Falta de Ereccion Disfuncion Erectil

Xavier Conesa Lapena – Carme Serrat Bretcha
C/ Gaietà Vinzia, 11-13
MOLLET DEL VALLES

C/ Santa Anna, 26
BARCELONA

Tel. 653811887 -  93 570 71 54 
conesa@gmail.com




Situación

“Una pareja joven, (después de haber descartado con el urólogo que no hay ningún problema orgánico), acude a  usted  angustiada por los problemas de falta de erección que él experimenta con su pareja en las relaciones sexuales”.


 

 

En primer lugar es importante reforzar en ellos la decisión que tomaron de consultar a un experto, ya que ese es el primer paso para una futura solución, además es necesario contener a la pareja y acoger los sentimientos de frustración,  en el caso del hombre por sentir disminuida su masculinidad por no poder satisfacer sexualmente a su pareja, y en el caso de la mujer por no lograr relaciones sexuales placenteras con él. Para esto es necesario reflejarles que empatizamos y entendemos lo difícil que significa atravesar por esta situación, sin embargo es relevante mencionar que es una disfunción bastante común y que existen ciertas estrategias para la solución efectiva de ésta.

 

Antes de hablar de estrategias de solución se hace necesario explicar a la pareja que existen dos factores fundamentales que influyen de manera directa como causantes de la disfunción eréctil, que pueden darse juntos o por separado, por un lado tenemos una causante fisiológica, que hace imposible la erección, por lo que se hace necesario comenzar con un tratamiento médico y farmacológico a la brevedad ya que puede generar problemas psicológicos a fututo a raíz de ello.

 

Por otro lado explicaremos que tenemos también una causante Psicológica, que imposibilita la erección en una relación sexual, esto puede deberse a una multiplicidad de factores, entre ellos: situaciones sexuales traumáticas con parejas anteriores o actuales, haber sido víctima de abusos sexuales, etc. O simplemente porque hubo una situación en que la persona no pudo tener o mantener una erección durante un acto sexual, lo que generó, luego, bastante inseguridad, temor y desconfianza en su potencial sexual  por lo que aquí resulta un fenómeno que en psicología se llama Secuencia sintomática, es decir, un círculo vicioso, donde la persona al haber vivido una situación estresante para ella, se siente inseguro y con miedo a que le vuelva a ocurrir, por lo que en la siguiente relación sexual es probable que vuelva a  fracasar al intentar mantener una erección, debido a la presión psicológica que está viviendo y sintiendo: ansiedad, nerviosismo, expectativas de su auto desempeño, además de las expectativas de su pareja, etc. y así sigue ocurriendo continuamente.

 

 

Ahora, que ya se

 les dio a conocer, a la pareja, los dos posibles factores causantes de la disfunción eréctil se les explica que en base a los resultados de los exámenes que se realizó el varón con el Urólogo, pudimos descubrir y constatar que su tipo de disfunción es del tipo psicológica, que sabemos lo  difícil que es, en ocasiones, aceptar la idea de padecer una disfunción en el ámbito sexual ya que afecta directamente a la autoestima y a la seguridad de la persona y de la pareja, sin embargo y gracias a diversos estudios e investigaciones hoy en día existen variadas estrategias de solución para dichos problemas, y lo importante en un principio es contar con la motivación de ambos, porque es un proceso extenso, y demanda bastante sacrificio y esfuerzo.

 

Junto con lo anterior es  necesario que los dos se apoyen mutuamente, durante el proceso del tratamiento, ya que en momentos de frustración  se necesitará la contención de la pareja  para sobrellevar el estrés.

 

 

Sugerencias para el tratamiento:

 

1)    No dejar de tener relaciones sexuales:

    Se le debe explicar a la pareja que dejar de tener relaciones sexuales no es la decisión más adecuada que podrían tomar, ya que la abstinencia no soluciona los problemas sexuales, de hecho, todo lo contrario, puede incluso, agravarlos y mantenerlos en el tiempo, impidiendo que cada miembro de la pareja pueda disfrutar de una sexualidad sana y placentera.

 

   Por lo tanto es necesario que cuando tengan deseos de tener relaciones sexuales, lo intenten sin tomar en cuenta el resultado, deben dejarse llevar, de lo contrario incluso se puede poner en riesgo la relación.

 

2)    Revisar los hábitos y creencias del varón:

 

Resulta indispensable para el tratamiento contra la falta de erección, revisar las creencias familiares del hombre, ya que muchas veces cuando se viene de una familia muy restrictiva en cuanto a lo sexual, se tiene a reprimir y/o a sentir culpa a la hora de tener relaciones sexuales a futuro, además de esto es importante conocer los hábitos del miembro masculino de la pareja, tales como el consumo de tabaco, alcohol, algún fármaco, excesos de alimentos altamente grasos, falta de ejercicios en las rutinas diarias, exceso de trabajo o actividades estresante, etc.

 

De este modo podemos tener una visión general de las costumbres, hábito, creencias y de posibles conductas que apoyen la falta de erección por causas psicológicas.

 

3)    No esperar tener una erección:

 

   El hombre con éste problema no debe esperar una erección, ya que al tener expectativas, también se genera la ansiedad  por lo que la inseguridad se hará presente y todo ese estrés fundado impedirá la erección efectiva.

  Por lo tanto es aconsejable no esperar la erección, estar relajado y si ésta se hace presente, excelente, pero si no ocurre, excelente también y disfrutar con el resto de las caricias, sin presiones de la pareja ni de él mismo.

 

4)    Juegos eróticos previos con prohibición de penetración:

 

    Es de suma importancia que la pareja al estar excitada no vaya directamente al “grano” es decir, que se preocupen de estimularse mutuamente con juegos eróticos antes del coito, de ésta forma se predispone un buen clima en la pareja, aleja las tensiones y presiones psicológicas  ya que no es obligación llevar a cabo la penetración por lo que facilita o favorece la erección en el hombre.

 

5)    Penetración sin movimientos:

 

   Luego de repetir en varias oportunidades los juegos eróticos sin penetración, donde seguramente ya se ha podido estimular al varón hasta lograr una erección, se puede penetrar a la pareja intentando mantener la erección pero sin movimientos pélvicos, ya que la idea es que el hombre pueda penetrar a su pareja de la misma forma de manera que se haga de forma natural y sin presiones, hasta que se sienta listo para comenzar con la penetración completa y con movimientos pélvicos.

 

6)    La comunicación:

 

Es necesario hacer hincapié en que la comunicación entre él y ella y en cualquier pareja es sumamente relevante, es importante indicarles que para que la comunicación en la pareja sea efectiva debemos estar dispuestos a escuchar y acoger las preocupaciones y sentimientos del otro, además de ser flexible en nuestras opiniones y convicciones, esto para generar un vínculo estable en la pareja, ya que si existe una buena comunicación en la relación, existe también una base sólida y un desarrollo progresivo de la empatía, lo que luego se traduce en comprensión ante problemas que pueda presentar alguno de los dos, en este caso problemas en las relaciones sexuales, por lo tanto se estimula a la pareja a fortalecer los lazos a través de la comunicación efectiva.

 

Así también pueden reflexionar sobre las inquietudes, temores e inseguridades que tiene cada uno respecto al proceso terapéutico de la disfunción a tratar, y de esta forma se logra canalizar en algún grado la ansiedad que siente cada uno al descargar los sentimientos y al apoyarse en la pareja.

 

La comunicación favorece también el deseo erótico en la pareja, ya que si existe una comunicación fluida, respetuosa y consensuada, pueden plantearse las fantasías sexuales que tiene cada uno y ver la posibilidad de realizarlas en el futuro, esto además tiene la ventaja de lograr estimular a la pareja y puede incluso llegar a excitar al varón.

 

A modo de conclusión es posible afirmar que el hombre que puede despojarse de todos sus temores y ansiedades relacionados con su sexualidad, podrá tener una sexualidad sana, plena y satisfactoria para él y su pareja, ya que logrará romper la secuencia sintomática que lo mantiene sin poder avanzar y con una inseguridad y baja autoestima que crecerá a cada intento de coito frustrado.

 

 

http://terapiapareja.blogcindario.com/2010/07/00001-terapia-pareja-barcelona.html

www.xavierconesa.com

www.precoz.galeon.com

https://sites.google.com/site/terapiadeparejabarcelona/sexologo-barcelona-sexologos

www.psicologosbarcelona.galeon.com

http://terapiaparejabcn.blogcindario.com/2010/07/00002-terapia-parella-barcelona-terapia-pareja-terapia-de-pareja-consejero-matrimonial-tratamientos.html  

http://www.sexologo.galeon.com


Aportacions Científiques:


Disfunció Sexual Masculina


 Què és la disfunció erèctil? És la impossibilitat d'aconseguir una erecció amb la rigidesa necessària ria o mantenir-lo durant el temps suficient per aconseguir realitzar complet l'acte sexual. Vostè pot tenir el problema si no aconsegueix la fermesa necessària per aconseguir una penetració vaginal o si l'aconsegueix però només molt breument. El primer pas per trobar solucions és admetre que es té el problema es 2 Mecanisme de la Erecció Es produeix d'una manera involuntària com a resposta a un estímul mul sexual. Aquest estímul posa en funcionament un mecanisme que precisa de la correcta interacció entre els missatges que ve del cervell- bre, la transmissió d'impulsos nerviosos, resposta muscular a més de l'existència d'un flux sanguini i uns nivells hormonals adequats. El mecanisme funciona doncs com una esponja viva en l'estat de repòs dels cossos cavernosos (esponja erèctil), i els seus vasos sanguinis us estan contrets i buits de sang i amb una estimulació sexual quan tots els mecanismes esmentats en el paràgraf anterior funcionen es produeix una relaxació i s'omplen de sang provocant una erecció. Si alguna cosa interfereix en aquests estímuls o si una part d'aquest com- complex sistema no funciona correctament l'erecció no es produiria s 3 Causes Fa anys es pensava que la majoria eren produïdes per causes psico- lògiques però segons han anat augmentat els nostres coneixements, avui sap que en més del 85% tenen una causa orgànica i poden ser tractats tats amb èxit. (Veure esquema) Test de la disfunció erèctil En aquesta guia ens referirem dels diferents processos que poden causar disfunció sexual masculina al que més comunament pot arribar arribar a afectar a l'home amb diabetis que és la disfunció erèctil. 1 . Ha tingut dificultats recentment per aconseguir ereccions? 2 . Passa aquest problema almenys tres de cada quatre vegades que vostè intenta realitzar el coit? 3 . ¿Ja fa més d'un mes que té dificultats per aconseguir ereccions? 4 . Les ereccions matinals i espontànies són menys freqüents? 5 . ¿Triga molt més temps que abans a aconseguir ereccions? 6 . Heu fet més difícil realitzar el coit en certes posicions? En general si contesta si a qualsevol d'aquestes sis preguntes, seguiu llegint ja que la informació que aquí s'exposa sens dubte li interessarà. Recordeu que aquesta guia conté únicament informació bàsica sobre el tema i vostè haurà de comentar el problema amb el seu metge. VASCULAR DIABETIS NEUROLÒGICA ALCOHOL O FÀRMACS HORMONAL 0 10 20 30 40 50 1 Què és la disfunció erèctil? 3 2 Mecanisme de la Erecció 3 3 Causes 3 4 Causes orgàniques de disfunció erèctil 4 5 Què causa Disfunció Erèctil en el Home Diabètic? 4 6 Com es diagnostica la disfunció erèctil? 4 7 Quins tractaments existeixen? 5 8 Futur Pròxim 7 Causes orgàniques de disfunció erèctil 40% 30% 10% 8% 3% 

 Quins tractaments existeixen? En existir diferents causes que poden provocar disfunció erèctil peniana les opcions de tractament seran també diferents. El tractament dependrà de la causa predominant i haurà d'individualitzar atenent les desitjos de la parella. No obstant això com la disfunció erèctil en l'home diabètic és normalment multifactorial és pel que la cirurgia o solucions d'alta especialització dirigida a un sol factor solen ser innecessàries s Aplicació intrauretral de prostaglandina E1 Els mètodes no invasius són preferibles per al pacient amb dia- diabetis i el mètode de tractament idoni en l'actualitat és l'aplicació ció intrauretral de supositoris de prostaglandina E1. Aquestes substàncies produeixen relaxació del múscul llis peneano i vasodilatació de les artèries cavernoses que indueixen l'erecció. L'absorció del fàrmac es produeix a través de la mucosa de la uretra. Habitualment la resposta es produeix en 5-10 min. després de l'aplicació ció. Les presentacions són de 125 mcg-250 -500-1000 mcg. Les dosis requerides són molt més grans que les injectades, el efecte sol ser una mica menor que després de l'aplicació intracavernosa però al no ser injectat si resulta eficaç podria convertir-se en la modalitat de tractament preferida per molts pacients. En els casos amb resposta parcial l'eficàcia pot augmentar si s'utilitza en conjunció amb una banda de constricció a la base del penis del qual existeixen diversos models en el mercat. Els supositoris de prostaglandina E1 van ser comercialitzats a Estats Units a finals de 1996 i properament s'espera la seva aparició a les farmàcies europees s 4 Causes orgàniques de disfunció erèctil És important ressaltar que el tabac accentua els efectes d'altres factors com la malaltia vascular i sol agreujar el problema. L'alcohol a més de poder alterar l'equilibri hormonal pot causar danys en els nervis i provocar disfunció erèctil s 5 Què causa disfunció erèctil al Home Diabètic? La disfunció de la resposta erèctil pot produir per afectació del sistema nerviós i / o del flux sanguini. En general en la diabetis juvenil nil el factor predominant sol ser el neurogènic, mentre que a la dia- diabetis de l'adult és el factor vascular, a més quan comença el problema ma s'afegeixen factors psicològics com l'ansietat que el agreujaran s 6 Com es diagnostica la disfunció erèctil? És fonamental que el metge conegui si es tracta d'un problema psi- cològic d'una causa orgànica per a indicar el tractament més adequat. El diagnòstic es realitza seguint un esquema resumit en la taula. No tots els tests han de ser realitzats en cada pacient. En general els estudis invasius vasculars són realitzats només en un subgrup molt petit i seleccionat de pacients en els quals la resta de les dades suggereixin un procés vascular pur, a més de no haver hi sentit resposta positiva a la injecció de substàncies vasoactives. En general quan hi ha una bona resposta a la injecció de substàncies vasoactives indica que l'oclusió venosa és correcta i que el reg arterial encara que pot estar una mica afectat no seria d'una manera rellevant s • Resposta a substàncies vasoactives • Angiografia cavernosa. • Doppler. • Biotesiometría. • Cavernosometría. • Història mèdica general. • Història sexual. • Test psicològic. • Analítica general i hormonal. • tumescència nocturna. Diagnòstic

  En persones amb diabetis només s'ha estudiat fins ara en un nombre molt reduït de pacients però la resposta positiva es s'acostava al 50%. Sens dubte és un dels descobriments més significatius tius en la investigació clínica recent sobre la disfunció erèctil i si els estudis en marxa demostren la seva seguretat i eficàcia pot ser la revolució del tractament d'aquest problema que segons s'estima afecta a més de 140 milions d'éssers humans al nostre planeta. Recentment s'ha comunicat un efecte positiu sobre la distribució funció erèctil amb un fàrmac el doxazosina que habitualment es s'empra per a tractar hipertensió i augment de la mida prostàtic, encara que són necessaris també nous estudis. Una altra droga la apomorfina que afecta els senyals dels estímuls sexuals a nivell del cervell, aquesta començant estudis clínics. També en fase de desenvolupament estan cremes i ungüents tòpics que aplicats localment puguin produir un augment del flux sanguini als cossos pos cavernosos encara que les barreres anatòmiques existents a la zona, dificulten per ara la seva absorció i per tant la seva eficàcia. Qualsevol que sigui la modalitat de tractament escollida ha de implicar a la seva parella des d'un principi en les decisions per obtenir un grau de comprensió i col.laboració mútua que facilitin les solucions. D'altra banda a més d'aquesta complicitat de la parella es necessitat ta, de vegades, un consell psicològic, per la qual cosa és necessària una estreta col.laboració multidisciplinària entre diabetòleg, psicòleg i uròleg especialista en impotència. Crec que ara ja coneix que hi ha solucions. Ha de parlar obertament amb el seu diabetòleg sobre aquesta complicació oblidada que freqüentment va voler vostè abordar però per manca d'informació sobre els possibles tractaments preferir guardar silenci. No s'ha d'd'acceptar la impotència com una complicació insalvable de la diabetis


 (la tasa más alta en Europa). De esa muestra, el diez por ciento mantiene relaciones a diario, el 28 por ciento cada dos días y el 42 cada siete días.

También hay estudios criollos como el presentado por la doctora santiaguera Alina Gorguet en el congreso cubano de Terapia y Educación Sexual, en enero pasado. El 53 por ciento de las parejas vistas por ella en consulta en los últimos cinco años decían mantener relaciones en el horario nocturno; el 22 por ciento prefería la madrugada; un 20 por ciento se entendía a cualquier hora; otro tres por ciento en la tarde y el dos por ciento solo en la mañana.

Según insiste esta terapeuta no hay fórmulas perfectas. Es preciso adaptar oportunidades y gustos, y aprender a ser flexibles: si uno de los integrantes de la pareja tiene impulsos a deshora y el otro nunca lo complace eso influirá en cómo vivencian su satisfacción sexual. De hecho la mitad de las parejas atendidas en su consulta reconocían sentirse menos satisfechas y achacaban a la rutina o la rigidez de horarios ese malestar.
  1. Aproximación a la respuesta sexual
  2. Fases de la respuesta sexual
  3. Disfunciones sexuales
  4. Disfunción sexual erectiva
  5. Aspectos neurológicos
  6. Sistema endocrino y actividad sexual
  7. Factores de riesgo
  8. Tratamiento
  9. Conclusiones

La disfunción eréctil es la incapacidad de un hombre de conseguir y/o mantener una erección suficiente para una relación sexual satisfactoria. Si bien antiguamente era conocido como impotencia, hoy se considera que el término de "disfunción eréctil" es mas apropiado, teniendo en cuenta las connotaciones negativas con las que algunas personas asociaban la palabra impotencia. Muchos hombres tienen o tendrán ocasionalmente un problema de erección en algún momento de sus vidas, mientras que para otros éste se convertirá en un problema frecuente. Actualmente, esta condición afecta a más de 100 millones de hombres en todo el mundo.
La disfunción eréctil no debe ser algo vergonzoso; no significa que se es estéril ni tampoco que no se pueda tener un orgasmo o una eyaculación. Dado que está demostrado que la capacidad eréctil no está relacionada con el orgasmo y la eyaculación, los hombres con disfunción eréctil deben dejar de ser acosados por el mito de que car! ecen de potencia y virilidad. La disfunción eréctil es tratable en la mayoría de los casos y si bien no es una condición amenazante para la vida -aún siendo severa-, puede tener un gran impacto en la autoestima del hombre y en sus relaciones de pareja.

Marco teórico

1. Aproximación a la respuesta sexual.-

Las reacciones sexuales del hombre y de la mujer transforman los genitales inertes en un efectivo equipo de reproducción. "El fláccido pene urinario se convierte en el erecto falo reproductivo, en tanto que el seco espacio potencial de la vagina se torna en un receptáculo abierto, lubricado y congestionado" (Kaplan, 1974). En el hombre la erección avanza hasta la eyaculación; en cambio en la mujer, la hinchazón y lubricación de los genitales culmina en el orgasmo, es así como en la primera parte de la reacción sexual consiste en la vasocongestión genital. La segunda, el orgasmo, es básicamente una serie de contracciones clónicas involuntarias de la musculatura genital. (Encarta, 1997).

En el hombre, la erección se produce por congestión de los vasos sanguíneos del pene. Se expanden los vasos peneales y se cierran los canales venosos especiales. La sangre queda encerrada en "cavernas" especiales, y este mecanismo, básicamente hidráulico, agranda el órgano. El sistema nervioso autónomo interviene en esta reacción: los nervios para - simpáticos producen la dilatación de las arteriolas, en tanto que los simpáticos controlan probablemente el cierre de las válvulas venosas (Kaplan, 1983). El orgasmo en el hombre es una reacción diferente y consta de la emisión (que los hombres perciben como una sensación de eyaculación inevitable) y la eyaculación (contracciones de 0.8 segundos de duración de los músculos estriados situados en la base del pene: el bulbo cavernoso y el isquio - cavernoso) (Kaplan, 1983).

Fases de la respuesta sexual.-

Dentro de lo que se ha expuesto, es posible notar en forma clara que el acto sexual se trata de una actividad sumamente compleja, la cual debe ser vista como una unidad. Sin embargo, a fin de analizar los múltiples aspectos de ésta se han realizado varias divisiones. Una de ellas es la que se refiere a las etapas del acto sexual, a saber:

Fase de excitación: La primera señal de excitación en el hombre es la erección del pene. Un marcado aumento en su tamaño y el crecimiento en ángulo en relación con el cuerpo. Esa erección puede ser debida a estimulación del pene propiamente tal o por una cadena de pensamientos eróticos.

Masters y Johnson han denominado reacción primaria a los estímulos sexuales, los cambios en la vascularización que se dan en esa fase. La reacción secundaria sería la contracción de varias fibras y grupos musculares. Se han encontrado otros cambios en la fase de excitación en el hombre: aparece la tensión de los músculos voluntarios en forma generalizada y puede haber alguna contracción de grupos musculares involuntarios. Aparece un aumento en las pulsaciones cardiacas y aumenta la presión sanguínea, los testículos se ponen más firmes, se elevan y se aproximan al cuerpo.

Para que exista la etapa de excitación se necesita un grado de mínima tensión sexual. Luego de completada la erección, esta fase puede extenderse durante pocos instantes o aún hasta muchos minutos; esto depende de las variaciones del estímulo sexual afectivo.

Orgasmo: A diferencia de los orgasmos femeninos, los masculinos pueden ser considerados como tallados en el mismo molde, mientras que los de las mujeres son extremadamente variados. El hecho central del orgasmo masculino son las contracciones rítmicas, las cuales se van dando en forma acelerada y se van haciendo cada vez más distantes y suaves. De todos modos, el hombre puede identificar, subjetivamente la ocurrencia del orgasmo poco antes que se de.

La eyaculación del semen que ocurre durante el orgasmo, es un mecanismo más o menos complicado. Antes del orgasmo, se produce la contracción de los canales espermáticos que llevan el líquido que contiene las células espermáticas. La glándula prostática, también colabora con fluidos que se encaminan hacia la uretra. Esos fluidos se acumulan en un bulbo que se encuentra en la uretra, cerca de la base del pene. Esos cambios se dan en la primera etapa de la eyaculación, etapa en que se da la sensación de que el orgasmo ocurre.

Durante la segunda etapa, una serie de contracciones del bulbo, la uretra y del pene, proyecta el semen hacia afuera bajo gran presión. Esa presión disminuye con la edad, siendo menor en los hombres mayores.

Las modificaciones en los órganos genitales durante el orgasmo, son acompañados de otros cambios en el resto del cuerpo, relativos a la presión sanguínea, respiración, etc. Esas contracciones musculares, son muchas veces imperceptibles para el sujeto, pero no es raro que se quejen de dolores musculares en diversas partes del cuerpo.

2. Disfunciones sexuales

2.1. Naturaleza y causa de las disfunciones sexuales

En la antigüedad se creía que solo un profundo conflicto neurótico podía afectar las reacciones sexuales, y que los únicos vectores de la relación sexual eran los conflictos gravemente patógenos y regresivos centrados en el temor infantil, ilusorio e inconsciente de sufrir traumas si se gozaba del sexo y que solo era posible curar estos síntomas por medio de la resolución de profundos conflictos inconscientes. (Kaplan, 1983).

Masters y Johnson propusieron que con frecuencia las raíces de la psicopatología se originan en un terreno mucho más inmediato. La ansiedad por el propio desempeño, las inseguridades, tensiones, angustia, etc., pueden causar (y, de hecho, causan) una gran parte de las dificultades sexuales (Kaplan, 1983). Y esto es absolutamente lógico, porque en términos fisiológicos "la ansiedad sexualmente destructiva es la misma cuando un hombre se aterroriza ante la posible repetición de una dificultad erectiva inducida por el alcohol, o cuando se debe al retorno de los tabúes edipicos y al temor de la castración" (Kaplan, 1983).


Por otro lado, las disfunciones sexuales tienen estrecha relación con la salud, es así como la arteriosclerosis, la hipertensióndepresión, fármacos, lesiones y diabetes, son causas muy comunes de disfunciones sexuales.

2.2. Disfunciones sexuales características

Como ya dijimos anteriormente una disfunción sexual es, a grandes rasgos, un deterioro en cualquiera de las fases componentes de la reacción sexual (o en sus reacciones), Kaplan (1983) describe seis disfunciones sexuales características, tres del hombre y tres de la mujer:

2.2.1. Frigidez

En donde la mujer frígida no experimenta sensaciones eróticas ni placer sexual y no experimenta señales de excitación fisiológica (como, por ejemplo, la lubricación).

2.2.2. Disfunción orgásmica femenina

En donde la mujer posee capacidad de respuesta sexual, goza de las sensaciones eróticas, y presenta una buena reacción vasocongestiva, pero experimenta una dificultad de grado variable para alcanzar un orgasmo

2.2.3. Vaginismo

En donde el cuerpo de la mujer impide las reacciones sexuales porque el intento de penetración vaginal causa una contracción espástica involuntaria de la entrada de la vagina.

2.2.4. Eyaculación retardada

En donde el hombre tiene una inhibición involuntaria del orgasmo (es un trastorno análogo a la disfunción orgásmica femenina), el hombre con eyaculación retardada puede sentir excitación sexual y tener erecciones normales, pero, aunque reciba un estimulo que debería ser ampliamente suficiente, tiene dificultades para liberar su reflejo eyaculatorio.

2.2.5. Eyaculación precoz

En donde el hombre alcanza el clímax rápidamente, debido a la carencia de un adecuado control voluntario sobre el reflejo eyaculatorio.

2.2.6. Impotencia

En donde el hombre no puede conseguir una erección o mantenerla el tiempo suficiente para desarrollar una actividad sexual satisfactoria.

2.3 La impotencia.

Existen varios parámetros para clasificarla:

A. En cuanto a la forma:

Impotencia erectiva: es aquella en la cual la imposibilidad de llevar a cabo el acto sexual está conectada a la dificultad de erección del pene.

Impotencia eyaculatoria: las dificultades se relacionan con la eyaculación precoz, por un lado, y con la imposibilidad de eyaculación y de llegar al orgasmo, por otro.

Impotencia procreativa: las dificultades se asocian con la capacidad del hombre de participar en la fecundación.

Muchas veces éstas se superponen, ya sea como síntoma o en cuanto a la etiología.

B. Según el grado:

Impotencia total: donde la imposibilidad de erección es total, el pene permanece en su estado de mayor flacidez.

Impotencia parcial: en la cual hay un grado de erección disminuido que impide o dificulta la penetración del pene en la vagina.

C. Criterio temporal:

Impotencia permanente: cuando el sujeto no ha presentado jamás una erección en el transcurso de su vida.

Impotencia constante: cuando la impotencia se presenta desde el momento de su instauración, hasta su desaparición.

Impotencia ocasional: cuando no aparece en una forma constante, sino irregular en el tiempo.

D. Según la forma de instalación:

Impotencia insidiosa: los episodios aparecen en forma paulatina, en un aumento proporcional en relación a los encuentros sexuales.


Impotencia aguda: los episodios aparecen en un determinado momento, bien circunscrito en el tiempo, lugar y situación.

E. Según el objeto:

Impotencia selectiva: es aquella en que los episodios de impotencia se dan con una compañera determinada y en una situación dada.

Impotencia no selectiva: es cuando el comportamiento se manifiesta en todas las circunstancias y con todas las compañeras.

D. Según la etiopatología:

impotencia psicógena

impotencia de orden organico

3. Disfunción sexual erectiva

Se trata de una "inhibición recurrente y persistente durante la actividad sexual, manifestada por el fracaso parcial o completo del hombre en alcanzar o mantener la erección hasta la conclusión del coito" ( Kaplan. 1987, pp. 473).

3.1 Diferencia entre impotencia y disfunción erectiva:

Esta seria una de las formas de impotencia sexual, que se puede dar con una nomenclatura que incluya las diferentes categorías anteriormente dichas. Dentro de esta se distinguen, entonces; la impotencia sexual primaria donde el hombre no ha sido nunca capaz de obtener una erección suficiente para la penetración vaginal; la impotencia secundaria, en este caso el sujeto ha conseguido en algún momento de la vida sexual la penetración de la vagina, pero posteriormente la ha perdido.

Por otro lado, también es destacable la impotencia selectiva, aquí el hombre es capaz de realizar el coito en determinadas circunstancias, pero no en otras. Respecto a la etiología los conflictos psicológicos que producirían la impotencia se relacionan " con una incapacidad para expresar el impulso sexuales razón del miedo, ansiedad, cólera o una prohibición moral" (Kaplan, 1987, pp.176)

Diagnostico disfunción sexual erectiva:

El diagnostico se realiza a la luz de del juicio clínico que tiene en cuenta el enfoque, intensidad y la duración de la actividad sexual del paciente. Los criterios involucrados serían:

"Inhibición recurrente y persistente de la excitación sexual durante la actividad sexual, manifestada por un fracaso parcial o completo en obtener o mantener la erección hasta el final del acto sexual.

Debe coexistir un juicio clínico de que el individuo realiza actividades sexuales que son adecuadas en tipo, intensidad y duración.

La alteración no es causada exclusivamente por factores orgánicos (enfermedad física o medicamentos)." (Kaplan, 1987, pp.477).

Donde se realizan pruebas para determinar la base orgánica o psicológica del trastorno, adquiriendo importancia también la indagación de la historia del sujeto.


Indices estadísticos:

Se ha estimado que pocos hombres son impotentes a los 35 años; entre un 2- 4%. Sin embargo a los 80 años, alrededor de 77% lo son.

La incidencia de la impotencia primaria en los hombres de 35 años es de 1%. Donde el temor de padecerla aumenta desde los 40 años, lo cual se asocia al estigma en relación a la edad madura donde la impotencia surgiría con la ansiedad y la necesidad de tener éxito en la relación sexual. Siendo en mas del 50% de los hombres tratados por trastornos sexuales, la impotencia como queja principal.

Es importante destacar que se estima que el 90% de los casos de impotencia es por una causa psicológica.

3.4. Causas generales de la disfunción eréctil

En condiciones normales, cuando un hombre se siente sexualmente excitado, su pene aumenta de tamaño, poniéndose erecto y rígido, lo que le permite la penetración en el sexo de su pareja. El pene suele medir entre 7 y 10 cm de largo; en posición erecta el tamaño se incrementa hasta unos 17 centímetros, de hecho, un pene erecto contiene seis o siete veces el volumen de sangre de un pene fláccido (Encarta, 1997).

La impotencia puede tener causas psicológicas. Por ejemplo, si un hombre ha perdido su trabajo su sentimiento de fracaso le puede conducir a padecer una impotencia temporal. Con frecuencia puede asimismo estar ocasionada por trastornos del sistema sanguíneo, sistema nervioso, cerebro u hormonas, así como por daño o intervención quirúrgica en la pelvis o en el pene. Sin embargo, la causa más común es yatrogénica. Es decir, la impotencia puede estar ocasionada por los medicamentos que toman para tratar otros trastornos. Los diuréticos, los antidepresivos tricíclicos, los bloqueantes de los receptores H2, los betabloqueantes, las hormonas, etc. (Encarta, 1997)

Es posible determinar si la causa de la impotencia de un hombre responde tan sólo a motivos psicológicos; si experimenta con normalidad una erección durante la fase MOR del sueño es improbable que exista alguna causa orgánica para que sufra impotencia cuando se halle en estado consciente. (Carlson, 1996). Sin embargo, en algunos casos, una causa orgánica que no es lo bastante grave por sí sola para producir impotencia puede hacer más vulnerable su desarrollo si también están presentes otros factores psicológicos menores. (Carlson, 1996)

El fenómeno erectivo

¿Cómo se produce una erección?

Una erección es el resultado de un complejo proceso que involucra los vasos sanguíneos y el sistema nervioso. La anatomía del pene está especialmente diseñada para responder este proceso. El pene está conformado por dos estructuras que se inician dentro de la pelvis y se desarrollan en forma paralela hasta su extremo. Estas estructuras están compuestas por un tejido esponjoso con gran cantidad de vasos sanguíneos.

Generalmente, las paredes de estos vasos están contraídas lo cual previene el exceso de sangre en el pene y lo mantiene flácido la mayor parte del tiempo.
Cuando un hombre experimenta un estímulo sexual, los vasos sanguíneos se expanden, permitiendo que una mayor cantidad de sangre fluya rápidamente hacia el pene. De esta manera, la sangre que ingresa al pene produce una erección

Desde el punto de vista de la erección propiamente tal, podemos decir que ésta es un estado más o menos durable en el cual el pene permanece firme y alongado, y que este mecanismo, obedece a reacciones automáticas, controladas por el sistema nervioso autónomo.

Podemos distinguir dos tipos de erección:

Erección Cortical y

Erección Refleja

En la primera están presentes estimulaciones, fundamentalmente, de fenómenos psíquicos. En la segunda, se supone algún contacto sobre el órgano genital masculino, principalmente el glande.

Anátomo - Fisiología

La estructura anatómica del pene (figura 1) es el soporte ideal para la vaso - dilatación como respuesta fisiológica primaria al estímulo sexual.

El pene está formado por tres cuerpos cilíndricos de tejido eréctil: los cuerpos cavernosos y el cuerpo esponjoso. Los cuerpos cavernosos son dos (derecho e izquierdo) ubicados en el plano dorsal, paralelos el uno al otro, miden de 15 a 16 centímetros en estado fláccido y 20 a 21 centímetros en erección. El cuerpo esponjoso contiene además de tejido eréctil, la uretra.

Las tres estructuras se encuentran rodeadas por una capa fibrosa individual, la túnica albugínea y circundadas por densas vainas.

En la base o raíz peneal, los cuerpos cavernosos divergen para insertarse en las ramas del pubis y del isquión (el arco púbico). Cada una de ellas está rodeada por el músculo isquio - cavernosos, de naturaleza estriada. El cuerpo esponjoso, a su vez, está encapsulado por un músculo esquelético constituyendo el bulbo esponjoso.


No todas las veces que se da la vaso - dilatación se encuentra una causa de tipo erótico. Son también capaces de determinar la erección los esfuerzos físicos, como elevar una carga pesada (erección parcial, generalmente) y se han visto erecciones debido a procesos irritativos. Hay aún erecciones de tipo espontáneo que se dan al despertarse el sujeto, además de las erecciones durante el sueño.

Las sensaciones sexuales pueden originarse en las estructuras internas, tales como áreas irritadas de la uretra, vejiga, próstata, vesículas seminales, los testículos y los vasos eferentes.

Una de las causas de la "necesidad sexual", es probablemente la saturación de los órganos sexuales con secreciones. Las infecciones e inflamaciones de esos órganos, algunas veces causan deseo sexual casi continuo. Desde el punto de vista sensitivo, el glande contiene un sistema sensorial periférico, altamente organizado, que transmite al sistema nervioso central, una modalidad de sensación, que puede ser denominada como sensación sexual.

Los impulsos pueden ingresar en la médula espinal desde áreas adyacentes al pene para incrementar la estimulación durante el acto sexual. Por ejemplo, la estimulación del epitelio anal, el escroto y las estructuras perineales en general, pueden enviar impulsos a la médula, los cuales aumentan la sensación sexual.

Por lo tanto el acto sexual del hombre, resulta de un mecanismo reflejo inherente integrado en la médula sacra o lumbar y sus mecanismos pueden iniciarse debido a una estimulación psíquica o estímulo sexual directo.

El pene es un tubo cerrado, formado por tres haces de tejido vascular unidos por tejido conjuntivo y cubiertos por piel laxa. Dos haces grandes de tejido, los cuerpos cavernosos, forman la parte superior del pene y contienen numerosos compartimentos que se llenan de sangre durante la excitación sexual, lo que provoca la erección y rigidez del pene. Los nervios sacros controlan el flujo de sangre hacia el interior de los cuerpos cavernosos, debajo de éstos se encuentra el tercer haz de tejido, el cuerpo esponjoso. Este haz está perforado por la uretra. El extremo del pene ostenta un ensanchamiento muy rico en terminaciones nerviosas sensitivas que recibe el nombre de glande, que está cubierto por una capa cutánea retráctil llamada prepucio.

Aspectos neurológicos

El determinismo neurológico de la función sexual es algo más que la excitación de las vías nerviosas inferiores. Los reflejos sexuales de congestión vaso - motor, la excitación sensitiva localizada, etc., son los llamados circuitos cortos. Son solamente parte de una función más variable e imprevisible que ofrece cantidades de respuestas motoras posibles y de excitaciones complejas emanadas de todos los sentidos, de impresiones afectivas y de afinidades intelectuales.

Al estudiar los procesos neurológicos sexuales dejamos de lado los que incluyen zonas superiores de procesos asociativos que deben ser considerados al estudiar el fenómeno sexual en su totalidad. Al respecto, es poco conocido el sistema neuropsíquico superior de la actividad sexual, ya que los estudios con neurotransmisores son muy recientes. Los resultados, aunque algo apresurados, podrían indicar que la dopamina tiene una acción estimuladora de las respuestas sexuales mientras que la serotonina ejercería el efecto contrario. Quienes apoyan esta teoría han comprobado que niveles altos de prolactina (niveles altos de prolactina suele ir acompañado de una hipoactividad dopaminérgica) pueden producir impotencia en el varón.

De todos modos, debemos considerar como una unidad el sistema anátomo - fisiológico de la regulación nerviosa de la función sexual.

La excitación producida en cualquiera de las ramificaciones se esparce en todo el sistema y por lo tanto, una falla en el funcionamiento de un elemento se hará sentir en la actividad sexual en su totalidad.

Las erecciones reflejas que aparecen como respuestas a estimulación táctil de las zonas erógenas aparecen sin discriminación entre un estímulo sexual y un estímulo no sexual. Por el contrario la erección psíquica se produce en respuesta a estímulos mediados por el sistema nervioso central y, por eso, probablemente no depende sólo de factores externos como los visuales, sino que la acompañan también procesos cognitivos. Los factores psíquicos usualmente juegan un papel importante en el acto sexual masculino y pueden iniciarlo - aún cuando no son lo único - puesto que tenemos que focalizar nuestra atención, desde un punto de vista neurológico, en tres factores:

Aparato periférico

Médula

Cerebro


El acto sexual en el hombre resulta de un mecanismo reflejo inherente integrado en la médula sacra lumbar y sus mecanismos pueden iniciarse de una estimulación sexual directa.

La erección es inducida por la estimulación de los nervios pre - sacros y pélvicos. Esta reacción es el resultado de la suma de estímulos psíquicos e impulsos afrentes llevados al sistema nervioso central a través del nervio pudendo.

Con relación a los órganos sexuales, el sistema simpático, y para - simpático desempeñan un importante papel para lo cual ambos se encuentran en homeostasis. El sistema nervioso simpático se compone de fibras que emergen de la porción tóraco - lumbar de la médula con comunicación de los centros superiores del cerebro. El sistema para - simpático actúa sobre los mismos tejidos y estructuras que el sistema simpático, pero su acción es opuesta. Se origina en núcleos específicos del cerebro asociados con determinados nervios craneanos y la región sacra de la médula.

En estados satisfactorios el sistema para - simpático juega un papel importante, mientras que bajo situaciones de miedo, preocupación y ansiedad, la sangre dirigida hacia las estructuras somáticas por la acción del simpático hace que se reduzca la irritabilidad de los órganos sexuales y resulte la disminución de la actividad o deseos sexuales.

La erección es acusada por estímulos para - simpáticos que son originados en el centro para simpático vasodilatador. Estos estímulos van de la región sacra de la médula hacia el pene a través de los nervios erectores. Esa función es influenciada por la inhibición del centro simpático vasoconstrictor. Como vemos, esta función, por el hecho de estar regulada por el sistema nervioso autónomo invalida cualquier esfuerzo del individuo por dominar el síntoma de impotencia, provocando, por el contrario, un aumento de la inhibición.

Normalmente el hombre que desea mantener una relación no focaliza su atención en la erección, o de hacerlo, el temor de no tenerla, lo afecta de tal punto que si esta se presenta,, va a ser débil. Se rompe así la armonía de la función sexual automática, surgiendo la inhibición cortical, que incluye componentes físicos y psicológicos y sugiere la existencia de una mediación controlada por el lóbulo temporal.

A pesar de las limitaciones para el estudio de la acción del sistema nervioso central, que se relaciona con el "conocimiento sexual" y posiblemente funciona en integrar, analizar e interpretar las diversas modalidades de sensaciones sexuales y para iniciar una respuesta.

En un sistema nervioso central íntegro la libido suficiente para sobrepasar el nivel atraviesa vías hipotalámicas y se dirige a los centros erectores de la médula, los cuales estimulan la erección del pene. Ésta, retroalimenta a través de los impulsos sensoriales, el lóbulo temporal, manteniendo y aumentando la carga libidinosa en un proceso que se denomina circuito reverberante, que mantiene el estado sexual y la acción del individuo.

La región hipotalámica - hipofisiaria (figura 2) es reconocida como ampliamente conectada con el comportamiento sexual.

Sistema endocrino y actividad sexual

El sistema endocrino actúa transmitiendo los estímulos a través de la sangre, en forma de sustancias químicas especializadas (hormonas). En términos endocrinos, las glándulas sexuales están en constante intercambio con la hipófisis (o pituitaria) así como con el medio ambiente y con otras glándulas. Para tener una visión global de los problemas endocrinos que se relacionan con la actividad sexual debemos recordar la hipófisis (figura 2). Al respecto el lóbulo anterior de ésta, es también glándula maestra, debido a las múltiples indicaciones que ella tiene sobre las demás glándulas.

De la hipófisis, parten las hormonas que regulan las actividades de las gónadas - la hormona luteinizante que tiene su acción sobre los testículos determinando la producción de la hormona testicular. Por otra parte, las funciones de la hipófisis están reguladas por el hipotálamo a través de la circulación sanguínea.

En lo que respecta al sistema reproductivo propiamente tal, sabemos que los testículos presentan dos grupos de células especializadas, a saber: las células Leydig, que son responsables de la síntesis y secreción de la testosterona y el epitelio germinal, donde ocurre la espermatogénesis.

Existen nervios que conectan al hipotálamo con todas las regiones del cerebro. También recibe nervios que proceden de las zonas erógenas (los genitales y los pezones), de las vísceras (órganos internos) y del sistema límbico. El hipotálamo tiene conexiones vasculares con el lóbulo anterior de la hipófisis. Estos capilares sanguíneos se conocen como sistema portal hipotálamo-hipofisario, y conectan los lechos capilares del hipotálamo con los lechos del lóbulo anterior de la hipófisis.

3.6.1 Hormonas

Las células de Leydig están bajo el control directo de la hormona ICSH (hormona estimulante de la célula intersticial) que no se puede distinguir de la hormona luteinizante (LH) y son sensibles a la gónadotrofina choriónica (CG). El epitelio teleogerminal es mantenido y estimulado directamente por la hormona estimulante del folículo hipofiario (PSH) e indirectamente por la hormona ICCH a través del andrógeno de las células de Leydig.

3.6.2 Función de la testorterona

La testosterona es generalmente responsable por las características masculinas del cuerpo. Se produce por estimulación de la placenta en el feto y deja de producirse en la infancia, volviendo a aparecer después de los 11 o 13 años. Así, se aumenta la producción desde la pubertad y en la edad adulta, hasta los 40 años. Allí baja, llegando a los 80 años a la quinta parte de los valores máximos.

No está bien claro por el cual se inicia la acción de la testosterona en la pubertad. Algunos se refieren a alguna acción del tiempo sobre el hipotálamo, que dejaría de secretar el factor inhibidor de la gonadotrofina. La hipófisis anterior empieza producir la gónadotropina y se aumenta la función testicular. La testosterona es la responsable del crecimiento del pene, del escroto y de los testículos, además del aparecimiento de las características sexuales secundarias.

Factores de riesgo

¿Cuáles son las causas de la disfunción eréctil?
En los hombres con disfunción eréctil, las reacciones químicas que generan la erección no se producen normalmente, de modo que los vasos sanguíneos no se relajan lo suficiente y el pene no puede llenarse de sangre. Hace un tiempo se creía, erróneamente, que la disfunción eréctil era un problema psicológico o una inevitable consecuencia de la vejez. Si bien es cierto que la edad puede ser una de las causas, la disfunción eréctil no es inevitable cuando un hombre envejece. Por el contrario, hoy sabemos que la mayor parte de los casos de disfunción eréctil están asociados con las condiciones físicas.
Los factores de riesgo más comunes en la disfunción eréctil son:

Condiciones que dificultan el flujo de sangre normal hacia el pene, como presión arterial elevada, colesterol elevado, diabetes y ateroesclerosis.

Traumatismos nerviosos por lesión o enfermedad, que interrumpan la conexión entre el sistema nervioso y el pene: lesiones en la médula espinal, esclerosis múltiple, accidente cerebrovascular o cirugía de la próstata (cáncer) o colon.

Problemas psicológicos, como ansiedad y estrés.

Otras condiciones, como afecciones renales o hepáticas, depresión o desórdenes hormonales.

Medicamentos que pueden ocasionar disfunción eréctil como efecto colateral, incluyendo alguna de estas categorías: diuréticos, antihipertensivos, drogas reductoras del colesterol, medicamentos para la diabetes, antidepresivos, algunas medicaciones utilizadas para tratar el cáncer, antinflamatorios no esteroideos y antiepilépticos.

Tabaquismo, consumo excesivo de alcohol y/o uso de drogas.

Causas más especificas de disfunción eréctil pueden ser consultados a su Urólogo.

TRATAMIENTO

La disfunción eréctil puede tratarse? Sí. La buena noticia es que, sin importar la causa, la mayor parte de los casos de disfunción eréctil son tratables. Hoy existen diversas opciones de tratamiento entre las cuales puede elegir

CONCLUSIONES

Podemos concluir que el fenómeno de erección se encuentra comandado desde el punto de vista neurológico, por los diversos niveles que el sistema nervioso central y periférico presentan, vale decir, la erección refleja se producirá al nivel de médula y nervios periféricos, puede ser inhibida por factores relacionados con el sistema simpático y para simpático, y es influenciada por factores de tipo cortical, relacionados con los aspectos afectivos y cognitivos del comportamiento sexual



Leer más: http://www.monografias.com/trabajos27/falta-ereccion/falta-ereccion.shtml#ixzz2ZQVw0C00
Hambre de ti



Disfuncion erectil

Comments