Museo Can Tinturé

 
 
Església, 36 (Esplugues de Llobregat) Barcelona.
 
 
El siglo XIX recupera el azulejo gótico azul, que se convierte en fuente de inspiración para la nueva cerámica de época modernista.
La fábrica Pujol i Bausis. de Esplugues reprodujo ejemplares encargados por los arquitectos Antoni M. Gallissà y Josep Font i Gumà, como este alfardón y las reproducciones de los dibujos acuarelados que copian los azulejos aplicados en el pavimento de la capilla de Sant Jordi del Palau de la Generalitat en Barcelona. 
 
Valencia y Cataluña, al igual que Sevilla, Talavera y Toledo, produjeron los denominados modelos internacionales. Antoni M. Gallissà, antes de la reproducción del dibujo con tinta y acuarela, recuperó motivos ornamentales de la Sala de la Audiencia del Palau de la Generalitat de Valencia y de la Sala Nueva del Consejo del Palau de la Generalitat de Cataluña en Barcelona, que la fábrica Pujol i Bausis de Esplugues, produjo desde finales del siglo XIX.
La riqueza de dibujos y los avances técnicos de la primera mitad del siglo XIX harán posible, más adelante, el gran aumento de la producción cerámica de las corrientes del modernismo y novecentismo.
 
La industrialización plena seguirá este camino. La fábrica Pujol i Bausis, La Rajoleta, producirá, con la complicidad de reconocidos arquitectos y artistas, unas cerámicas de gran calidad y modernidad. De esta manera, Esplugues se convertirá en un referente en la producción cerámica universal.
(Fuente: Museo Can Tinturé)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Comments