Análisis

"Bullying” (2009), de Josetxo San Mateo.

fragmento_bullying.wmv

Analizaremos un fragmento de la película Bullying (2009) de Josetxo San Mateo.

Inicio: 01:12:35  -  Fin: 01:18:44

Descripción y análisis

 

La secuencia elegida comienza con la escena de un adolescente haciendo la tarea escolar en su domicilio, frente al televisor encendido. Hay una luz natural tenue que viene de una ventana pero abundan las sombras. La cámara lo toma de costado en un plano medio y se incluye sobre la izquierda la mitad del televisor. La música es un arpegio de piano con una melodía bucólica. Toma un sorbo del vaso de leche y lo vuelve a apoyar en la mesa.

La voz de la cronista del noticiero atrae especialmente su atención. La periodista informa sobre un nuevo caso del “desafortunadamente habitual acoso escolar” y que también se conoce con el término inglés bullying. Se refiere a una joven de 16 años, hija de inmigrantes, quien recibió una brutal paliza por parte de sus compañeras de escuela. Aparece la foto de la joven. El adolescente se sobresalta al conocer la noticia y se pone de pie intempestivamente, sacandose la remera. La cámara está fija pero con ángulo ligeramente contrapicado. La narración desde lo visual pone al espectador en el punto de vista de Jordi, el protagonista. (0:00 a 0:19).  


En la escena siguiente aparece el joven de pie en el palier de un edificio llamando insistentemente al ascensor y realizando una llamada telefónica con su celular, en la cual se presenta ante su interlocutor como Jordi, amigo de Ania y en el tono se sugiere una preocupación. Su actitud nos hace suponer que Ania es la joven golpeada. Es un plano americano con ángulo normal. Es un edificio de clase media que parece ser de la década del 80. (0:20 a 0:25).


Jordi aparece en un nuevo escenario, que se deduce que es un centro médico de acuerdo a las indicaciones escritas en la señalética. Una señora que lo conoce lo interroga preguntándole si sabía la situación que estaba viviendo Ania en su escuela. Por escenas anteriores sabemos que es la madre de Ania. Aparece el padre de la joven que en un tono severo lo interpela diciendo “Estas cosas se cuentan, se denuncian, sino mira como estamos muchacho”. Con ángulo normal y un plano medio, el espectador participa de la charla que Jordi sostiene con el padre y la madre la víctima. No hay música sino sonido ambiente del hospital (0:26 a 0:40).


Hay un primer plano (0:41 a 0:52) en donde estamos cara a cara con la situación como espectadores y asumimos un rol activo que nos lleva a comprometernos con lo que está pasando. Resulta casi imposible desde lo emocional no involucrarse con lo que cuenta el film. El médico les explica que han logrado estabilizar a Ania y pueden pasar a verla. El momento de tensión de estos 52 segundos parece resolverse favorablemente.  


(0:52 a 0:58) Vuelve la melodía bucólica del piano que con su arpegio vale más que las palabras. Plano medio para mostrar a Jordi, al padre y a la madre en la puerta de la sala en donde está Ania. El sonido del monitor cardíaco va al compás de la música. (0:59 a 1:10). La joven abre sus ojos, Jordi la saluda y sonríe, ella le devuelve la mueca pero se desvanece mientras el sonido del monitor cardíaco anuncia complicaciones. El director combina un gran primer plano de la víctima y Jordi. El punto de atracción son los ojos de Ania que hablan de su dolor que va más allá de lo físico. La noticia de la mejoría de la salud de Ania se derrumba estrepitosamente y surte efecto el recurso del guión: la preocupación es mayor que nunca.


(1:11 a 1:22) Plano medio para la madre que desesperada llama al médico, quien entra a la habitación acompañado de una enfermera y les pide que se retiren a la sala. Todo esto acompañado por el sonido emitido por el monitor cardíaco que acusa el peor desenlace. Los gestos de desesperación son elocuentes. Jordi sale del centro médico.


(1:23 a 1:27) Un plano detalle de la cara de Ania y el cardio monitor profundizan el dramatismo. El médico y la enfermera notablemente agitados intentan controlar la situación y transmiten nerviosismo.

 


(1:28 a 1:43) El relato sigue con un plano medio con ángulo contrapicado de Jordi que de frente a la cámara decididamennte avanza (travelling) por un pasillo mientras la banda de sonido es un efecto sonoro agudo que sugiere una situación crítica. Son 14 segundos que sumergen al espectador en la antesala de una crisis. Jordi reacciona, parece tener un objetivo, y camina con paso firme y seguro.   

 

(1:44 a 2:41) Es una nueva escena que combina dos tomas ambas en ángulo normal. Una es un plano general del dormitorio de Jordi con el perro acostado en su cama y la madre que ingresa para despertarlo. La otra toma es un plano medio del hall distribuidor del departamento. Jordi no está. Ella entra y sale de escena, busca un celular. Lo llama por teléfono, pero el espectador puede escuchar la voz de un contestador que dice que está apagado. Sus gestos denotan preocupación. La escena se inicia y termina acompañada por un sonido grave,  saturado y monocorde que en algunos instantes alcanza un volumen relevante.


(2:42 a 2:55) Suena un timbre y un hombre mira por la mirilla. La cámara muestra el punto de vista del que atiende a la puerta en un primer plano. Se abre la puerta y a través del relato de la madre el espectador se entera que Jordi no está. “Ni en el instituto, ni en los hospitales saben nada, y la policía dice que es muy pronto para declararlo desaparecido”. Alterna primer plano de la madre y del vecino que dice: “creo que sé donde puede estar”. El efecto sonoro de la escena anterior continúa y unifica la sensación de tensión.


(2:56 a 3:13) El hombre sale a buscarlo a la terraza (sabemos por escenas anteriores que es un lugar elegido por Jordi para su soledad).Todo esto bajo un sonido ambiente al aire libre donde prevalece el sonido de pájaros.

La cámara se mueve detrás del vecino que se mueve en varias direcciones. Estamos junto a él buscando a Jordi. Pero no lo encuentra. La imagen sigue en la terraza y se fusiona con el sonido de la voz de la periodista del informativo que sigue la cobertura del tema Ania.


(3:14 a 3:25) La transición se da a través del sonido con la periodista hablando. Un plano general donde la iluminación  permite definir dos zonas, una muestra al vecino sentado en el balcón de su departamento y la otra incluye al televisor encendido que prosigue en la crónica del caso de bullying. El hombre entra y sale de escena, esta última acción marcada por un sonido agudo que delata la relación que asume el vecino entre la noticia y la desaparición de Jordi. Recoge un abrigo y sale.


(3:26 a 3:43) El vecino y la madre acuden al hospital e interrogan al padre de Ania sobre el paradero de Jordi. El padre no puede aportarle datos, ya que desde la última crisis de la joven no volvió al hospital a visitarla. La escena incluye un primer plano de la madre de Jordi, y un plano americano en donde están Jordi, vecino y padre de Ania que incluye sobre la derecha a la madre de Ania que está en un sillón sentada con gestos de desconsuelo. Toda esta instancia acompañada por el sonido de música de flautas que se superponen con las voces.


(3:43 a 4:39) Sin música de fondo,  sólo las voces en primer plano. La madre de Jordi y el vecino acuden a la escuela y se entrevistan con las autoridades. Por escenas anteriores sabemos que son el maestro y la directora. Al inicio el director combina primeros planos de la madre y del vecino (que hasta altura ya es el tutor de Jordi y ocupa el rol de un padre), con planos medios de la directora y el maestro. Se produce un momento de tensión en el diálogo. Quien asume el papel de máxima autoridad del establecimiento le dice “usted dijo sin ningún tipo de pruebas, que en este centro acosaban a su hijo, y me hace responsable a mi, y eso no lo tolero”. El vecino le sale al cruce: “Tanto si lo tolera como si no, Jordi ha sufrido acoso en su centro” y afirma haber sido testigo y tener pruebas de dicho acoso. Expresa que Jordi se lo había confesado con detalles. (La pata rota del perro, los golpes en el cuerpo y apuntarle con un arma)  El maestro lo increpa diciéndole porque no había denunciado la situación, y este le responde “intente arreglarlo a mi manera y me equivoqué”. La funcionaria reconoce la gravedad del problema pero antepone lo institucional (“tendremos que abrir un expediente para investigar a fondo”) a la situación de la desaparición de Jordi. La madre de Jordi le grita: “Lo que tiene que hacer es encontrar a Jordi”. El maestro pierde la compostura y le susurra al oído “Que vengan esos chicos de una puta vez”, entonces, la cámara hace un plano en detalle de la mano de la directora pulsando los botones del intercomunicador.


(4:40 a 4:49) La escena comienza con la voz de la directora y un primer plano de uno de los agresores de Jordi. La cámara hace un travelling de derecha a izquierda sobre dos de ellos. Hay un primer plano de la madre de Jordi que mira con bronca. Mientras tanto sigue hablando la directora. No hay música de fondo sólo se escucha las voces y el eco de los pasos. Es una reunión informal en la biblioteca de la escuela, donde se encuentran las autoridades, los agresores y otros compañeros de Jordi, la madre y el vecino. Se les anuncia que se reunirá el consejo escolar y luego llamarán a los padres. La Directora solicita que le expliquen, que confiesen lo que saben sobre el tema.


(4:50 a 5:06) Un plano americano recién ahora muestra a la directora que sigue hablando. La cámara agranda el plano hasta que se hace general para que entren en la escena los agresores, los compañeros, la madre, el vecino y el profesor. (5:06 a 5:30) En un primer plano uno de los agresores acepta que estuvieron acosando a Jordi. Hay primeros planos de la directora, del agresor principal y de la madre de Jordi, todo se desarrolla sin ninguna música o sonido de fondo, sólo se escucha las voces, donde sobresalen la directora y el tutor que transmiten crispación.


(5:31 a 5:45)  Hay un plano general con directora en el centro como punto de atracción. La cámara está fija ahora en un ángulo normal. Se termina la reunión y los alumnos se retiran, hasta aquí sólo se escuchan sus pasos. (5:46 a 6:01) Luego gran primer plano de la directora. La madre en un primer plano se dirige a la directora diciéndole “De alguna manera usted es responsable de lo que está pasando” y la directora -primer plano- le responde “¿Y usted que? Es su madre, convive con él. ¿Cómo es que no se dio cuenta?”


(6:02 a 6:12) Plano general. Salen de la escena la madre y el vecino. La Directora queda sobre la derecha de la pantalla apoyada con los brazos sobre una larga mesa mirando al profesor que está en la misma posición pero enfrentado sobre la izquierda. (6:13 a 6:25) La madre y el vecino entran por una puerta a un pasilloiluminado por un lado a través de amplios ventanales y son interceptados por dos alumnos, quienes manifiestan ser amigos de Jordi y expresan su deseo de que vuelva pronto. La madre agradece y se retira junto al vecino.

Subpáginas (2): Personajes Sinopsis