La Confitería

 
Sant Pau, 128 Barcelona.
 
Fundado en 1912. En la fachada el local tiene dos puertas de acceso y tres escaparates de hierro y vidrio, junto a una decoración de angelitos de aire novecentista. En el interior, todas las paredes están cubiertas por un aparador de madera con el fondo de espejo o vidrio al ácido y adornos de tipo geométrico, en los que predominan las líneas rectas formando ramos. Este mueble está coronado por unos paneles curvados rematados con motivos vegetales y con flores pintadas en su interior. El mostrador de la antigua confitería tiene ahora la función de barra. También se ha mantenido intacta, como elemento decorativo, la mesa de contabilidad, con una bonita mampara de vidrio.
(Fuente: silviacasanovas.blogspot.com)
 
       Mapa de situación   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      
Comments