METÁFORAS / METÀFORES

"La mayoría de estas narraciones de tradición zen y sufí, son milenarias y anónimas, y se han ido transmitiendo durante siglos oralmente. Capaces, a veces, con muy pocas palabras de impartir excelentes enseñanzas. Favorecen la apertura de la mente y del corazón, y se pueden interpretar de diferentes maneras, admitiendo diferentes niveles de comprensión.                         

FAULES DE....... LA FABULOSA COMPANYIA DE LA LLUM 

L'ARBRE DE LA LLUM (La Fabulosa Companyia de la LLum)


"Hi havia una vegada, als afores d'un poble, un arbre enorme i bonic,

tothom el coneixia com "L'Arbre de la Llum".

(entra l’arbre)

Vivia regalant la seva llum a tots els que s’hi apropaven... la frescor de la

seva ombra, l'aroma de les seves flors i l’alegre cant dels ocells que

niaven entre les seves branques.

(so d’ocells)

El arbre era estimat per tots, però especialment pels nens, que ens enfilàvem  pel tronc i ens balancejaven entre les branques amb la seva

complicitat complaent. Si bé l'arbre estimava la gent, hi havia un nen que

era el seu preferit. Apareixia sempre cap al tard, quan els altres se

n'anaven.

(entra el nen)

-Hola, amic, deia l'arbre, i amb gran esforç baixava les seves branques al

terra per ajudar el nen a enfilar-se, permetent-li a més tallar alguns dels

seus brots verds per fer-se una corona de fulles encara que l'esquinç li

dolgués una mica. El noi es balancejava amb ganes i li explicava a l'arbre

les coses que li passaven a casa.

Gairebé d'un dia per l'altre, el nen es va tornar adolescent i va deixar de

visitar a l'arbre.

(surt el nen)

Va passar el temps... i de sobte, una tarda, l'arbre el va veure caminant a

la llunyania i el va cridar amb entusiasme:

-Amic... amic... Vine, acosta’t ...Quant fa que no véns...

Enfila’t i xerrem.

(entre el jove)

-No tinc temps per a estupideses va dir el noi.

-Però...gaudíem tant junts quan eres petit...

-Abans no sabia que es necessitaven diners per viure, ara busco diners

Tens diners per donar-me?

L'arbre es va entristir una mica, però es va animar de seguida.

-No tinc diners, però tinc les meves branques plenes de fruits. Podries

pujar i emportar-te'n alguns, vendre'ls i obtenir els diners que

necessites...

-Bona idea- va dir el noi, i va pujar per la branca que l'arbre li va estendre

perquè s'enfilés com quan era petit.

I va arrencar tots els fruits de l'arbre, inclosos els que encara no eren

madurs.

(tisores tallen els fruits)

Hi va omplir uns sacs d’arpillera i se'n va anar al mercat.

(surt jove)

L'arbre es va sorprendre que el seu amic no li digués ni gràcies, però va

deduir que tindria urgència per arribar abans que tanquessin els

compradors.

Van passar deu anys fins que l'arbre va veure passar una altra vegada al

seu amic.

Era ja un adult.

(entra l’adult)

-Que gran estàs- li va dir emocionat- vine, puja com quan eres nen,

compta'm de tu.

-No entens res, com per enfilar-me estic jo...el que necessito és una casa.

Podries potser donar-me'n una?

L'arbre va pensar uns minuts.

-No, però les meves branques són fortes i elàstiques. Podries fer una

casa molt resistent amb elles.

El jove va sortir corrent amb la cara il·luminada. Una hora més tard, amb

una serra va tallar cada una de les seves branques, tant les seques com

les verdes.

(tisores tallant branques)

L'arbre va sentir el dolor, però no es va queixar. No volia que el seu

amic se sentís culpable.

L'arbre es va quedar en silenci fins que va acabar la poda i després va

veure el jove allunyar-se esperant inútilment una mirada o un gest de

gratitud que mai no va succeir.

(surt adult)

(música molt trista, tipus opera trista)

Amb el tronc nu, l'arbre es va anar assecant. Era massa vell per fer

créixer noves branques i fulles que l'alimentessin.

Potser per això, perquè ja estava vell quan el va veure venir, anys

després, només va dir:

(entra vell)

-Hola. Què necessites aquesta vegada?

-Vull viatjar. Però, què pots fer tu? Ja no tens branques ni fruits que

serveixin per vendre.

-Que importa, fill- va dir l'arbre-, pots tallar el meu tronc...amb ell potser

aconsegueixis construir una barca per recórrer el món al teu gust.

-Bona idea -digué l'home.

Hores després va tornar amb una destral i va talar l'arbre.

(tisores tallen tronc)

Va construir la seva barca i se'n va anar.

Del vell arbre va quedar tan sols la petita soca arran del terra.

Diuen que l'arbre encara espera la tornada del seu amic perquè li expliqui

del seu viatge. Mai es va adonar que ja no tornaria.

El nen ha crescut, però tristament s'ha tornat un home d'aquests que mai

no tornen on no hi ha res més per prendre.

L'arbre espera, buit, encara que sap que no té res més per donar. "

(fos llum de pantalla)

(música molt trista amb cors de fons)   


 “Una gran baralla està ocorrent en el meu interior i és entre dos llops.

(s’encén el teatrí d’ombres)

(entra el llop dolent)

_Un dels llops representa la maldat, el temor, la ira, l'enveja, el dolor, la

rancúnia, l'avarícia, l'arrogància, la culpa, el ressentiment, la inferioritat,

la mentida, l'orgull, la competència, la superioritat i l'egolatria.

(entra el llop bo)

L'altre la bondat, l'alegria, la pau, l'amor, l'esperança, la serenitat, la

humilitat, la dolçor, la generositat, la benevolència, l'amistat, l'empatia, la

veritat, la compassió i la fe.

(s’apaga el teatrí)

Aquesta mateixa baralla està ocorrent dins de vosaltres, i dins de tots els

éssers de la terra.

(KM amb el llum del cap al prosceni es dirigeix al públic)

Ho varem pensar durant una estona i finalment li vaig preguntar al gall:

(s’apaga la bombeta del KM)(ara representa que és el KM de la tenda el que parla)

Senyor, digui’ns: " quin dels dos llops guanyarà? ".

I el bell gall  va respondre simplement... el que tu alimentis” 

_En prous feines dúiem remant un parell de minuts que ja érem al mig del riu.  Quan em vaig adonar que cada un dels dos rems de la barca tenien gravada una paraula. En un hi havia escrita la paraula SOMNIAR, i en l’altre la paraula CAMINAR.  No vaig poder aguantar la curiositat i li vaig preguntar al barquer quin significat tenien aquells noms gravats als rems.

El vell gripau va agafar el rem on hi deia  SOMNIAR i va començar a remar amb totes les seves forces. La barca va començar a donar voltes sobre ella mateixa sense moure’s del lloc on estava.  Al cap d’uns segons va fer el mateix amb l’altre rem i varem donar voltes en sentit contrari sense anar endavant.

Finalment va agafar els dos rems i movent-los rítmicament va impulsar la barca cap endavant fins que varem arribar a l’altra vora.

Després de donar-li les gràcies,  ja ens acomiadàvem quan el vell gripau ens va dir: (fora música)

_Esta bé, i de fet cal que somnieu en tenir la llum, però per assolir-la no n’hi ha prou amb somniar, també cal caminar.

I fent un salt va marxar.

L’aigua refractava el darrer raig de la posta sol distorsionat pels cercles que havia deixat el gripau en saltar.


EL GOS I EL GAT (La Fabulosa Companyia de la LLum)

“El cas és que un desgraciat matí, o potser hauria de dir afortunat. El cas és que jo estava creuant un gran carrer d’una gran ciutat i de sobte un cotxe em va atropellar.

Em trobava a  l’hospital, enguixat i embenat de dalt a baix absolutament immobilitzat. Quan una veu suau que em parlava amorosament em va despertar. Era un altre malalt, el meu company de habitació. Era un gat molt amable, com que jo no em podia moure, hi suposava que a la nostra cambra hi hauria una finestra, li vaig demanar si us plau  que m’expliqués  que s’hi veia... Des d’aquell dia, el meu company cada matí em relatava detalladament el que es veia des de la finestra..

Tornem a utilitzar la llum del tàndem i el teatrí

Que si un nen duia un enorme ram de globus de colors...

 (la imatge passa com volant per la pantalla),   

Que si un jardí,

(apareix la flor)

Que si un bon dia va venir el circ...

(apareix l’elefant)

Que si una bona nit la lluna brillava especialment.....

(apareix la lluna).

Però un matí, em va despertar una veu estranya, era la infermera informant-me d’una trista noticia...

(tornem a les fosques)

El meu company d’habitació s’havia mort. Aleshores jo li vaig explicar a la infermera que era una gran pèrdua, doncs ens havíem fet bons amics i  que cada matí m’explicava en detall el que passava a l’altra banda de la finestra que jo en estar immobilitzat  no podia veure. En sentir això la infermera amb cara de sorpresa em va dir: Sr. Penso que s’equivoca, això que diu és impossible, doncs el seu company d’habitació era cec i aquí no hi ha hagut mai cap finestra.


EL MUSSOL (La Fabulosa Companyia de la LLum)

_Bona nit!

_Bona nit, va dir el vell Mussol.

_¿Podria dir-nos com es diu aquesta terra?

_La veritat, és que no té nom, nosaltres l’anomenem , simplement La Terra, els forasters però  l'anomenen la terra de la llum.

No veig que tinguin vostès electricitat?

_Nosaltres no la necessitem. La gent sent debilitat per les coses còmodes. Ells creuen que les coses còmodes són millors, i rebutgen les coses veritablement bones.

_que utilitzen per il·luminar-se?

_espelmes, i també cuques de llum.

_cuques de llum??

_la nit més fosca de l'any celebrem la festa de la llum i llavors recollim  petites  cuques de llum i ens les regalem els uns als altres en senyal d’amistat i d’agraïment per tot allò que hem après dels demés. Perquè tots aquells que ens estimen i nosaltres estimem son la nostra llum.

Les nenes i també els nens del poble aquella nit tenen per costum jugar a amagar-se cuques de llum a la panxa i corren pels carres cridant que estan embarassats de llum.    

_ no els molesta la foscor de la nit?

_la nit representa la foscor. Si la nit fos tan clara com el dia no estaríem de gust.

No ens agradaria una nit tan clara que ens impedís veure la llum de les estrelles.”


LA SERP I LA CUCA DE LLUM (La Fabulosa Companyia de la LLum)

_ Diu la llegenda que una serp va començar a perseguir a una cuca de

llum.

La cuca fugia ràpid amb por de la ferotge depredadora i la serp a l’hora no

desistia.

Va fugir un dia i ella la seguia, dos dies i la seguia....Al tercer dia, ja sense

forces, la cuca de llum va parar i li va dir a la serp:

_Puc fer-te tres preguntes?

_No acostumo a donar aquest precedent a ningú però com que et penso

menjar, pots preguntar. Contestà la serp!

_Pertanyo a la teva cadena alimentària? Va preguntar la cuca de llum

_No, contestà la serp

_Jo t’he fet algun mal? Va dir la cuca de llum

_No, va tornar a respondre la serp.

_Aleshores , per què vols acabar amb mi?

_Perquè no suporto veure’t brillar.

LAS HISTORIAS DE.....HISTORIAS PARA HOMBRES Y MUJERES BUENOS

LA HISTORIA DEL CAMINANTE (Historias para Hombres y Mujeres Buenos)

“La primera historia que voy a leeros esta noche es la historia del caminante, que de hecho podría ser mi propia historia…”.

 Yo era un caminante sin rumbo, me gustaba simplemente dejarme llevar por mis pies.

Cuando caminaba, miraba los árboles, los pájaros, las piedras. 

 De repente, en el horizonte, vi la silueta de una ciudad.

 Me detuve, para poderla ver bien.

Agudicé la mirada y sentí que la ciudad me atraía.

No sabía porque, pero sabia que allí encontraría todo aquello que siempre había deseado.

Todos mis anhelos, mis sueños, mis pasiones.

 No lo dudé, y empecé a caminar hacia la ciudad.

Al cabo de unos días noté que el camin

 empezaba a subir,

Y que la subida se convertía en una montaña.

Me cansé un poco, pero no me importó.Cuando estaba arriba en la cima, sentado, mientras descansaba, divisé  bajo el valle una sombra negra.

Decidí bajar la montaña,

Y cuando llegué abajo, vi que la sombra negra era un enorme río.

Me enfadé un poco al ver que no había puente y que mi meta no estaba  resultando tan fácil como yo imaginaba.

De todos modos lo tenía decidido, como que el río no tenía demasiado caudal, me remangué los pantalones, lo crucé y seguí caminando.

Pero unos metros más allá, en medio del camino, me esperaba un buen susto…

La montaña se había derrumbado y un enorme montón de rocas me cerraba el paso.

Aquello no me lo esperaba, pero lo tenía claro, nada se interpondría entre mi objetivo y yo.

Así que excavé un túnel….y pasé.

Seguí caminando hacia la ciudad.

El camino parecía libre.

De repente me sorprendió un precipicio.

Me detuve.

Ahora si que era totalmente imposible.

El viaje se había terminado.

Me senté en el suelo, derrotado y rendido, maldiciendo mi desgracia…

Pero entonces me fijé que estaba sentado justo encima de un montón de maderas.

Tenía miedo y dudé, pero estaba claro, con aquellas maderas podría construir un puente.

Y así lo hice.

Pasaron horas, o días, o meses….

Pero finalmente...

El puente estaba listo.

Emocionado crucé el precipicio.

Pero lo que no podía ni imaginar…

Es que al llegar al otro lado,

Encontraría la ciudad delante de mí.

No me lo podía creer.

Tenía vía libra hacia la ciudad.

Pero….

La ciudad estaba rodeada por un enorme muro de punta a punta.

Era muy alto, frío y húmedo

El muro que me separaba de mis sueños.

Me sentí absolutamente abatido.

Busqué la forma de esquivarlo

No había manera.

Lo tendría que escalar.

La ciudad está tan cerca.

Lo tenía claro, descansaría unos minutos para reponer fuerzas.

Pero cuando me disponía a trepar…

Vi a un lado del camino,

a un niño que me observaba con mirada plácida .

Parecía que lo conociera.

Me recordaba a mi mismo cuando era pequeño.

Eso me animó a quejarme en voz alta:

Porque tantos obstáculos entre mi objetivo y yo?

El niño encogió los hombros y me dijo:

¿Porque me lo preguntas a mí?

Los obstáculos no estaban antes de que tú llegaras.

Los obstáculos los has traído tú.

 


 

 LA HISTORIA DE LAS GALLETAS (Historias para Hombres y Mujeres Buenos)

  Cuando aquella tarde llegó a la vieja estación, le informaron que el tren en el que ella tenía que viajar llegaría con una hora de retraso.

     La elegante señora, un poco fastidiada, compró una revista, un paquete de galletas y una botella de agua para pasar el rato. Buscó un banco en el andén central y se sentó a esperar el tren.

 Mientras hojeaba su revista, un joven magrebí se sentó a su lado y comenzó a leer un diario.

De repente, la señora observó como aquel chico, sin decir una sola palabra, estiraba la mano, agarraba el paquete de galletas, lo abría y comenzaba a comérselas, una a una, despreocupadamente.

    La señora se molestó, no quería ser grosera, pero tampoco podía dejar pasar aquella situación ni hacer ver que no había pasado nada; así que, con un gesto exagerado, cogió una galleta del paquete, la mostró al joven y se la comió mirándolo fijamente a los ojos.

Como respuesta, el joven cogió otra galleta y mirando a la señora, se la puso en su boca y comiéndosela, sonrió.

   La señora ya enojada, cogió una nueva galleta y, con visibles muestras de fastidio, también se la comió, sin dejar de mirar al muchacho.

   El diálogo de miradas y sonrisas continuó entre galleta y galleta.

La señora cada vez más irritada, y el muchacho cada vez más sonriente.
Finalmente, la señora se dio cuenta de que en el paquete solo quedaba una galleta. "No podrá ser tan descarado", pensó mientras miraba alternativamente al joven y al paquete de galletas.

        Con calma el joven alargó la mano, cogió la última galleta, y con mucha suavidad, la partió exactamente por la mitad.

 Y con un gesto amoroso, ofreció la mitad de la última galleta a la elegante señora.

- ¡Gracias! - Dijo la mujer cogiendo con rudeza la media galleta.
- De nada. - Contestó el joven sonriendo, mientras se comía su mitad.

 Entonces el tren anunció su llegada...

La señora se levantó furiosa del banco y subió a su vagón.

       Mientras arrancaba el tren, desde la ventanilla de su asiento vio al muchacho todavía sentado en el banco del andén y pensó:

_"¡Que insolente, qué mal educado, qué va a ser de nuestro mundo!"

         Sin dejar de mirar con resentimiento al joven, sintió la boca reseca por el disgusto que aquella situación le había provocado.  

       Abrió su bolso para sacar la botella de agua y se quedó totalmente sorprendida cuando encontró, dentro de su bolso, su paquete de galletas... ¡INTACTO!

 


 LA HISTORIA DEL PICAPEDRERO (Historias para Hombres y Mujeres Buenos)

 Hace tiempo, mucho tiempo…

Había un picapedrero que no estaba contento de ser picapedrero, porque  pensaba que no era un oficio suficientemente importante, que no le hacia poderoso.

Un DIA…

Estaba picando piedra delante de un gran palacio donde vivía un hombre rico.

Desde allí  podía ver la ventana del palacio

Y de se dio cuenta de que aquel hombre rico tenia muchas cosas bonitas y que recibía muchas visitas.

”Que poderoso que debe ser este  hombre”  pensó.

Le dio mucha envidia

Y deseó ser como él.

Tanto lo deseó que...

De repente, se transformó en el hombre rico.

Lucia un vestido nuevo de terciopelo, largo hasta los pies, un turbante con plumas y joyas, e incluso había engordado un poco.

Se paseaba arriba y abajo del salón de su palacio gozando de su riqueza. 

Pero se sentía encarcelado dentro de su propia casa.

De repente pasó por delante de su ventana un hombre muy importante que viajaba en  carruaje.

Al verlo pensó:

“Que poderoso  e  importante debe ser este hombre que puede viajar por todo el mundo con su propio carruaje.

“Me gustaría ser como él”.

Entonces se transformó en el hombre importante.

Viajaba por todo el mundo con su carruaje, y a su paso la gente lo saludaba y le hacían reverencias.

En un caluroso día de verano, en el que se sentía muy incómodo en lo alto del carruaje, porque hacia mucho calor,

Levantó la cabeza para mirar al sol.

“Que poderoso debe ser el Sol pensó”, “querría ser el Sol”.

Tanto lo llegó a desear que........

De repente se transformó  en el Sol.

 Brillaba con fuerza en el mundo entero.

 Tanto quiso brillar que acabó quemando bosques y campos…

Hasta que una enorme nube negra se  interpuso entre él y la tierra y lo empezó a tapar.

Entonces pensó: “Que poderosa que puede  llegar a ser una nube, que incluso puede tapar la luz del  Sol”

“yo quiero ser nube,” dijo.

El picapedrero se convirtió en nube

Pero llovió tanto que empezó a inundar pueblos y ciudades.

De repente notó que empezaba a desplazarse hacia un lado en contra de su voluntad.

 “Que poderoso que es el viento” “me gustaría ser viento”.

Como ya podéis imaginar, el picapedrero se convirtió en viento.  

Pero hacia volar tejas, arrancaba árboles y a su paso arrasaba todo lo que encontraba.

Hasta que al cabo de un rato se dio cuenta de que había una cosa que no podía mover, por más fuerza que hiciera no se movía.

Era una enorme piedra.

“Que poderosa que es la piedra”

Pensó. “yo quiero ser piedra”

Y finalmente...........se convirtió en una piedra.

Más poderosa que nada en el mundo.

Pero entonces oyó el sonido de un martillo golpeando sobre su dura superficie, “ToC, ToC, ToC”

Y  notó que lo estaban cambiando.

“¿Que puede ser más fuerte que una piedra?” pensó,...

 Se giró, y vio detrás de él, la figura de un picapedrero.

 


 

 LA HISTORIA DE LA LLAVE DE LA FELICIDAD 

(Historias para Hombres y Mujeres Buenos)

 Al principio de los tiempos, los dioses se sentían solos, y querían compañía. Entonces  decidieron crear unos seres que les hicieran compañía.

 Pero un día, estos seres encontraron la llave de la felicidad, siguiendo el camino hacia los dioses y convirtiéndose en ellos.

Los dioses se quedaron tristes, otra vez solos.

Reflexionaron.

Y decidieron que había llegado el momento de crear al ser humano, pero  temieron que este pudiera descubrir la llave de la felicidad y volver a quedarse solos.

Siguieron  reflexionando y se preguntaban donde podrían esconder la llave de la felicidad para que los hombres y las mujeres no la encontraran.

Tendrían que esconderla en un lugar perdido del mundo donde el ser humano no pudiera hallarla. 

Al principio pensaron esconderla en el fondo del mar;

Luego, en una cueva, en la montaña más alta; 

Después en un remoto agujero oscuro del espacio sideral.

Pero no se sintieron satisfechos con aquellos lugares.

Pasaron toda la noche en vela, y se preguntaban cual sería el lugar seguro para esconder la llave de la felicidad.

      Temieron que los hombres y las mujeres acabarían explorando todo el universo para encontrarla.

Tampoco estaría segura en el interior de la montaña más alta, pues tarde o temprano los hombres y las mujeres encontrarían estas tierras.

Ni tan solo estaría bien escondida en el más abismal, fondo del océano, porque un día los hombres i las mujeres acabarían bajando, y la encontrarían.

¿Donde esconderla pues? Se continuaban preguntando al día siguiente.

Y cuando el sol empezaba a disolver la neblina matutina, a los dioses se les ocurrió de repente el único lugar donde los hombres y las mujeres no buscarían la llave de la felicidad:

Dentro del ser humano mismo.

 Crearon a los hombres y las mujeres y en su interior  guardaron la llave de la felicidad.

 


 LA HISTORIA DE  COMPARTIR LA LUZ (Historias para Hombres y Mujeres Buenos)

"..Algunos hombres y mujeres se habían quedado encerrados por error a oscuras en el interior de una caverna donde no podían ver apenas nada.

 Pasó un rato, y una niña que había entre  ellos, la más pequeña del grupo, consiguió encender una pequeña tea.

Pero la luz que daba era tan pobre que aún no se podía ver nada. 

Entonces a la niña, se le ocurrió, que con su luz podría ayudar a que cada uno de los otros encendiera  su propia tea y así compartiendo la luz entre todos, la caverna se  iluminó.”

“Esta historia nos enseña que nuestra luz sigue siendo oscuridad si no la compartimos. Y aún nos enseña una cosa más: Que nuestra luz, al compartirla  no se desvanece, al contrario, crece.”

"Compartim la Llum"(lametáfora / la metàfora)