En los comienzos de la carrera espacial, los chicos de los Estados Unidos querían emular a los pioneros de los cohetes construyendo sus 
propios cohetes de pólvora, provocando  no pocos accidentes fatales;  incluso von Braun llegó a salir en la televisión para prevenir a 
los jóvenes experimentadores de los riesgos de la pólvora casera. En 1958, Vern Estes desarrolló un sistema de kits de cohetes pensados
para el montaje y disparo seguro de los mismos, la empresa, que posteriormente se llamaría Estes Industries, los sigue fabricando en la 
actualidad para todo el mundo desde su sede en Penrose, Colorado. Aunque siguen siendo los centros educativos de los EE.UU. donde más 
kits de este tipo se siguen utilizando, en Europa también son conocidos por los entusiastasen Asturias los comenzamos a utilizar  
en los orígenes de este hobby en la región y en la actualidad volvemos a ellos  para destinarlos a los talleres educativos para escolares.

Vernon Estes



 SPACE CAMPUS en Guimarán, Navidad del 2016, Carreño, el primer taller de cohetes educativos realizado  en Asturias:









 
La prensa y la televisión hizo acto de presencia coincidiendo con una transmisión por radio desde la Estación Espacial Internacional. 

Los talleres se realizaron en el centro educativo del Neolítico, anexo a lo que en su tiempo fue un histórico aeródromo. 


Lanzamiento en el aeródromo de Los Oteros, León, mayo de 2017:


Cohetes educativos en clase:


Comenzamos a realizar modelismo espacial en el Parque de la Vida de Luarca, Mayo 2018: