Crema de frutos rojos caramelizada

Ingredientes (4-6 personas):


100 gr. de azúcar

1 cucharada de zumo de limón

2 cucharadas de agua fría

2 cucharadas de agua hirviendo

150 gr. de frutos rojos frescos variados (arándanos y frambuesas)

800 gr. de crema de queso


Para la crema de queso:


400 gr. de queso tipo Philadelphia

400 ml. de leche evaporada

6 cucharadas de azúcar

1 sobre de natillas royal

Modo de hacerlo:


Preparamos la crema de queso en primer lugar: Para ello en un bol ponemos el queso, la leche evaporada, el azúcar y el sobre de natillas.


Batimos bien con la batidora hasta que no queden grumos.


Colocamos el bol en el baño maria a fuego medio y removemos la preparación hasta que espese.


Retiramos del fuego y repartimos en los moldes. Esperar a que se enfrie un poco y después meter en la nevera hasta que esté fria por completo.

Una vez se haya enfriado la crema preparamos los frutos rojos caramelizados: 


Para ello ponemos un cazo al fuego y preparamos el caramelo con el azúcar, el agua fría y el zumo de limón. Removemos hasta que el azúcar se haya disuelto. Llevar a ebullición dejando cocer 3-4 minutos hasta que empiece a estar dorado. 


Cuando esté ligeramente dorado el caramelo añadir las 2 cucharadas de agua hirviendo ya fuera del fuego (con cuidado de no quemarse)


Añadir los arándanos y dejar que cuezan 1 minuto.


Retirar el cazo del fuego y añadir las frambuesas. Mover el cazo para que se caramelicen por todos los lados. Dejar enfriar ligeramente.


Sacar los cuencos de la nevera y distribuir los frutos caramelizados en cada uno. 


Servir enseguida

Thermomix:

Preparar la crema de queso:

Poner en el vaso el queso, la leche evaporada, el azúcar y el sobre de natillas. Programar 8 minutos, 90º y velocidad 4.

Verter en los cuencos preparados y poner a enfriar en la nevera.

Una vez se haya enfriado la crema preparamos los frutos rojos caramelizados: 


Para ello ponemos un cazo al fuego y preparamos el caramelo con el azúcar, el agua fría y el zumo de limón. Removemos hasta que el azúcar se haya disuelto. Llevar a ebullición dejando cocer 3-4 minutos hasta que empiece a estar dorado. 


Cuando esté ligeramente dorado el caramelo añadir las 2 cucharadas de agua hirviendo ya fuera del fuego (con cuidado de no quemarse)


Añadir los arándanos y dejar que cuezan 1 minuto.


Retirar el cazo del fuego y añadir las frambuesas. Mover el cazo para que se caramelicen por todos los lados. Dejar enfriar ligeramente.


Sacar los cuencos de la nevera y distribuir los frutos caramelizados en cada uno.