Oferta educativa‎ > ‎

Plan de formación básica

Este Plan está indicado para las personas que quieren realizar la ESPA (Educación Secundaria para Personas Adultas) pero no disponen de la titulación necesaria. Promueve la adquisición de la competencias básicas necesarias para el acceso a Educación Secundaria Obligatoria y a otros Planes de Educación Permanente y el desarrollo personal y profesional de las personas adultas.

Está organizado en dos niveles de un curso de duración cada uno, pudiendo extenderse excepcionalmente hasta un máximo de tres años por nivel. Cada nivel contiene tres ámbitos de conocimiento y cada ámbito tres módulos subdivididos en seis bloques. En total el Plan completo consta de doce bloques .

    Nivel I:

        Ámbito de comunicación.

        Ámbito científico-técnico.

        Ámbito social.

    Nivel II:

        Ámbito de comunicación.

        Ámbito científico-técnico.

        Ámbito social.

Se denominan ámbitos a las asignaturas o materias, y módulos serían los grandes bloques temáticos en argot académico que, a su vez se subdividen en bloques, que serían los “temas” propiamente dichos (normalmente cada tema incluye una serie de apartados denominados Información y Tareas).

En el nivel I se adopta un principio de globalización de los aprendizajes para, en el nivel II, realizar propuestas más de carácter interdisciplinar. En los bloques se integra lo específico de cada ámbito con lo relativo a la educación en valores que tiene como referencia el espacio europeo de ciudadanía y el dominio de las TIC. Además, por la importancia de los idiomas, se incluyen en el nivel II los contenidos de iniciación al conocimiento de un idioma extranjero, de acuerdo con las directrices del Marco Común Europeo de Referencia para el aprendizaje de las lenguas (MCERL).

Los objetivos últimos son el desarrollo de las competencias básicas en el aprendizaje permanente, a partir de los principios recogidos en el documento «Recomendación del Parlamento Europeo y del Consejo de 18 de diciembre de 2006», así como la articulación del itinerario formativo necesario para el acceso a la titulación básica y a otros niveles del sistema educativo, desde criterios basados en la autonomía funcional, la participación en los distintos ámbitos sociales y la orientación para el desarrollo personal, el reciclaje de conocimientos y la inserción laboral, según se recoge la Orden de 10 de agosto de 2007 por la que se regula el Plan Educativo de Formación Básica para Personas Adultas.

Las orientaciones para elaborar las programaciones y demás aspectos relativos al Plan vienen desarrollados en la Orden anteriormente citada. Se trata de un Plan prioritario.