Mensaje del Ministro

publicado a la‎(s)‎ 8 ene. 2013 3:13 por Centro de Cristianismo Práctico   [ actualizado el 11 ago. 2014 14:59 ]

Queridos Amigos:

Este mes nuestro tema es la Vida Sencilla.  En estos tiempos donde los avances tecnológicos son la orden del día y  los medios de comunicación se hacen cada vez más sofisticados tenemos que mantenernos actualizados para ser competitivos. La vida se torna cada vez más complicada por los muchos compromisos que tenemos que cumplir y el tiempo se hace cada vez más escaso.

Hay compromisos familiares ineludibles como son las escuela de nuestros hijos y las actividades extracurriculares. Hay compromisos laborales que muchas veces requieren que permanezcamos trabajando largas horas. El tiempo que para compartir directamente con la familia cada día se reduce más. El ritmo de la vida se acelera cada vez más afectando nuestra calidad de vida y comenzamos a desear una vida más sencilla.

Pues dentro de la turbulencia y dinamismo de la vida de hoy es posible vivir la vida sencilla. Y esto se consigue viviendo una vida centrada en Dios y “rindiendo culto a Él en espíritu y en verdad. La vida sencilla es un estado de conciencia. Es paz y satisfacción en el gozo de vivir y amar.” (Prosperidad p.113)

Dedica diariamente un tiempo de oración para aquietarte y reconocer la Presencia de Dios en tu vida y asuntos. Y en el Silencio pídele a Dios que te fortalezca en fe y dirija tus pasos cada día. Verás como cambia el ritmo de tu vida, como el tiempo te rinde más y como vas balanceando tu vida y mejorando tu calidad de vida. Tendrás más tiempo para darle amor a tu familia y compartir con ellos. 

En amor y unidad,

Roberto