Parque de Desinfección

 
Calderón de la Barca, 4 (Terrassa) Barcelona.

Año proyecto: 1912.

Año fin obras: 1920.


El Parque de Desinfección es un edificio de estilo modernista, obra del arquitecto Josep Maria Coll i Bacardí, realizada hacia el 1915. Se encuentra en el municipio de Terrassa -en la plaza del Arquitecto Coll i Bacardí, cerca de la carretera de Olesa -, donde consta protegido como bien cultural de interés local.

Es un edificio aislado, singular por los volúmenes, las arquerías parabólicas y los espacios interiores luminosos. El eclecticismo de las soluciones arquitectónicas en una estética modernista se adapta bien a la funcionalidad deseada, que es la salida fácil de los vapores producidos en el proceso de desinfección.

El muros y la fachada son de ladrillo y hormigón, con paramento exterior e interior de ladrillo, vidriada en la cornisa, la puerta principal y la fachada. Presenta columnas de hierro, vigas forjadas, madera de pino de Flandes, mortero de cal grasa de Sallent y ladrillos de horno de leña. El cemento es de Sant Joan de las Abadesas y de Vallirana.  La planta tiene forma casi semicircular. El terreno anexo, que ahora forma la plaza del Arquitecto Coll y Bacardí, es separado de la carretera de Olesa por un muro de estilización curvilínea. Los techos son en vuelta de tres hojas de ladrillo. Hay el escudo de la ciudad sobre la puerta principal.

La planta es en forma de sector circular en abanico abierto, con una torre mirador cilíndrica en el vértice, dominando el conjunto. Consta de una sola planta, con los muros agujereados por una sucesión de aberturas en arco redondo simétrico respecto a un eje horizontal, sobre la que se levanta otro cuerpo, con una serie de tragaluces en forma de bóvedas apuntadas que sobresalen de la cubierta.

La fachada posterior es simétrica respecto al eje central que viene marcado por la torre. La fachada principal se enfatiza con un gran portal de arco carpanel y gablete en arco apuntado, recubierto de cerámica y con la representación del antiguo escudo de la ciudad, realizado en mosaico policromo. La construcción es de ladrillo enlucido, excepto en las aberturas y la imposta, donde aparece desnudo. El elemento artístico radica en la utilización de piezas cerámicas vidriadas de color caramelo que recubren las cornisas y los arcos. El tejado es de escamas cerámicas.

En 1912, el Ayuntamiento compró el terreno y se realizó el pliego y proyecto del arquitecto municipal Josep Maria Coll y Bacardí. En 1915 se dio la aprobación y se adjudicaron las obras a Joaquim Borrell Carreras, sin subasta, por concesión especial prevista legalmente. El 24 de noviembre de 1916 muere el adjudicatario.

En febrero de 1917 se realiza un nuevo proyecto de finalización de la obra y construcción del pabellón de máquinas, por parte del arquitecto municipal  Melcior Vinyals i Muñoz (sin variar el proyecto inicial), adjudicado a Joaquín Codina y Baltà, que murió en 1918. En diciembre de 1918 se realizó la recepción definitiva y la liquidación de las obras.

En 1928 se realizó un informe sobre las malas condiciones del gran depósito de agua y la necesidad de reformar la cubierta. 

En los años noventa el conjunto fue restaurado para su reutilización como laboratorio municipal.

(Fuente: ca.wikipedia.org)


    Mapa de situación


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 



Comments