8. Un concilio económico