Casa Josep Padró

 
Trafalgar, 39 y Méndez Núñez, 17 Barcelona.

Año: 1900.

Arquitecto: 
Antoni Costa i Guardiola.

En 1899 Josep Padró vende un edificio que, seguramente acaba de construir, situado en Trafalgar 39 (actualmente número 37) a Pablo Via y Oliveras; al mismo tiempo, Marcelino Padró (hijo de José) pide permisos para iniciar los movimientos de tierras en el solar contiguo, número 41 (actual 39), con intención de prepararlo para la construcción de un edificio.

En 1900 se produce la petición de obras de Josep Padró con un proyecto firmado por el arquitecto Antoni Costa i Guardiola; un proyecto original, en esencia, igual que el actual, coincidiendo planta, alzado fachadas y situación. Constaba en principio de bajos, principal y 4 plantas.

Como era normal en este momento el propietario recibió en 1901 una denuncia por la construcción ilegal en el terrado de una habitación para el portero, cuartos y lavadero. El Ayuntamiento, tras un año requiriéndole el derribo, liquida la irregularidad con una multa de 50 ptas. que Padró paga en el 23 de junio de 1902.

Estéticamente corresponde a una vivienda de lujo típica del cambio de siglo. Cada una de las partes de la vivienda se decora con el estilo que se considera más apropiado. Así balcones y el resto de la fachada es de estilo neo renacimiento, un estilo que se consideraba propio para las partes públicas de un edificio. Estos elementos en piedra neorenacentistas contrastan con el típico esgrafiado modernista que recubre las partes no esculturadas.La forja de los balcones corresponde al número 21 del Catálogo de Balustres de Hijo de Miguel Mateu. Por el contrario, la portería es de un neobarroco, casi rococó, del que llamaban en su momento modernizado, con toques coup de fouet o modernistas en elementos como tiradores de latón de las puertas. Mármol, piedra artificial, esgrafiados y vidrieras grabadas al ácido. Lástima que hace unos pocos años alguien robase la puerta que cerraba la entrada a la escalera.

Los pisos se articulan alrededor de un patio interior con una doble circulación. Un pasillo conduce directamente de la puerta de entrada a la zona de servicios (cocina y despensa) alrededor del patio de luces y con puerta a las principales dependencias de la casa. Estas dan a la calle, con balcones y en enfilade, es decir, todas las habitaciones conectadas entre ellas. En todos los suelos encontramos pavimentos de la casa Nolla y en las ventanas de las puertas interiores y de las ventanas del patio interior cristales gravados al ácido de temas vegetales japonizantes, cristales coloreados o impresos con texturas. Estos vidrios fueron realizados en los talleres de Cayetano Pons, que en ese momento estaba situado en la calle de Poniente (actual Joaquim Costa) nº 3 y 3bis. En los techos yeserías con molduras neorenacimiento, neobarroco o modernista según la sala. En una de las habitaciones se han conservado restos de un arrimadero pintado con tijas florales en formas coup de fouet. Todo un interior burgués que ahora está siendo adaptado para convertirse en un alojamiento con un diseño a escala humana.

La casa quedó desfigurada por la remonta de un piso, posiblemente, en los años 70.
Los constructores de la casa fue la familia Padró, unos contratistas que edificaron multitud de casas de renta en el Eixample durante tres generaciones. Como curiosidades, Josep Padró era accionista de la fábrica de cervezas Miklas & Musolas, que en 1910, se fusionaría con Cervezas Damm. Su hijo Marcelino Padró fue una de las empresas responsables de la construcción de los refugios anti aéreos en Barcelona durante la guerra civil.

La familia Balcells hizo algunas mejoras en la casa, como añadir las tribunas de madera de la fachada, en el principal, que no aparecían en el proyecto original, una obra menor del gaudinista Juli Batllevell. En los años 20, los Balcells, instalaron en el principal las oficinas de representación en Barcelona de la inmobiliaria que tenían en La Habana, en lo que hoy es una pensión.
(Fuente: delmodernismo.wordpress.com)

    Mapa de situación


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Comments