2017 - (20)‎ > ‎

2017 - En "Heraldo de Aragón"

LA ESPERANZA DEL DR. ESPERANTO
Publicado en "Heraldo de Aragón" el 18 de abril
verkis: Lorenzo Noguero
Prezidanto de Frateco

Hay personas que ven las cosas como son y se preguntan ¿por qué? Otras, ven las cosas como desearían que fuesen y se preguntan ¿por qué no? En esta segunda categoría figuraría el Dr. Zamenhof, quien en 1887 propuso el idioma internacional esperanto como lengua auxiliar para facilitar la comunicación internacional en un plano de igualdad.

El Dr. L. L. Zamenhof murió el 14 de abril de 1917 (por lo que este año se celebra el centenario de su fallecimiento) en Varsovia, en plena locura de la Primera Guerra Mundial. Había nacido en 1859 y fue un médico polaco de origen judío. Desde la bondad de su humanismo internacionalista, ya de joven albergó la esperanza de que las personas pudieran entenderse más allá de las barreras de idiomas, credos, etnias o razas. Ideó las bases de un idioma auxiliar neutral y que combinase sencillez con expresividad. Presentó el proyecto como el idioma del Dr. Esperanto, que significa “el que tiene esperanza”. La palabra esperanto (seudónimo del autor) pasó a utilizarse para referirse al idioma.

El esperanto se ha convertido en la lengua planificada más extendida. Cuenta con hablantes en los cinco continentes. Hay multitud de organizaciones y publicaciones así como literatura original y traducida. La enciclopedia virtual “Wikipedia” incluye su versión en esperanto en el puesto 32 por número de artículos (estadística a marzo de 2017), por encima de idiomas como el búlgaro, danés o griego. La plataforma “Duolingo” para aprender idiomas gratis por internet también incluye el esperanto.

La UNESCO ha reconocido que los resultados alcanzados por el esperanto corresponden a los objetivos e ideales de la UNESCO, y en el aniversario del nacimiento del Dr. Zamenhof fue proclamado como una de las grandes personalidades de la humanidad.

Los esperantistas, que sabemos y saboreamos sus ventajas, seguimos creyendo en esta gran esperanza lingüística. Como escribió el Dr. Zamenhof “Oni kredas kion oni esperas” (“Se cree en lo que se espera”).



UNA IDEA BRILLANTE Y ESPERANZADORA
Publicado en "Heraldo de Aragón" el 23 de abril
verkis:  Lorenzo Solanas Forcén

El pasado día 14 se cumplieron cien años del fallecimiento de Ludwik Zamenhof, considerado por la Unesco como una personalidad destacada de la historia de la humanidad. Su mérito, la visión de un mundo mejor a través de la creación de una lengua universal: el esperanto. Si la sola idea, por sí misma, no fuese ya lo bastante atractiva, al menos debería hacernos reflexionar el considerar que fue perseguida por regímenes como los de Hitler o Stalin, donde se fusilaba a los esperantistas, perseguidos en otros países, incluido España durante la dictadura. Del mismo modo que el refranero nos dice que "algo tendrá el agua cuando la bendicen" se podría decir que algo tendrá el esperanto cuando lo maldicen aquellos "benefactores" de la Humanidad.

Ahora los enemigos de una lengua universal ya no matan por ello, lo son por motivos económicos, de hegemonía de mercado, de imperialismo lingüístico, impidiendo, limitando y desprestigiando su desarrollo e implantación. Parece paradójico que, en plena era de la comunicación, no se potencie algo tan positivo como la implantación en todos los centros escolares del mundo, como segunda lengua, de una lengua común en la que todos los ciudadanos del planeta nos pudiéramos entender, haciendo que la información fluyese por igual a todos los estratos sociales. Sería una buena forma de combatir el monopolio del inglés, que domina sobre cualquier otro idioma.

Pero claro, demasiados intereses en contra de un idioma como el esperanto que en su propia bendición lleva su penitencia. Sin duda, para algunos es mejor mantener la torre inacabada de Babel, que desmontarla piedra a piedra, como conseguiría una idea tan brillante como el esperanto.



Comments