Cuando surgió el auge de la televisión por satélite, allá por los años 80 del siglo pasado, los tejados y las fachadas se poblaron de parabólicas y la industria Mier Allende fue la principal fabricante de las  mismas;  aquí su historia.

 Los fundadores de la industria Mier fueron los hermanos Pedro y Ramón Mier Allende, asturianos originarios del concejo de  Peñamellera Alta  que emigraron a  Cataluña en los años 40.  Ambos  acabaron trabajando en un taller de radios de los que hoy consideramos históricos aunque apreciados tanto  por los coleccionistas de antigüedades como por los aficionados a la radiotécnia. Eran los receptores a lámparas con los que se escuchaba la radio en la España de la postguerra y más tarde a lo largo de los años 60 y 70. En Barcelona los Mier fundarían radio Lyra y del taller saldrían las radios de la marca Azor, además de patentar un exitoso intercomunicador. Posteriormente fundarían la empresa Electromecánica Mier Allende, que llegaría a ser muy conocida en el sector como EMMA y de dónde saldrían innumerables antenas tanto para las viviendas como para el automóvil, un mercado  asimismo  de fuerte crecimiento en aquellos años. Los hermanos Mier también llevarían la representación y la importación de equipos de prestigiosos fabricantes  mundiales,  como fue el caso de Phillips. 

D. Pedro Mier Allende (derecha) y D. Pedro Mier Albert.

Y unos cuantos años más tarde, con el surgimiento de los satélites de televisión, los Mier desarrollarían un innovador conversor de frecuencia para las antenas parabólicas y se involucrarían en la modernización de  los sistemas de comunicaciones con motivo del mundial de fútbol de 1982.  Una nueva empresa surgiría en La Garriga, Barcelona,  bautizada como Mier Comunicaciones, que no sólo llegaría a ser  líder en el sector  sino que además,  llevarían a cabo  trabajos para proyectos espaciales de la Agencia Espacial Europea. Pedro Mier llegaría a presidir la Asociación de empresas electrónicas Aniel, la Confederación de Empresas Electrónicas Cedei así como el salón de Expotrónica en la Fira de Barcelona además de  compaginar otros cargos,  como por ejemplo, consejero en el Instituto Fomento Regional de Asturias. Y es que  D. Pedro Mier nunca perdió el contacto con su tierra y en los años 80, el entonces presidente del Principado de Asturias, Pedro de Silva, le visitaría en su finca de verano en Nueva de Llanes para intercambiar algunas ideas con respecto a la reindustrialización de la región, muy castigada por el declive en los sectores tradicionales como fueron la construcción naval y la minería.

 

En el momento de escribir estas líneas, Pedro Mier está  disfrutando de su retiro en Asturias y  el legado  cayó sobre los hombros de Pedro Mier Albert. Mier Albert nació en Gerona en 1952 y es ingeniero superior de telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Cataluña en donde también fue profesor durante algunos años y  dirigiría la empresa familiar Mier Allende SA  para fundar, en 1987, Mier Comunicaciones SA. Mier Albert también fundaría y presidiría la asociación Proespacio y llegaría a ostentar varios  cargos en diferentes asociaciones como por ejemplo en la Asociación de Barcelona de la Aeronáutica y del Espacio. En el año 2015 la empresa Mier Comunicaciones se integraría en Tryo Technologies, con sede en Bilbao, y Mier Comunicaciones junto a Rymso Espacio  formaría el grupo Tryo Aerospace, manteniendo sus sedes en Arganda del Rey y en La Garriga; en el año  2018 Tryo  Aerospace sería adquirida por Sener.         

                                                                  Interesante vídeo con entrevista a Mier Albert.

https://play.vivocom.eu/28350602/video/cmsid/777923/?Alto=420&Ancho=750