Casa Magí Llorens

 
Cavallers, 1 y Major, 74 - 76 Lleida.

Año: 1905 - 1907.

Arquitecto: 
Francesc Lamolla i Morane.

La Casa Magí Llorens es un monumento del municipio de Lleida protegido como bien cultural de interés local.

Edificio de viviendas en cantonera, de planta baja y cuatro pisos. Fachada matiza la perspectiva horizontal con balcones corridos rematando el chaflán con tribuna acristalada. Algunos interiores conservan los originales artesonados en el techo y pinturas murales modernistas. Escaleras de piedra, estructura mixta de muros y pilares, forjados de madera y bóveda catalana, balcón de forja y pilares de fundición. No tiene mucho perspectiva este magnífico edificio que hace esquina entre las calles Major y Cavallers; lo que fue el promotor Jordi Llorens, de profesión banquero, que se trasladaría a vivir; el arquitecto fue Francesc Lamolla i Morante, (Lleida, 1869- Huesca 1928), y el período de construcción dilató desde 1898 hasta 1907. A finales de la década de 1990 y principios de los 2000 el edificio fue rehabilitado y el interior fue completamente reformado.

El banquero Jordi Llorens, hijo del fundador de la Banca Llorens, Magí Llorens, encargó este edificio en la Calle Mayor en 1897. La idea era hacer un casa de estilo modernista que tanto éxito tenía en el ensanche de Barcelona . Esta casa conocida como La Pedrera de Lleida vivió el poeta Magi Morera. Enric Serecigni inauguró los baxo de la casa el Porfoliograph 1918 que fue de las primeras salas de proyección de cine. Sus muros han acogido también otros pequeños fragmentos de la historia de la ciudad: se instaló la imprenta de Juventud Republicana, la Cruz Roja y también la franquista Organización Juvenil Española (OJE) que requisó un piso tras la guerra civil española para instalar su servicio de propaganda franquista juvenil  Durante el tiempo que ocupó la casa la OJE se perdieron elementos ornamentales sobre todo del hierro forjado de los interiores y no se preocuparon por conservarla. Posteriormente se realizaron reformas interiores.

Jordi Llorens dejó la casa a sus herederos, siendo la más beneficiada su hija Maria Merçe Llorens i Riba que se casó con Pedro Fuertes de Geralt, hijo del catedrático e ingeniero Pedro Fuertes Bardaji, que fue Presidente de la Diputación de Lleida ( 1894-96) y Director del Instituto de Lleida (el antiguo Roser).  Maria Merçe Llorens cedi la casa a su hijo Fernando Fuertes Llorens que ante la falta de ayudas públicas para restaurarla junto con otros propietarios o van llegar a un acuerdo para restaurar integralmente en 1998 con la empresa Construcciones Ribó fin de reconvertirla en un edificio de pisos y locales comerciales. El estado de conservación que presentaba en ese momento era bastante malo.
(Fuente: ca.wikipedia.org)


    Mapa de situación


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Comments