Casas Josefa Serra Castells I

 
Passeig Bertrand, 1-11 / Pi i Margall, 18(Sant Feliu de Llobregat) Barcelona.
 
Año proyecto: 1907.
 
Año fin obras: 1912.
 
 
Las seis casas en hilera proyectadas por Gabriel Borrell en el Paseo Bertrand que, en la primera década del siglo XX comenzaba a tomar la imagen urbana tal como preveía el Plan de Ensanche, son un conjunto muy significado.

En este proyecto, Borrell, optó por realizar un conjunto de viviendas unifamiliares en hilera con una pequeña zona de jardín en la parte posterior. Son edificios de planta baja y planta piso con azotea a la catalana. Si bien, que el arquitecto las proyectó en 1907 y el constructor Molins las inició al año siguiente, durante varios años fueron construyéndose finalizándose, en 1912. Podemos encontrar las dos fechas "1908" y "1912" indicadas en la fachada con la técnica del esgrafiado. Se trataba de una propiedad del mismo contratista, en Molins, y parece ser que cuando el trabajo disminuía un poco llevaba a sus trabajadores en esta construcción para ir, poco a poco, terminando las mismas.

La concepción de conjunto se hace patente en la fachada donde una cenefa ondulada las delimita en la parte superior, correspondiente a la barandilla de la azotea, realizada con la tèncica del trencadís y con elementos cerámicos que provienen del centro productor de Pujol i Bausis. Este ritmo serpenteante que predomina viene reforzado por una segunda cenefa que enmarcando las aberturas de la planta del primer piso, a modo de arcos.

Estas viviendas, dispuestos en hilera, tienen el ancho de las casas de cós, en planta baja la puerta es centralizada ya ambos lados encontramos dos ventanas. La puerta, en aquellos casos que ha sido restaurada, se observa el trabajo de motivos ornamentales naturalistas que describen el juego del "coup de fouet", propio del Art Nouveau. Una vez atravesada esta puerta de madera hay un pequeño espacio haciendo las funciones de cancel y una segunda puerta de vidrieras que da directamente al interior de la vivienda. Las cerraduras de las puertas también muestran el silueteado de formas corvades adaptables a la ergonomía de la mano y al estilo modernista. Aún podemos encontrar, no en todas las casas, en las ventanas de arco rebajado la aplicación de pequeñas piezas de marquetería de madera que permiten el paso de una forma adinteladas a otra curva. En origen todas las persianas de las aberturas eran de cuerda enrollables.

La distribución de vacíos y llenos, sin ser simétrica muestra un equilibrio en toda la composición. Así en la planta piso las aberturas de los balcones se sitúan en los extremos de la fachada dejando una superficie aplafonada en la parte central. En este espacio en aquellos casos donde figuran las fechas "1908" y "1912" encontramos dibujadas con la tèncina del esgrafiado una serie de guirnaldas de flores geometrizantes y de cierta influencia de la escuela de Glasgow o de Mackintosh. Un balcón corrido con las barandillas torneadas abarca las dos salidas y tiene en la parte inferior pequeñas piezas de cerámica dispuestas de forma romboidal que alternan el color azul jaspe y el blanco, es el mismo motivo que encontramos en las bandas verticales que enmarcan las salidas de los balcones. El resto del paramento es liso en la planta piso y dispuesto en bandas de carrerus en la planta baja. Una gran riqueza de motivos y de cromatismo que singularizan este conjunto de viviendas.

(Fuente: Ajuntament de Sant Feliu de Llobregat / Ruta del modernismo)

     Mapa de situación 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Comments