AQUÍ HAY MAKER.

    Arduino, IoT (internet de las cosas), jornadas TEDx, robótica educativa, FabLab, Start-up, coworking, drones, SDR  (radio definida por software) y sobre todo, impresión aditiva o 3D forman parte de lo que en este último decenio se ha denominado mundo maker, un fenómeno generalizado  y participativo a nivel global. En cualquier región del mundo, tanto del mundo desarrollado como en vías de desarrollo, se encuentra algún centro FabLab o al menos, algún  grupo coworking  entorno a la nueva tecnología que han dado resultados sorprendentes e inverosímiles años antes, desde encender algún dispositivo doméstico con el móvil hasta acceder al espacio  con un cubesat.

    A decir verdad, “maker” es la denominación actual de algo que siempre existió, pero en etapas anteriores a la globalización los apasionados por hacer cosas  estábamos metidos en el bricolaje eléctrico o mecánico y si nos centramos en los años 80, sin internet, ni móviles, se enredaba con el aeromodelismo a base de madera de balsa, el tuneado de vehículos, la radioafición, la banda ciudadana CB (aquellas antenas altas en los coches y balcones) y sobre todo la radiotecnia: radio y televisión aún con las válvulas termoiónicas... y mas tarde el spectrum y los primeros PC.  Fueron aficiones locales y siempre era lo mismo y no había más. Pero el cambio al siglo XXI nos trajo muchas, muchas novedades y de repente, se desarrolló la impresión 3D, la electrónica basada en  arduino, la digitalización, las actividades profesionales con drones (primera promoción de pilotos certificados en RPAS),  o el emprendimiento entorno a  las start-ups surgiendo  un mundo nuevo y amplio, de posibilidades infinitas especialmente  para jóvenes emprendedores pero que algunos senior, que veníamos de experimentar con el clasicón mundo analógico, también supimos aprovechar. 

Antes y ahora: De la laboriosa y rígida electrónica con válvulas y transistores pasamos al arduino, económicas placas electrónicas programables con infinitas posibilidades. De las pesadas y caras radios multibanda pasamos al "chip prodigioso", el  SDR, que se puede llevar en el bolsillo y con el que podemos recibir todo el espectro electromagnético, desde la FM, los aviones, mensajes Inmarsat, imágenes de los satélites o radioastronomía. De aeromodelos con estructura de madera de balsa pasamos a drones de fibra de carbono capaces de portar cámaras de filmación profesionales.




La tercera revolución industrial... en casa. La impresora 3D lo ha cambiado todo incluyendo el modelismo espacial. Aquí la impresora en proceso de montaje y el diseño con FreeCad de las piezas a imprimir de la segunda etapa del modelo a escala del Ariane 6.


Se puede digitalizar e imprimir en 3D de todo, desde monumentos hasta personas. Aquí escultura de Romualdo Alvargonzález...
... y de quien escribe:


Abajo, reunión, o mejor dicho hoy en día, coworking, en el FabLab del Centro de Arte Laboral de Gijón.  El mismo día que se fundaba la asociación de emprendedores de Start-ups en el centro tecnológico de Gijón, al otro lado de la avenida, en el Centro de Arte Laboral, fundábamos la Asociación de Pilotos de Drones. Y la imagen sospechosa de este trío con tanta X no es lo que parece, se trata de un encuentro TEDx, el congreso de moda en el mundo del maker.