Catequesis Familiar

CATEQUESIS FAMILIAR

                             "LLAMADOS A RENOVAR NUESTRA FE EN CRISTO JESUS, VIVIENDO AL ESTILO DE CRISTO"

"Un eunuco etíope, ministro del tesoro y alto funcionario de Candace, la reina de Etiopía, había ido en peregrinación a Jerusalén y se volvía, sentado en su carruaje, leyendo al profeta Isaías. El Espíritu Santo dijo a Felipe: "Acércate y camina junto a su carro". Felipe se acercó y, al oír que leía al profeta Isaías, le preguntó: "¿Comprendes lo que estás leyendo?". El respondió: "¿Cómo lo puedo entender, si nadie me lo explica?". Entonces le pidió a Felipe que subiera y se sentara junto a él. El pasaje de la Escritura que estaba leyendo era el siguiente: Como oveja fue llevado al matadero; y como cordero que no se queja ante el que lo esquila, así él no abrió la boca. En su humillación, le fue negada la justicia. ¿Quién podrá hablar de su descendencia, ya que su vida es arrancada de la tierra? El etíope preguntó a Felipe: "Dime, por favor, ¿de quién dice esto el Profeta? ¿De sí mismo o de algún otro?". Entonces Felipe tomó la palabra y, comenzando por este texto de la Escritura, le anunció la Buena Noticia de Jesús. Siguiendo su camino, llegaron a un lugar donde había agua, y el etíope dijo: "Aquí hay agua, ¿qué me impide ser bautizado?". Y ordenó que detuvieran el carro; ambos descendieron hasta el agua, y Felipe lo             bautizó." (Hechos 8, 27:38)


Siguiendo los pasos del párrafo del Libro de los Hechos de los Apóstoles que acabamos de leer, se desprende lo siguiente:...

El ser humano busca a Dios... El Espiritu Santo obra..... El Discípulo, instrumento de Dios es obediente al Espíritu y está dispuesto a evangelizar..... Hay una necesidad en el hombre de entender correcta y fielmente la Palabra de Dios... Se realiza una Catequesis kerigmática (primer anuncio de salvación) bajo la inspiración del Espíritu Santo... El ser humano escucha la Palabra de Dios y el Magisterio de la Iglesia y se produce una Conversión... Esa Conversión lleva al deseo de recibir el Sacramento... Nace una Vida nueva en Jesús...

Este es el camino por el que todos transitamos en algun momento de nuestra vida... y la Catequesis Familiar es el instrumento ideal puesto a disposición de la humanidad por la Iglesia, depositaria fiel de la Buena Noticia del Señor Jesús, con el fin de acercarnos a Dios, ayudarnos a conocerlo, amarlo y seguirlo...

"Conservar el depósito de la fe es la misión que el Señor confió a su Iglesia y que ella realiza en todo tiempo. El Concilio Ecuménico Vaticano II, inaugurado hace treinta años por mi predecesor Juan XXIII, de feliz memoria, tenía como propósito y deseo hacer patente la misión apostólica y pastoral de la Iglesia, y conducir a todos los hombres, mediante el resplandor de la verdad del Evangelio, a la búsqueda y acogida del amor de Cristo que está sobre toda cosa (cf. Ef 3, 19)." (Constitución Apostólica Fidei Depositum - Beato Juan Pablo II)