2010 - (5)‎ > ‎

2010 - Esperanto en Literaturo

ESPERANTO EN LA NE ESPERANTA
"LITERA TURO"

Publikigita en la paĝoj 14-15 de la bulteno nº 391 de HEF
"Boletín" - (julio-septembro 2010)
verkis:  Lorenzo Noguero

Troveblas aliaj en "Boletín" r-roj: 344, 346, 351, 354, 356


ANTONIO MACHADO
"Juan de Mairena".
(1936) - Castalia, 2ª ed. 1983.
"El libro de la Naturaleza - habla Galileo - está escrito en lengua matemática. Como si dijéramos: el latín de Virgilio está escrito en esperanto. Que no os escandalicen mis palabras. El pisano sabía muy bien lo que decía. Él hablaba a los astrónomos, a los geómetras, a los inventores de máquinas. Nosotros, que hablamos al hombre, también sabemos lo que decimos".
(Cap. XLVI - p. 252)

ENRIQUE JARDIEL PONCELA
"Los tigres escondidos en la alcoba".
En "Tres comedias escogidas" - Aguilar, 3ª ed. Madrid, 1962.
"... ¿Por qué es el no moverte? ¿Es porque esa mujer, mientras bailabas, te ha "cloroformizado" diciéndote "sí"? ¿O porque te ha dicho "no" y a ti ya te da igual el presidio que el esperanto?".
(p. 336)

GUILLERMO CABRERA INFANTE
"Tres tristes tigres".
Seix Barral, 6ª ed. Barcelona, 1995.
"... y saber, como sabía todo lo que hay que saber del Volapük y el Esperanto y el Ido y el Neo y el Basic English, y su teoría de que al revés de lo que pasó en la Edad Media, que de un solo idioma como el latín o el germano o el eslavo salieron siete idiomas diferentes cada vez, en el futuro estos veintiún idiomas ... se convertirían en uno solo, imitando o aglutinándose o guiados por el inglés, y el hombre hablaría, por lo menos en esta parte del mundo, una enorme lingua franca, una Babel estable y sensata y posible".
(p. 233)
"Vidas para leerlas".
Alfaguara-Santillana. Madrid, 1998.
"Yo no quería escribir en un dialecto sino en un exclusivo idioma universal. Quería para mí la posibilidad del esperanto en la realidad del español".
(p. 237)
"El libro de las ciudades".
Alfaguara-Santillana. Madrid, 1999.
"Nosotros (gesto que podría abarcar una secta) creemos que la ropa no debe tener fronteras ni razas, que debe ser un mismo idioma para todos. De cómo este esperanto sectorial, esta volapuk de la vestimenta se convirtió en la última lingua franca de Londres, se habla más adelante...".
(p. 24)

JOSÉ MARÍA GIRONELLA
"Los cipreses creen en Dios".
Círculo de lectores, 1976.
"Una de las cosas que les gustaba era asistir a las reuniones de los esperantistas, en la plaza de la iglesia... ¡Porque en el pueblo había muchos esperantistas! Era un pueblo de escondidas y escalofriantes imaginaciones... Gente que soñaba en sociedades universales. Anarquistas sin saberlo, demasiado sentimentales..."
(p. 289)

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
"Gárgoris y Habidis. Una história mágica de España".
Argos Vergara. 20ª ed. Barcelona, 1981.
"(Para construir el Templo de Jerusalén) numerosos extranjeros, en posesión de muchos y diferentes idiomas, colaboraron en la empresa que a pique estuvo de convertirse en otra Torre de Babel. Pero se salvó el obstáculo: alguien tuvo la hermosa ocurrencia de inventar un código cifrado para que los obreros pudieran entenderlo sin necesidad de proferir sonidos. Algo así como un esperanto gráfico de la arquitectura, un sistema de señalización similar a lo que siglos más tarde introdujeron los sabios de Grecia en el recinto de la geometría. Y se llamó Péndulo o Sello de Salomón a la figura resultante de agrupar dichos símbolos alrededor de un círculo"
(p. 378)
"El barallete es o fue esperanto jacobeo, cenismo de babel, germanía de patriarcas, truhanes, ribaldos, lapetas, peregrinos, pecadores y macarras".
(P. 392)

ANTONIO GALA
"El don de la palabra".
Espasa-Calpe, 1996.
"La música dice cuanto no cabe en nuestra lengua, tan dividida y ardua, y resume la dignidad más alta: ser sustancia y forma de sí misma; del verdadero esperanto universal, que comienza donde no alcanzan los demás idiomas. Sin intermediario alguno, lo mismo que un perfume, nos revela la secreta armonía del mundo, y acierta en la íntima diana del corazón".
(p. 256)

JUAN MANUEL DE PRADA
"Las esquinas del aire".
Planeta. 2ª ed, 2000.
"No se tragó, por supuesto, que Jimena estuviese diplomada en taquigrafía (disciplina tan arqueológica y en desuso como el idioma esperanto)".
(p. 283)

JORGE LUIS BORGES
El la rakonto "El Congreso", ene de la libro "El libro de arena".
1975.
"Concurrí a la biblioteca del Museo Británico en busca de un idioma que fuera digno del Congreso del Mundo. No descuidé las lenguas universales; me asomé al esperanto - que el Lunario sentimental califica de "equitativo, simple y económico" - y al Volapük, que quiere explorar todas las posibilidades lingüísticas, declinando los verbos y conjugando los sustantivos...".

Lorenzo Noguero

Comments