Otro parámetro, es la ausencia o disminución de sensaciones eróticas una vez que el sujeto esta intensamente excitado. Esta incapacidad de controlar el orgasmo suele provocar sentimientos de incompetencia sexual, culpa y frustración por la brevedad del acto. Esto lleva a veces, a evitar los sentimientos de ansiedad y abortar los contactos sexuales.

 

Las causas de la eyaculación precoz son muy variadas y han evolucionado con el tiempo, sin embargo en la actualidad se asegura que un 90% de estos casos responden a factores psicológicos o ambientales, mientras que el 10% restante se debe a desordenes anatómicos o fisiológicos. Por tanto, y teniendo en cuenta que en el informe del urólogo no hay ninguna afección y todo está bien, descartamos que sea un problema fisiológico. Asimismo, hay que remarcar que los problemas psicológicos son los más comunes, en la mayoría de los casos los hombres se ven afectados por trastornos emocionales tales como la depresión, el estrés, el pánico, la inseguridad, etc. Podemos decir que, existe una relación directa entre el eyaculador precoz y el hombre que demuestra signos de depresión, ya que los síntomas relacionados con esta patología afectan al círculo afectivo del individuo generando tristeza, decaimiento o cambio en el humor. Esta situación es trasladada automáticamente a la vida cotidiana y habitual, modificando el rendimiento laboral, las ganas y la voluntad para realizar acciones diarias. Los miedos también son un factor que puede derivar en algún grado de eyaculación precoz, por ejemplo, el miedo a enfrentar relaciones sexuales condiciona el rendimiento del hombre en el sexo. Esta "represión sexual" puede darse desde los inicios del hombre en la sexualidad o bien desarrollarse en edades maduras por falta de comunicación o relación insatisfactoria con la pareja.

 

Respecto a los trastornos fisiológicos, los más comunes que afectan a los hombres son las infecciones de próstata o uretra, las cuales pueden desarrollar algún desorden que derive en precocidad al llegar al orgasmo. También la sensibilidad en el glande en niveles superiores a los normales o hipersensibilidad pueden condicionar el tiempo de meseta durante la relación sexual, obligando al individuo a eyacular antes de lo deseado. Como mencionaba anteriormente, descartamos que usted tenga un trastorno de este tipo, ya que en el informe de su médico no aparece ninguna anomalía.

 

Otro factor que afecta a esta disfunción es el aprendizaje inadecuado del individuo en edades tempranas tales como la infancia o adolescencia, es posible que los jóvenes se inicien en la vida sexual con hábitos erróneos o prácticas inadecuadas que pueden originar ansiedad en el coito. La ansiedad es muy frecuente en los jóvenes y justamente se desarrolla a partir de estas practicas equivocas en las etapas de mayor expresión de las hormonas sexuales. Tal es el caso de la masturbación apresurada, los mensajes antisexuales durante la infancia y fracasos sexuales entre otros.

 

Existen dos tipos de eyaculación precoz, por una parte está la que se produce antes de la penetración y en segundo lugar, la que se manifiesta cinco segundos después de la introducción del pene, tiempo que se puede extender como mucho hasta un minuto. Por tanto, y teniendo en cuenta estos datos, se define a eyaculador precoz a aquel que no puede controlar el proceso eyaculatorio durante un período de tiempo necesario para satisfacer a su pareja en al menos un 50% de sus encuentros sexuales. Por otra parte, existen muchos hombres que tienen esta disfunción antes de realizar el acto sexual, es decir, ante caricias, tono de voz, al ver imágenes de un cuerpo desnudo, etc. Así pues, la eyaculación precoz no solo se mide por el tiempo que se evita la eyaculación durante la penetración, ya que, también se puede entender la precocidad como la falta de control voluntario sobre la acción eyaculatoria que es independiente de la penetración.

 

Actualmente existen distintos tipos de tratamientos para la eyaculación precoz, algunos más efectivos que otros. Lo cierto es que los tratamientos más recomendados son aquellos basados en ejercicios y técnicas. Pero hay que insistir en el hecho de que si la eyaculación precoz no es tratada a tiempo puede evolucionar en impotencia sexual.

 

Una de las terapias con mayor efectividad para tratar esta disfunción fue descubierta en 1956 por James Semans, en donde el objetivo del mismo es prolongar el mecanismo reflejo neuromuscular de la eyaculación, el cual consiste en estimular el pene durante la erección hasta experimentar una sensación inminente de eyaculación, en ese instante la estimulación debe detenerse para calmar la sensación.  Después se vuelve a iniciar hasta que la sensación preorgásmica se manifieste nuevamente y se vuelve a interrumpir. El objetivo es retener la eyaculación un tiempo. Trabajar en el auto control es muy importante para una buena y satisfactoria relación sexual y podemos asegurar que esta disfunción tiene solución, la mayor parte de las técnicas están orientadas para que sean practicadas en pareja con un tiempo de seis meses.

 

 

Master & Johnson utilizan la “técnica de la compresión, la cual consiste en  comprimir el pene debajo del anillo del glande para que se pierda parcialmente la erección.

 

El tratamiento en Cornell se enfoca a las sensaciones que rodean el orgasmo y en fomentar la comunicación en la pareja para superar las resistencias, se les hace asumir la responsabilidad por ejemplo. Las tareas sexuales son las siguientes, la esposa estimula manual u oral al paciente suspendiendo la actividad antes de llegar al orgasmo. El marido se concentra sólo en él y eyacula a la cuarta vez. La segunda vez, pone su mano sobre la de la esposa para que experimente las sensaciones producidas al variar la velocidad, la presión y amplitud de la estimulación. Si se tiene éxito, se repite la experiencia usando vaselina. Lo siguiente es la mujer en posición superior y él indica cuando parar y seguir el movimiento. Se pasa a la misma situación, pero en la posición de lado. Estas dos últimas se suelen conseguir en 2 o 3 semanas. La posición masculina superior varía.

 

En esta primera visita mi objetivo principal es que la ansiedad, el nerviosismo o la inseguridad, son la causa principal de este trastorno y que por lo tanto, como ya había especificado anteriormente no se trata de un trastorno orgánico. El tratamiento se adaptará a sus necesidades. Es importante remarcar que la ansiedad y la preocupación excesiva por lograr un rendimiento sexual adecuado son una de las causas más frecuentes de las dificultades de erección. El no centrarse en disfrutar de la situación, sino estar observándose constantemente para ver si cumple con lo que se espera, junto con la ansiedad que acompaña a esta situación provoca este tipo de disfunción. Por eso, el punto de llegada del tratamiento es el de una persona que debido a las experiencias anteriores ha aprendido a asociar interacción sexual con ansiedad, fracaso y frustración. En este momento en el que nos encontramos es importante que ustedes entendáis este parte. Por eso, cualquier duda que tengáis o cualquier cosa que yo les explique y no lo entendáis, tenéis que decírmelo y sobretodo hay que tener más comunicación con la pareja, así que también es un buen momento para decirle al otro lo que estáis sintiendo.

 

Ante todo hemos de decir que en la mayoría de los casos constituye un problema y no una auténtica enfermedad. No obstante, se vive en silencio y con sentimientos de vergüenza y de complejo que impiden a quienes padecen esta disfunción hablar de ello con el médico o con su pareja.

 

Una vez explicado todo espero que no haya quedado ninguna duda con respecto a este tipo de problema. Ahora pueden estar más tranquilos, puesto que ya saben que no es un problema orgánico, y teniendo en cuenta esto, podemos decir que no se trata de una enfermedad, sino más bien de un problema común que tienen los hombres y que tiene solución. Ahora es preciso que se centren en trabajar para poner el remedio a este problema.

_______________________________________________________________________________________

Las posiciones que podrían provar serían: la mujer encima mientras el hombre la penetra y la estimula fácilmente por la posición, o el hombre encima, la cual puede resultar un poco más aparatosa -aunque igualmente efectiva- porque debe ir apartándose cada vez que tiene que estimularla.

 

Este ejercicio, intermitente, puede resultar altamente atractivo y satisfactorio para la mujer llegando, en algunos casos, a producirle el orgasmo cuando menos se lo espera. En el caso que la paciente no llegara a conseguirlo, se prescribiría un ejercicio similar:

 

El procedimiento inicial es el mismo: el mismo tiempo dedicado a los preliminares y a la necesidad de que ella consiga la máxima excitación posible. El hombre la penetra con los mismos movimientos rítmicos y lentos. Cuando él está también muy excitado se le pide que estimule el clítoris de la mujer -pues es muy normal que descienda el nivel de excitación que tenía al inicio-, pero en lugar de hacerlo retirando el pene de la vagina, se hará a la misma vez que el pene se encuentra dentro. Esto permitirá que ella se vuelva a sentir tan excitada como al principio y que él recupere el control de la eyaculación. La estimulación del clítoris se suspenderá cuando ella esté a punto de tener un orgasmo. Y éste, seguramente, aparecerá cuando el hombre reanude los movimientos pélvicos anteriores.

 

A pesar de poder sonar un poco tedioso, el ejercicio puede funcionar muy bien si ambos miembros se esfuerzan. Si no funcionara las primeras veces, la paciente debería poder sentirse completamente libre para comunicárselo a su compañero, pues es normal que después de una intensa estimulación clitorídea, los movimientos pélvicos le sepan a poco. La pareja debe intentarlo tantas veces como sean necesarias hasta que la paciente consiga distraer sus bloqueos y concentrarse en las experiencias sexuales que está viviendo.

 

Después de provar estos ejercicios durante unas semanas satisfactoriamente, la mujer suele ser capaz de conseguir el orgasmo a través de los movimientos coitales. La paciente dependería cada vez menos de la estimulación clitorídea y más del ritmo coital para poder llegar al orgasmo.

 

“La eliminación del síntoma sexual, que hasta entonces había estado afligiendo al paciente durante años, suele engendrar al principio un sentimiento de euforia, pero la respuesta es de una duración relativamente breve en la mayor parte de los casos. Una vez que el paciente comienza a aceptar el hecho de que puede gozar relamente del sexo, tiende a adoptar una actitud que podríamos definir como de familiarización con los resultados, como si éstos se hubiesen dado siempre.” (La nueva terapia sexual 2, pág. 640)

 

6.     Bibliografía

 

-         CARRASCO, MARÍA JOSÉ; Disfunciones sexuales femeninas. Editorial Síntesis. ISBN: 84-7738-847-4

-         LUCAS MATHEU, MANUEL; CABELLO SANTAMARÍA, FRANCISCO; Introducción a la sexología clínica. 2007. Elsiever España, S.L. ISBN: 978-84-8086-277-6

-         SINGER KAPLAN, HELEN; La nueva terapia sexual 2. 2007. Alianza Editorial. ISBN: 978-84-206-4090-7

-         SINGER KAPLAN, HELEN; Manual ilustrado de terapia sexual. Debolsillo clave. 2010. ISBN: 978-84-9908-395-7

 

     

en -                 CENTRE TERAPIA DE PARELLA

                                 SEXOLÒGIC CONESA – SERRAT .                                              Terapia de Pareja
                     INSTITUT SUPERIOR D’ESTUDIS SEXOLÒGICS
                                           Disfunción Erectil
                             CONTACTAR CON NOSOTROS:                                                                Falta de Erección
                              Xavier Conesa Lapena (Col. nº 4.977)                                            Eyaculación Precoz
                              Carme Serrat Bretcha (Col. nº 3.866)                                            Impotencia Sexual
                                             
Tel: 93 570 71 54                                                               Falta de Deseo Sexual
                                conesa_psicologo@yahoo.es                                                              Adicción al sexo

                                                                                                                                         Consejero Matrimonial

                                                                                                             Dificultades para alcanzar el orgasmo

                 terapia de pareja problemas de pareja conflictos consejos parejas psicologo  

http://terapiapareja.blogcindario.com/2010/07/00001-terapia-pareja-barcelona.html

www.xavierconesa.com

www.precoz.galeon.com

https://sites.google.com/site/terapiadeparejabarcelona/sexologo-barcelona-sexologos

www.psicologosbarcelona.galeon.com

http://terapiaparejabcn.blogcindario.com/2010/07/00002-terapia-parella-barcelona-terapia-pareja-terapia-de-pareja-consejero-matrimonial-tratamientos.html  

Terapia Pareja Barcelona

www.conesa.galeon.com 
www.faltadeereccion.galeon.com
www.elcolonirritable.galeon.com
www.ises.galeon.com 
www.epb.galeon.com
www.conesa.galeon.com
www.soy.galeon.com
www.precoz.galeon.com
www.sexologosbarcelona.galeon.com
www.xconesa.galeon.com
www.sexologo.galeon.com
www.fbach.galeon.com
www.psicologossexologos.galeon.com
www.psicologoslogopedas.galeon.com
www.carmeserrat.galeon.com
www.sexologosen.galeon.com
www.zonasexual.galeon.com
www.sufreprecoz.galeon.com
www.sexologos.galeon.com
www.psicologosbarcelona.galeon.com
www.sexologoonline.galeon.com
www.luminoterapia.galeon.com
www.xavierconesa.galeon.com
www.conesaserrat.galeon.com
www.desanimo.galeon.com
www.depresiones.galeon.com
www.padeceprecoz.galeon.com
www.eyaculacionprecoz0.galeon.com
www.eyaculacion-online.galeon.com
www.eyaculacion.galeon.com
www.eyaculacion-precoz-0.galeon.com
www.eyaculacion3precoz.galeon.com
www.eyaculacion0precoz.galeon.com
www.precozimpotencia.galeon.com
www.precozeyaculacion.galeon.com
www.eyaculacionoprecoz.galeon.com
www.sexologa.galeon.com

www.ises.galeon.com
www.sexologia.ppcc.cat
www.xavierconesa.com

    
Mollet del Vallès, Parets del Vallès, Montcada, Santa Perpètua de Mogoda, Barberà, Rubí, Cerdanyola del Vallès, Bellaterra, Caldes, Lliçà de Vall, Lliçà de Munt, Granollers, Palau de Plegamans, Mataró, Argentona, Dosrius, La Roca del Vallès, Vilanova del Vallès, Montornès del Vallès, Sant Fost de Campsentelles, Sant Cugat, Sant Quirze, Sabadell, Barcelona, Montcada i Reixach, Cerdanyola,Terrassa. Psicologia Mollet del Vallès, Psicologia Sabadell, Psicologia Terrassa.Psicologia Montcada i Reixac,Psicologia Barcelona. Terapia de Pareja, psicologo de pareja, consejero matrimonial       
Terapia Pareja Barcelona
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ą
Xavier Conesa,
16 jul. 2013 12:58
Comments