INICIO

Hola mi nombre es Francisco y soy aficionado al mundo de las psitacidas, junto con mi pareja Carme hemos empezado este nuevo proyecto llamado Vilaninfas.
Con esta web deseamos compartir nuestros conocimientos en el mundo de las ninfas y poder compartir esta afición con el mayor número de personas.

Desde muy pequeño los pájaros me han atraído de una forma u otra. Recuerdo que de pequeño iba a casa de mis abuelos donde mi abuelo poseía una gran colección de pájaros silvestres como jilgueros, verderones y pardillos. Contaba con más de trescientos ejemplares entre jaulas individuales y pajareras y cuando iba a visitarlos ayudaba a mi abuelo con la limpieza de las jaulas y a darles de comer, y así se pasaba la tarde. Recuerdo recorrer toda la comunidad junto a él para presentar algunos ejemplares a concursos de canto cosechando algún que otro premio. 

Poco a poco fui creciendo y empecé a interesarme por el mundo de los loros atraído por sus colores y su capacidad para hablar. Cuando tomé la comunión el primer regalo que pedí fue una pareja de loros lamentablemente no me regalaron lo que yo tenía en mente pero eran unos loros poco vistos por aquí. Eran una pareja de agapornis roseicolis, intenté la cría con ellos pero nunca lo conseguí, hicieron varias puestas pero acababan rompiendo los huevos. Ya fuera por mi juventud o por desconocimiento la cosa no llego a más y tuve los agapornis unos ocho años hasta que murieron. 
Paralelamente mi tía siempre tenía algún loro, alguno fue un regalo y otros se habían escapado y los recogía. Un día le regalaron una ninfa que aunque no era papillera era bastante dócil e imitaba alguna canción. Su colorido no era espectacular pero sus mofletes unidos a una cresta que subía arriba y abajo la hacían un ejemplar gracioso.

Cuando llegue a la adolescencia deje de lado el mundo de los pájaros  bueno ese mundo y el mundo en general ya que a esa edad solo tienes en mente el divertirte y pasarlo bien, aunque los pájaros seguían acompañándome pero ahora en la cabeza, la tenia llena de ellos.

Una vez pasada esa etapa volví a pensar en loros pero esta vez a gran escala. Con mi primer sueldo me decidí a comprar un loro papillero, después de informarme sobre las especies que más me gustaban me decidí en comprar una hembra de eclectus aruensis. La empapillé desde pequeña con tres tomas diarias hasta que poco a poco fue comiendo sola.Todo genial hasta que un día cuando tenia unos tres años, estaba la ventana abierta, se asusto, salió volando y no la pude recuperar.

Después de un periodo me decidí a adquirir una pareja de algún ejemplar más pequeño para poder tenerlos en casa y más adelante intentar la cría con ellos. Me informé un poco y acabé adquiriendo una pareja de ninfas lutinas papilleras que aun hoy siguen conmigo.

Unos años más tarde junto con Carme, montamos un voladero en el jardín de su casa y adquirimos varios ejemplares para empezar la cría y selección de ninfas. En concreto la mutación carablanca es la que más nos atrae por la belleza de los ejemplares combinados con otras mutaciones. 

La idea es la de ampliar en breve las instalaciones actuales pasando a tener diez jaulas de 1x1x2 m para alojar a diez parejas y mantener la voladera actual para que los jóvenes puedan desarrollarse correctamente. No contemplamos el tener más de diez parejas de cría ya que preferimos anteponer la calidad a la cantidad.
En un futuro no muy lejano queremos adquirir ejemplares edged para poder llegar a obtener carablancas manchados edged. Para ello se necesita encontrar ejemplares de calidad para ir mejorando la linea.

Actualmente soy el socio de psitacultura nº 322 y socio de una nueva asociación ornitológica cercana a mi localidad la Asociación Ornitológica Alqueriense con  número de socio nº 17. Tambien soy criador nacional nº 4R34