INICIO‎ > ‎

40 ANIVERSARIO G.S.ÍBEROS

"40 años y sigue brillando"




¡Gracias a todos los que participasteis en este fin de semana tan especial para el Grupo Íberos!

Para todos los que no pudisteis asistir al 40 Aniversario, os colgamos el discurso de Pablo Arranz, exjefe de grupo del G. S. Íberos. Esperemos que os guste:


Buenas tardes y bienvenidos a todos

En primer lugar me gustaría agradecer todos aquellos que habéis venido el esfuerzo de estar aquí, a los muchachos, a los padres que les apoyan incondicionalmente, al colegio, que ha seguido de cerca este evento, a los hermanos, y sobre todo a todos los antiguos miembros que a lo largo de estos 40 años han hecho posible que estemos hoy aquí. Por eso mismo no puedo olvidarme del equipo humano que conforma este kraal y que de un tiempo a esta parte han trabajado muy duro para que la celebración del 40 aniversario sea un hecho.

Hoy estamos reunidos personas de diferentes generaciones y que hemos venido de diferentes lugares, todos y cada uno con sus particulares circunstancias, sin embargo tratando de descubrir el factor común que nos reúne hoy aquí, me queda muy claro que el nexo de unión no es más que el ESCULTISMO.

Muchos lo hemos vivido desde dentro, otros lo están descubriendo con sus hijos, pero todos formamos parte del movimiento educativo juvenil más extenso del mundo. No puede ser casualidad que en tantos lugares del mundo una misma idea se acepte como buena y que tantos padres confíen en el escultismo como la vía para la educación integral de sus hijos.

Por los chavales que hoy están y por los que lo descubrirán, me gustaría dedicarles este poema de W.B. Yeats. Éste escribía lo que pensaba que su amada necesitaba, el poema dice así:

“Si tuviera yo las telas bordadas del cielo, recamadas con luz dorada y plateada, las telas azules, y las tenues, y las oscuras de la noche, y la luz, y la media luz, extendería las telas bajo tus pies, pero, siendo pobre, sólo tengo mis sueños; He extendido mis sueños bajo tus pies, pisa suavemente pues pisas mis sueños”.

Y cada día, en todas partes y lugares nuestros muchachos extiendes sus sueños bajo nuestros pies, y por eso debemos pisar con cuidado, pues como educadores corremos el riesgo de pisar sus sueños.

Muchas gracias.





   



G. S. ÍBEROS


Comments