Acción de Cáritas


 

¿QUE HACEMOS?

Nuestro país está pasando por una profunda crisis de carácter moral y resulta imprescindible volver a delinear juntos cuál es el significado del bien común.
En el documento
"La Nación que queremos", los obispos expresaron que "la Argentina hoy está postrada, porque en vez de casa común a construir con el esfuerzo de todos, ha sido convertida en presa de rapiña para algunos".

En la "Oración por la Patria", reiteraron que lo que "necesitamos es recrear una Nación cuya identidad sea la pasión por la verdad y el compromiso por el bien común".

Se trata entonces de recrear un bien común que permita a las personas desarrollarse como tales, crecer con la dignidad de hijos de Dios.

La acción de Cáritas
La crisis económica, social y política que se viene dando en nuestro país en los últimos años produjo la exclusión del sistema productivo y la caída de ingresos de una franja importante de ciudadanos, generando diversos impactos como el aumento del desempleo, el deterioro de la salud, la nutrición, la educación, y la desintegración del tejido social, entre otros.

La población demanda la atención de sus necesidades básicas y soluciones alternativas para crear y sostener las redes de contención, de promoción y de capacitación social.

Por su misión y funciones Cáritas no busca reemplazar al Estado en su responsabilidad de llegar con acciones directas a toda la población. La estrategia de Cáritas Argentina es la complementariedad y la articulación con el Estado y otras organizaciones de la sociedad en la asistencia a personas y familias en situación de pobreza, y la identificación y apoyo de experiencias innovadoras que sean signo de una concepción de desarrollo humano.

Transformar la realidad.
El problema de la pobreza es multidimensional dado que abarca cuestiones referidas a la cultura, al trabajo, a la salud, a la educación, al medio ambiente y opera como un sistema. Significa, por lo tanto, que no se puede intervenir aisladamente en un aspecto sin tomar en cuenta sus repercusiones en el resto. Se requiere un enfoque sistémico e interdisciplinario que permita operar sobre la realidad de pobreza que se quiere transformar.

En este sentido, se privilegian iniciativas proyectadas y con características de permanencia, cuya continuidad ofrezca la posibilidad de una verdadera promoción en las comunidades donde se implementan.

Las acciones de Cáritas en el marco de la Asistencia, la Promoción Humana, la Incidencia y la Formación, intentan ser una respuesta frente a la crisis desde los valores de la justicia, la solidaridad y la dignidad humana.

Esta es la gran razón para seguir teniendo esperanza. Una esperanza que es energía creadora en la búsqueda de nuevos caminos y que se expresa en los miles de brazos que se extienden día a día acompañando a tantas familias con su esperanza puesta a prueba.

 

 

Volver

 

Fuente: www.caritas.org.ar