Evaluación

  • Introducción.

En un CEPER podemos evaluar diversos aspectos: el alumnado, la práctica docente, y el propio proyecto de centro. Para evaluar, hay que seguir los cuatro pasos siguientes: enumerar los criterios de evaluación, observar los resultados, comunicarlos y finalmente introducir los cambios necesarios para la mejora. Naturalmente, lo que más e inmediatamente suele preocupar es la evaluación del alumnado.

  • La evaluación del alumnado.

En CEPER no todo el alumnado matriculado se evalúa de la misma manera sino que depende del Plan Educativo de que se trate. En principio, conviene distinguir entre evaluación interna y evaluación externa, dado que algunas de los planes que se imparten en CEPER se realizan para presentarse a pruebas externas en IES o en la Universidad que son quienes realmente evalúan al alumnado de algunos Planes aunque se hayan preparado para ello en CEPER en todo o en parte.

Al comenzar el proceso se efectúa una prueba inicial para saber la situación de partida. La evaluación es continua o procesual y se realiza generalmente al trimestre aunque la evaluación de algunos planes depende de las fechas en que se realizan convocatorias oficiales.

Se valora el grado de desarrollo de las capacidades enunciadas en los objetivos, el grado de asimilación de los contenidos y el aprendizaje realizado con la evaluación final. Es recomendable utilizar una amplia gama de instrumentos (observación, cuadernos, tareas presenciales y virtuales, pruebas, entrevistas, autoevaluación, etc.).

Y además...